red43.com.ar
Llegó El Horcón: "Volver... Con la frente marchita"

VISITAS HOY

4872

X

Llegó El Horcón: "Volver... Con la frente marchita"

El Horcón

Una nueva entrega de la columna de opinion

El Horcón hoy comenta sobre la vuelta de argentina al FMI; la falta de diálogo político en el país y los curriculums recepcionados en evento sobre minería en Madryn.

La decisión de Argentina de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) fue reflejando por la prensa del mundo destacando el alto costo político que este hecho implica para Macri. 

Términos nada favorables para el país ocuparon los titulares de los principales medios del mundo: ajustes, crisis, tragedia económica, recortes, hundimiento y poca credibilidad en el peso, fracaso, descontento por alta inflación, reducción del gasto público, costo político para Macri y más. Nada favorable para que la inversión tantas veces anunciada, añorada y salvadora llegue de una vez a Argentina.

Y para los ciudadanos de este país decir FMI es recordar épocas de ajustes y crisis tremendas donde al fondo ponía sus condiciones -los gobiernos aceptaban- y luego los requerimientos no se cumplían por diversos motivos. En la memoria popular quedó más marcado lo nefasto de la entidad financiera y en menor medida la impericia de los gobiernos de turno que llevaron, con sus políticas erráticas, a situaciones límites al país y a culpar al FMI cuando fueron -quienes nos han gobernado- los verdaderos responsable de  las penurias económicas que han atravesado y atraviesan la mayoría de los ciudadanos.

En la actualidad, pocos gobiernos piden su ayuda al FMI,  entre los que lo hacen figuran Ucrania, Egipto, Kenia y ahora Argentina.

“No hay otra alternativa” no cesa de repetir el gobierno. Desde varios ámbitos de la oposición no solo plantean que sí la hay o la hubo, pero que el gobierno con oídos sordos y su cuota de soberbia, siguió con su ¿rumbo? económico creando una propia encrucijada.  

La tarea de generar confianza en el país y fuera de él, es ardua para Cambiemos, no basta con un buen marketing que haga ganar elecciones, lo más difícil viene luego: gobernar. El liderazgo, la confianza y el conocimiento, más allá de los buenos deseos, no hay encuestas ni campañas sofisticadas que puedan sustituirlo.

Por el momento y pensando a futuro –si puede- coma saludable y haga ejercicio, como mínimo, para cuando llegue la edad jubilatoria que va a aumentar, tenga, al menos la posibilidad de mantener la movilidad.

 

ARGENTINA SIN DIALOGO

La falta de dialogo desde todos los ámbitos de gobierno desde lo nacional, provincial y municipal se está convirtiendo ya no solo en un deseo de algunos sectores fuera de los gobernantes que en cada una de estas instancias nos toca. Es una necesidad imperiosa que los difíciles momentos económicos y políticos por los que atravesamos demanda, no solo de unos pocos sino la sociedad en general que no vislumbra posible salida a la crisis que atravesamos sin un consenso de fuerzas disimiles que apunten a lograr que el país salga del actual estancamiento generador de pobreza, inseguridad, falta de educación y salud y otros tantos males que nos aquejan.

Comenzando por lo más cercano que es el gobierno municipal, el intendente no responde al pedido de dialogo con la oposición pero también de ello se quejan colaboradores y referentes que votaron o hicieron posible su llegada a la intendencia.Ya las divisiones y faltas de acuerdos son públicas, notorias y sin secretos para nadie. 

En la provincia sucede otro tanto: nadie parece verdaderamente interesado en que Arcioni cumpla con el mandato hasta el 2019 y ni desde la propia casa de gobierno ni menos desde la oposición,  se plantean los consensos necesarios que la actual coyuntura requiere. 

El gobierno nacional, por dictar el rumbo del país, es quien más nos tiene en vilo a todos los argentinos, las noticias este año, luego de dos en el poder, no pueden ser más desalentadoras. El ciudadano de a pie –en definitiva la mayoría de los argentinos-  ya no tiene tiempo ni de desilusionarse, no hay lugar para un respiro cuando las vicisitudes son tantas y complejas.

Hay que dialogar entre políticos, opositores y gobernantes, los argentinos tenemos un país que necesita de sus representantes compromiso y desapego al poder, priorizando a los que tienen mejores y mayores capacidades de resolución de proyectos. Son momentos de altruismo para, de una buena vez, construir para la mayoría sin egos y sin ambiciones.

 

¿PARA QUÉ?

La ley 5001 está de nuevo en la mira de todos, fundamentalmente por el acápite de la zonificación que  la antiminería  reclama que no se realice y que –definitivamente- Chubut sea una provincia sin minería frente a los que impulsan este recurso para que se desarrolle en determinadas zonas de la provincia.

Lo curioso es la recepción de curriculums en Puerto Madryn en el marco del evento “Minería, la otra industria de Chubut” organizado por la Asociación Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera, que cuando menos es una manifestación de deseos, cuando aún no está creado el marco legal para que la esa industria funcione en Chubut. No hay que ilusionar a los que no tienen trabajo con posibilidades que no se sabe si se concretarán.

 

CHISTE DE YAPA

Cuando Albert Einstein murió, se encontró en la cola del cielo, ante las puertas de San Pedro, con tres argetinos.

Para pasar el tiempo, preguntó cuáles eran sus coeficientes de inteligencia.

El primero dijo 190. "Maravilloso, podremos discutir la contribución de Niels Böhr a la estructura del átomo y los efectos gravitatorios a nivel cuántico".

El segundo respondió 150. "Podremos hablar del calentamiento del planeta y de la legislación necesaria para evitar el deterioro de la capa de ozono".

El tercero balbució 50. Einstein dudó un momento y luego añadió: "Bien, ¿cuál es su previsión para el déficit presupuestario el año que viene?"

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Llegó El Horcón: "Volver... Con la frente marchita"

Una nueva entrega de la columna de opinion

Logín