red43.com.ar
Precios Cuidados que no aparecen

VISITAS HOY

4722

X

Precios Cuidados que no aparecen

El Horcón

El Horcón hoy se refiere a los Precios Cuidados que no se encuentran en las góndolas y a la necesidad de credibilidad y confianza que necesita la política. 

Con cien nuevos productos incorporados a la lista de Precios Cuidados el gobierno piensa fortalecer esta iniciativa que en un principio del macrismo no se le dio mucha importancia.

Ya suman casi 500 productos incluidos en el programa. La realidad es que en Esquel son muy pocos los que se encuentran en las góndolas. 

Ha faltado fiscalización por de parte del estado. La tentación de los proveedores ante la brecha entre los productos de Precios Cuidados y los liberados es tal, que se incumple el acuerdo de mantener el stock en los supermercados, y tampoco se esfuerzan por mantenerlos a la venta.

Sin el gobierno presente para controlar los precios, que paliarían un poco la enorme crisis por la que atraviesa el país, de nada sirve que se siga anunciando el incremento de productos al programa, si no se encuentran los   acordados anteriormente

La realidad no se revierte en los medios de comunicación, ni tampoco con las buenas intenciones.

Si hay Precios Cuidados, que los vecinos encuentren los productos, que estén bien señalizados y que se controle y se sancione a quienes incumplan con los compromisos contraídos.

 

ARGENTINA NECESITA CREDIBILIDAD Y CONFIANZA

La falta de credibilidad y confianza en Argentina tiene un denominador común: falla la política.

La disconformidad social no es un “complot destituyente”. Es mucho más grande como crisis político social que económica

No es menor ni circunstancial el daño social que esto implica y las consecuencias que nos ha dejado la incompetencia política y lo que nos puede acarrear si se continúa con la mala praxis.

La sociedad argentina está en alerta y no es para menos, no da resultado cómo se maneja la política, el mundo cambia y en nuestro país se siguen con las viejas mañas que para peor llevaron a a situaciones límites.

El pueblo ha confiado y se han abusado de la confianza dada. No solo el gobierno ya sea nacional o provincial, la oposición tampoco ha sido seria ni ha cumplido su rol; la responsabilidad es compartida.

La respuesta a la confianza de los argentinos en la política ha sido inflación, mayores impuestos, menos trabajo, desconfianza en los inversores y un difícil panorama para la juventud que quiere estudiar, estos y algunos otros males, la política no ha podido resolver.

A lo anterior se añade la poca confianza en las instituciones y la falta proyecciones, ni siquiera a corto plazo. La dirigencia política que prioriza “amigos”, listas sábanas donde acceden a cargos ”importantes personas” sin condiciones mínimas de preparación, dirigentes que se reciclan y se enquistan. Hasta la fecha no hay sistema alguno que permita modificar la forma de elegir a nuestros representantes. Los partidos en muchos casos son personalistas, sin verdaderas internas que permitan un desarrollo político adecuado donde se seleccione a los mejores dirigentes.

La militancia rentada no conduce a nada y así funciona; el idealismo está lleno de buenos sueldos. 

Sin que la política rescate a las instituciones, a los dirigentes y se encamine con estrategias sin egos, sin corrupción y dando paso a que sean los mejores quienes dicten las pautas; difícilmente la economía saldrá de su crisis. Política y economía no pueden estar divorciadas. 

La economía no encaminará su rumbo si no va de la mano de la política basada en un sistema más democrático, con transparencia y acceso a la información, más honesto y con dirigentes que antepongan la ética y el trabajo por el bien común sobre los propios intereses.

 

CHISTE DE YAPA 

Finalizando la época comunista en la ex Unión Soviética, un inspector gubernamental se encargaba de realizar una encuesta sobre la cantidad de alimento que tres granjeros locales de aves de corral daban a sus pollos. 

Como el Estado centralizaba toda la planificación de la producción de alimentos, a cada granjero se le asignó 15 rublos para alimento de los pollos.

Pasado un tiempo regresó el inspector al lugar y preguntado el primer granjero, éste le indicó de manera honesta que solo había gastado 5 rublos en alimento para los pollos. El inspector entendió que se había embolsado los otros 10 rublos y rápidamente lo mandó encarcelar.

Al correr la noticia por la zona y apersonarse el inspector ante el segundo granjero, éste le contestó que había sobrepasado los 15 rublos para el alimento de los animales. El inspector entendió que se trataba de un claro caso de despilfarro o desperdicio dinerario, por ello también lo mandó encarcelar.

Finalmente el inspector va visitar al tercer granjero –que estaba enterado de la mala suerte de sus paisanos vecinos-¿Cuánto de los 15 rublos te has gastado en alimento para los pollos? 

El granjero demostrando entereza, valor y ser un futuro potencial capitalista le responde: -Yo les doy los 15 rublos a los pollos… ¡y que ellos coman lo que quieran!.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Precios Cuidados que no aparecen

El Horcón hoy se refiere a los Precios Cuidados que no se encuentran en las góndolas y a la necesidad de credibilidad y confianza que necesita la política. 

Logín