red43.com.ar
Al fin: ¿Vamos hacia una ciudad turística?

VISITAS HOY

20904

X

Al fin: ¿Vamos hacia una ciudad turística?

El Horcón

Una nueva entrega de la columna de opinión de "El Horcón"

Comienza una nueva etapa para La Hoya. La administración, desarrollo y explotación del Centro de Esquí estará en manos privadas a través de un contrato de concesión a la empresa Transportes Don Otto.

Las expectativas, a tan poco tiempo del comienzo de la temporada invernal, son altas; incluyen la sobrevivencia de comerciantes que han apostado al turismo y aquellos para los cuales la actividad implica que su negocio no languidezca o desparezca, como está sucediendo en los últimos meses: el cierre de locales es una postal que se repite.

La trasparencia  en cada paso  y los controles necesarios para que se cumpla con lo pactado -tenemos la oportunidad de hacerlo desde el comienzo- no deben faltar ni decaer en ninguna instancia. Corren tiempos donde la información puede estar al alcance de quien la necesite al instante, más en el caso que nos ocupa: un recurso netamente esquelense, de alto valor para la ciudad y la provincia.

Las expectativas son grandes; la empresa ha dicho que en el corto tiempo que queda -hasta el comienzo de la temporada- se puede tener una nueva confitería. El gobernador se refirió a la “trasparencia y honestidad” (todos esperamos que prevalezca) y no olvidó mencionar a quienes han hecho que La Hoya sea hoy una realidad turística: los “vecinos que hicieron tanto y aportaron para que el CAM funcione a lo largo de todos estos años”.

Esta temporada fue calificada por los inversionistas como de transición, dijeron apostar no solo al Centro Invernal, sino también al destino Esquel y apuntaron a que puede ser mejor que la pasada, dicho sea de paso de las peores que se recuerden. 

Más allá de las nuevas expectativas que se abren sobre las cuales esperamos que sean definitivamente positivas y para mejor vida en Esquel, no se debe olvidar que el incendio que provocó la destrucción total de la confitería La Piedra, fue   calificado de intencional y hasta la fecha ni se ha desmentido que así fuera o´ni se ha encontrado a los delincuentes que lo hicieron. Tampoco se tomaron las medidas y sanciones que, obviamente, debían tener aquellos que no se ocuparon de asegurar el inmueble. Que haya estado en manos del Estado no es un aval para que se haga borrón y cuenta nueva; todo lo contario, cada uno de los contribuyentes necesita explicación y esclarecimiento.

El Aeropuerto y el turismo

Si bien son dos obras diferentes, el aeropuerto que se renueva actualmente, es una combinación que, junto al Centro Invernal, nos va a potenciar turísticamente. 

Con la terminal aérea modernizada las posibilidades de conectividad se amplían todo el año, algo que es imprescindible si definitivamente apostamos por el turismo, no solo en la ciudad; los beneficios alcanzan a toda la Comarca y más.

Es cierto que, en los tiempos que corren, la obra del aeropuerto en cuestión puede que no se vislumbre prioritaria para la realidad de un hoy empobrecido de muchas familias, pero por otra parte nadie puede negar lo que significa ya, desde el corto plazo, que crezca Esquel en conectividad con el país y con el mundo; una cosa lleva a la otra: esto también hará crecer a Esquel y multiplicar las posibilidades de trabajo fuera del estado, que por estos días es el mayor empleador de le ciudad. 

¿Estamos, finalmente, dando los pasos hacia un Esquel turístico? 

Si es así, también pensemos que debemos incluir desde la escuela el amor y conocimiento por los atractivos que tiene nuestra ciudad. Debe estar previsto que antes de terminar la primaria los estudiantes esquelenses visiten, por ejemplo, La Hoya. No es difícil; basta con el uso de una pequeña parte de los dividendos que deja la explotación del Cerro para el estado y se elabore un proyecto educativo que se ponga en práctica; nuestra contribución impositiva lo permite.

CHISTE DE YAPA

Entran dos chicos tarde al aula, y la maestra le dice a uno de ellos:
- Alumno, ¿por qué llegó tarde?
- Es que estaba soñando que viajaba por todas partes, conocí tantos países, y me desperté un poco tarde.
- ¿Y usted, alumno?
- ¡Yo fui al aeropuerto a recibirlo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Al fin: ¿Vamos hacia una ciudad turística?

Una nueva entrega de la columna de opinión de "El Horcón"

Logín