red43.com.ar
Ellos proponen, usted decide. Hoy, Crhistian Pasquini

VISITAS HOY

19710

X

Ellos proponen, usted decide. Hoy, Crhistian Pasquini

foto
video

En esta edición de Ellos proponen, usted decide, invitamos a otro de los precandidatos, Crhistian Pasquini. Se postula por el Frente Federal Chubutense.

Pasquini es esquelense, abogado y actual concejal de la ciudad desde 2015. Tiene 43 años y dos hijos. Es amante de la pesca y es el precandidato más joven.

Le pedimos presentar sus posturas, en entrevista con Ricardo Bustos. Entre otros temas, expresa su opinión sobre el SEM, el nuevo hospital y su sueño de hacer un “Esquel inteligente”, vinculado fuertemente con la tecnología.

Te invitamos a ver la entrevista completa en video.

P: ¿Cuál es tu diagnóstico de la ciudad?

R: Estos cuatro años de trabajo en el Concejo Deliberante han sido muy fructíferos, se aprende mucho. Cuando yo quería ser concejal, tenía una imagen del municipio, del estado, y estar cuatro años dentro de la municipalidad me enseñó el funcionamiento interno y que a veces las cosas no son tan rápidas ni tan fáciles como uno piensa de afuera. El televidente, el oyente, el vecino que te dice “por qué no hacen así” o “por qué no van más rápido”. Mi diagnóstico de la ciudad de Esquel es que tenemos una ciudad que es sumamente linda para vivir, una ciudad hermosa, pero que está fragmentada socialmente, y creo que estos cuatro años, producto de factores económicos externos a la ciudad de Esquel, han hecho que tengamos vecinos que vivan muy bien y vecinos que vivan muy mal. Cuando uno charla con los vecinos en el concejo, los visita en sus hogares y recorre los barrios, se da cuenta de que hay situaciones sumamente complicadas, familias que están en vulnerabilidad social absoluta, y creo que en vez de gobernar para todos se ha gobernado para un solo sector de la ciudad, y se ha generado una grieta en nuestra sociedad. También creo, y este es mi diagnóstico, que quizás no se ha puesto el eje en las cuestiones que son urgentes y necesarias para los vecinos de Esquel. Hay un quebrantamiento social y una grieta que se nota cada día más.

P: ¿Cuáles serían tus primeras tres medidas en los primeros tres meses?

R: Tenemos que planificar un Esquel para el hoy, porque, en realidad, el día a día te va comiendo. Uno lo ve en el concejo, que a veces dice “me siento en la banca y planifico”. En realidad, después tenemos problemas y vicisitudes que hacen que, de alguna manera, uno no pueda sentarse y planificar un Esquel a 5, 10 o 20 años. Entonces creo que hay dos etapas o dos momentos: uno es decir bueno, cuáles son los problemas urgentes y diarios, y cómo vamos a planificar un Esquel a 5, 10 y 20 años. En esa planificación, creo que tiene que haber un acuerdo de todas las fuerzas políticas, no del que esté gobernando circunstancialmente, y en ese sentido vamos a avanzar, me gustaría hacer un acuerdo programático. Otra cuestión es las primeras medidas. Las tres primeras medidas que yo haría son producto de que, en nuestro diagnóstico, el problema que hay en nuestra ciudad es la alta desocupación por un lado y la falta de vivienda o, para los que tienen vivienda, la falta de servicios básicos. La carga impositiva es alta en un sector importante de la sociedad, que es el que contribuye con los impuestos directos a la ciudad de Esquel: los comerciantes. Creo que hay que bajar la carga tributaria de los comerciantes. Hay que volver al esquema original de 50, 60 % de bonificación, hay que evaluar la TISH y esto es una proyección a 5, 10 años: cada vez tenemos menos habilitaciones comerciales. Tengo que controlar el gasto y bajar los impuestos. La segunda medida que tomaría rápidamente, me ocuparía de los servicios básicos de la ciudad de Esquel: luz, agua, cloaca y gas. Hay una cantidad enorme de vecinos de Esquel que no tienen redes de gas. Eso hay que gestionar, quizá con recursos propios, en la provincia del Chubut. Me van a tener cada 10 días en Rawson gestionando con el gobernador. También incluiría a esos vecinos que tienen todo pero no tienen pavimento: creo que la ciudad de Esquel tiene hoy 600 cuadras de ripio, hay que armar un plan programático para asfaltar. Con adoquines, con un plan de consorcio. También hemos charlado que la provincia colabore con la ciudad de Esquel o quizá con un conglomerado de ciudades cordilleranas para comprar una planta de pavimento: tener una planta propia que facilite pavimentar las calles de ripio de Esquel y de las ciudades cercanas. Me falta un tercero. Creo que los políticos tenemos que facilitarle la vida al vecino de la ciudad de Esquel, y no complicársela. En eso yo quiero un estado ágil y moderno, en que podamos tener un carnet de conducir o una habilitación en un par de horas, y esto que he dicho muchas veces, que el SEM le ha perjudicado la vida a Esquel y los turistas y creo que ese sistema no sirve, y como no sirve hay que eliminarlo.

P: ¿Con cuántas secretarías harías funcionar tu gobierno?

R: Yo creo que las áreas de gobierno fundamentales son el secretario de gobierno, obras públicas y hacienda. También son muy importantes la secretaría de desarrollo social, turismo. Yo tengo una idea de que cultura, deportes y turismo deberían ser una sola secretaría con tres subsecretarías. Producción y empleo debería estar dentro de gobierno. Uno ve el trabajo en la municipalidad y el de producción y empleo, y ve que es dispar. Me quedaría con 8 y creo que también habría que suprimir subsecretarías y direcciones que ha creado esta gestión. Ha engrandecido la planta política.

P: ¿Qué áreas del municipio suprimirías o crearías?

R: Creo que ese organigrama no puede ser fijo y estático, porque muchas veces se crean subsecretarías y direcciones. Creo que hay, en la gestión actual, una planta política que excede el organigrama: una secretaría de cultos… Esa temática quizás hay que abordarla, pero no creando una dirección.

P: En su discurso inaugural Ongarato dijo: "tengo 900 empleados y apenas 2 para limpiar las calles". ¿Es un número adecuado, necesitás más empleados?

R: Sí, ahí hay un dato erróneo: en este momento, hay más empleados en planta. Hay dos esquemas en la municipalidad: empleados en planta y contratados. Esta gestión pasó muchos empleados a planta, con lo cual hoy tenemos más empleados. Cuando Sergio asumió, los 900 empleados eran los de planta más los contratados. Creo que, respecto de otras municipalidades, quizá hay un exceso de empleados, pero en realidad no se los puede despedir. Lo que sí hay que ver es decir bueno, qué hacen los empleados, dónde son necesarios y dónde no. Y me parece que hay un desorden generalizado respecto de algunas situaciones del municipio. El otro día, cuando había un problema en el natatorio, que desbordó para pagar la pileta, el día que iniciaba, había una sola empleada. Yo consulté con algunos padres que estaban y manifestaron que había una sola porque la otra había salido de vacaciones: estuvo tres meses la pileta cerrada y cuando se inicia la actividad sale de vacaciones. Hay un desorden generalizado respecto de lo que hacen, y me parece que lo que falta es ordenar la tarea y ordenar lo que hacen los trabajadores.

P: ¿Qué tres áreas, hablando ya de la ciudad hacia afuera, de infraestructura básica municipal, creés hoy que es necesario que reciban inversión?

R: Dentro de la ciudad, claramente, el problema que hay son las redes de gas, porque eso lo manifiestan los vecinos y está estudiado por las propias áreas municipales: es fundamental, creo que se puede hacer rápidamente y solucionaría un problema enorme para la calidad de vida de los vecinos. Y después, hay que pensar en obras de mayor envergadura que tienen que ver con la planta de tratamiento de líquidos cloacales, costosísima y que la Cooperativa ha manifestado claramente que está saturada, que hay que solucionarlo de forma urgente. Cloacas y luz, hay muchos vecinos de la ciudad de Esquel que no tienen, pero no está desbordada la cuestión: creo que hay que pensar también en la planificación de un acueducto del Arroyo Buitrera o quizá soñar con una obra mucho más importante, como podría ser del Río Grande o de la represa, que proyecte a Esquel y que no tengamos problemas de agua por los próximos 50 años. El hospital, ahí disiento con el actual intendente: si bien es necesario un nuevo hospital, la envergadura de lo que sale; hemos charlado hace pocos días con el director del hospital y dice que el hospital que tenemos, con la reforma que vendrá, es suficiente. Así que creo que es eso: gas, como primera cuestión, rápida, fácil; la planta de tratamiento de líquidos cloacales; y pensar en una obra de cierta envergadura a nivel nacional, hay recursos para obtener fondos para captar agua.

P: Una ciudad con todo eso resuelto o en camino de resolver se puede tornar atractiva para inversores. ¿En qué rubros buscarías inversión privada?

R: Yo tengo un sueño de hacer un Esquel inteligente, una ciudad vinculada claramente a la tecnología, a la generación de software, a que se radiquen esas empresas. De hecho, he tenido una charla hace poco con la Universidad del Chubut y les planteé la necesidad o este proyecto de ciudad, y si se podía estudiar esa carrera acá. Me dijeron que sí, que era posible. Con estudiantes que terminan la secundaria, que a veces no saben qué estudiar, con una carrera que sea de vanguardia. Creemos profesionales en ese sentido. Y, esos profesionales, que apliquen sus conocimientos en la municipalidad, en el estado municipal, desde cosas hasta básicas, puntos de wifi gratis en la ciudad, empresas que se radiquen y que tengan costo cero en la ciudad de Esquel, vinculadas a estas cuestiones. Hay puntos del país que han hecho esto y que han crecido como ciudad y como región. Podríamos exportar tecnología. Yo sueño con esa ciudad y con una ciudad con un gobierno abierto, vinculado a esta ciudad inteligente. Esto del carnet de conducir, esto de que el contribuyente sepa a qué empresas están contratando, quiénes son los proveedores del estado, cuánto se paga en publicidad. Ese tipo de tecnología y todo lo que esté vinculado a eso: iría a buscar esos inversores y tendrían beneficios fiscales. Y las otras dos cuestiones tienen que ver con el desarrollo turístico, fortalecerlo. La tercera cuestión, con los proveedores locales, vinculados a la producción de cerveza artesanal y todo lo que tenga que ver con la agroindustria, todo lo que sea producción.

P: ¿Qué vinculación imaginás vos con el inversor privado que venga a desarrollar el centro de esquí?

R: Respecto a La Hoya, lo he planteado públicamente. Creo que La Hoya, La Trochita y el Parque Nacional tienen que ser atractivos turísticos que le sirvan a la ciudad para que despeguemos como ciudad turística. Nosotros no somos una ciudad turística: somos una ciudad con turistas. Y el acompañamiento tiene que ser pleno, estamos en la misma línea que el gobernador Mariano Arcioni, diciendo bueno, este es el camino para que La Hoya le sirva a Esquel. La Hoya le ha servido a algunos empresarios para hacer sus negocios, y está bien, pero no le ha servido a Esquel para que despegue turísticamente. Y me parece que no hay nadie en la región que tenga la espalda para poder tener un centro de esquí. Yo, como intendente, como esquelense, como concejal en este momento, lo que quiero es que el centro de esquí le sirva a Esquel para que vengan turistas, para que acá, en vez de tener 500 turistas en el cerro, tengamos 5000 o 10000, y Esquel desborde de turistas, y tengamos más hoteles, tengamos más comercios, tengamos más chocolaterías, más boliches, más restaurantes, que eso va a atraer más agencias de viaje. Y todo eso trae empleo, que es el gran problema que tenemos en la ciudad de Esquel.

P: Un proceso similar al que está impulsando al gobierno para La Hoya, ¿creés que es aplicable a La Trochita?

R: La Trochita le tiene que servir a la ciudad de Esquel para que vengan más turistas. Si cualquier esquema que busquemos es el mejor para que vengan más turistas, ese tiene que ser. Ahí es más complejo, porque La Hoya es de CORFO, de la provincia, y La Trochita en realidad es del estado nacional. Creo que sería muy bueno que todos los partidos políticos podamos avanzar en un consenso para que el estado nacional transfiera el ramal o este pedazo del ramal, a la provincia, porque en realidad La Trochita no solo es de Esquel sino que es de Esquel y El Maitén. Pero creo que la idea tiene que ser que tiene que servir turísticamente, que en vez de salir una vez a la semana, dos veces, ojalá pudiera salir 4 o 5, hasta en la noche. Uno conoce trenes turísticos como el de Salta o el de Ushuaia y en realidad tiene que contratar el voucher, capaz, 15 días antes, porque desborda de turistas.

P: ¿Por qué querés ser intendente?

R: Desde lo personal y desde la utopía, pienso que quizá pueda cambiar las cosas, y también soy partidario de la idea de que hay que involucrarse. Es muy fácil tirar piedras desde afuera, como en un partido de fútbol. Es muy fácil estar en la tribuna diciendo lo que tiene que hacer el director técnico, el 10, el 2, pero es muy difícil desde adentro. Me parece que hay que jugar, y ojalá hubiera mucha más gente que participe en política, en cualquier espacio político, pero que participe desde adentro. Ojalá que nosotros tuviéramos, en nuestro espacio político y en nosotros, mucha más gente que esté discutiendo política, qué hacer o qué no hacer. Me parece que es la forma de cambiar. La forma de mirarlo de afuera, criticar en un asado, en un bar, en un grupo de amigos, o mandando un mensaje a la radio, me parece que no es la forma. Creo además que tengo la edad, tengo 43 años, esa edad me da las ganas. No soy joven pero soy el candidato más joven. Tengo las ganas, tengo el equipo, tengo las ideas y estoy convencido de que vamos a hacer mucho por Esquel.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS

Ellos proponen, usted decide. Hoy, Crhistian Pasquini

Logín