06 de Agosto de 2020
economia |

Antonena y la reestructuración de la deuda: "Tenemos entre 60 y 90 días para negociarla"

Luego de la autorización para refinanciar la deuda de Chubut, el ministro de Economía de la provincia comparte cuáles son los planes a futuro.

Luego de un largo proceso, la Legislatura dio, finalmente, el visto bueno a la reestructuración de la deuda chubutense, un proceso esencial para los planes del gobierno a futuro respecto a pagos de salarios de estatales y proyectos en general. El ministro de Economía, Oscar Antonena, celebró este logro y explicó que se dieron todos los pasos democráticos que se debían dar: con esto, se logra que la deuda, ahora, sea sostenible en el tiempo. Aún falta la negociación con los acreedores, que constituirá el próximo paso.

 

P: Primero que nada, ¿cuáles son las primeras sensaciones? Se demoró mucho el tratamiento y, finalmente, ahora ya está aprobado por la Cámara.

 

R: La verdad es que estamos muy contentos. Es un trabajo de muchos meses, donde tuvimos que dialogar, llevar información, como corresponde, y, finalmente, hicimos un informe la semana anterior. Hemos tenido muchos contactos con los diferentes bloques y la realidad es que, más allá de que es cierto que es una demora muy importante ‑porque la situación de estrés financiero que está atravesando la provincia es muy grave‑ fue necesario: fueron los pasos necesarios que, democráticamente y políticamente, se tuvieron que dar. El gobernador encabezó esta gestión y, desde el equipo de Economía, acompañamos con todo lo pertinente a la información, a las explicaciones, a las proyecciones: en fin, al plan que tiene la gestión Arcioni frente al futuro, para que Chubut esté posicionado en el lugar que realmente se merece y que tengamos una nueva estructura de deuda, acorde a un perfil sostenible en el tiempo.
 

 

P: ¿Cuáles son los siguientes pasos a seguir a partir de tener aprobada la renegociación? ¿Cuál es el plan para mañana, por ejemplo?

 

R: Los trabajos que tenemos que comenzar tienen que ver con la preparación de toda la documentación para poder sentarnos con los acreedores y formalizar la primera etapa, que es la presentación de la situación de Chubut, y así poder comenzar una estrategia de oferta, a los efectos de lograr el 75% de adhesión por parte de los tenedores de los bonos. Esa es una cláusula que tenemos que cumplir y, por lo tanto, vamos a estar focalizados en lograr esa aceptación. Así que va a ser un trabajo 7x24 porque los tiempos corren, todo este proceso de la ley nos ha insumido un tiempo muy importante: que fue necesario, lo reconocemos, pero de cara a la negociación con los acreedores nos ha quitado tiempo para poder formalizar estas negociaciones. Así que tenemos que agudizar y optimizar los tiempos a los efectos de que, prontamente, tengamos un acuerdo formal aceptado.

 


 

P: ¿Hay alguna estimación de cuánto puede llevar esto? ¿Cuál es el plazo que el gobierno pretende para llegar a un acuerdo?

 

R: Nosotros tenemos, como esto no es vinculante, que atravesar la ronda de negociaciones. Claramente, la Nación está en el mismo proceso, y vamos a estar en línea directa con la unidad de sustentabilidad de la deuda, de la órbita del ministro Guzmán. También otras provincias, como Neuquén y Tierra del Fuego, están haciendo lo propio. Hablar de plazos, tenemos que hacerlo lo más rápido posible.

 

 

Tenemos entre 60 y 90 días para poder lograr este acuerdo.

 

 

Cuanto antes lo hagamos, va a ser muy beneficioso para la provincia.
 

 

P: Mencionaba el acuerdo a nivel nacional. ¿Se va a tomar como referencia?

 

R: Los endeudamientos que tiene la Nación versus las provincias hidrocarburíferas no son comparables. La estructura que tienen Neuquén, Tierra del Fuego y Chubut es una estructura de fideicomiso, que, de alguna manera, marca ciertas pautas de acuerdo a cómo se paga, a cómo se amortiza. Y esto es diferente a la Nación, que no tiene una estructura garantizada. Entonces, los diálogos y las conversaciones de alguna forma tienen un lado técnico que tenemos que analizar, porque tenemos áreas petroleras involucradas en garantía. En fin, hay proyecciones que tenemos que presentar respecto de las regalías hidrocarburíferas: es un trabajo técnico específico, que nos va a demandar un tiempo necesario para poder formalizar la oferta. Claro está que siempre bajo la mirada y el acompañamiento de la Nación, de esta unidad que comenté anteriormente.
 

 

P: ¿Ha sido importante para la provincia el acompañamiento de la Nación?

 

R: Totalmente. Esta semana se han dado dos hechos muy importantes: el acuerdo que manifestamos cerrar el día martes con el equipo económico del doctor Guzmán, y el acompañamiento, obviamente, del arco político de la provincia del Chubut.

 

Esos son dos hitos que para la gestión de Mariano Arcioni son muy importantes, porque, de alguna manera, están dando un acompañamiento político que es necesario para toda reestructuración con tenedores internacionales.

 


 

P: Algo que algunos diputados marcaban fue la necesidad de un plan a futuro, porque “solo con la renegociación no alcanzaba”: incluso algunos hablaban de invitarlo a usted y a los funcionarios de gobierno a que cuenten cuál es ese plan. ¿Qué se puede decir al respecto de salvar la economía de la provincia además de la renegociación?

 

R: Esbozamos diferentes líneas y dimensiones de la planificación. También esto fue planteado en el mes de enero, respecto de que una de las herramientas dentro de la planificación de Chubut, de cara al futuro, es la reestructuración de la deuda: tenemos también que revisar todo lo que es la eficientización y control del gasto. Otro de los puntos importantes también es impulsar la matriz productiva: Chubut tiene un montón de potencial en todo lo que es desarrollo productivo, que debe ser explorado y debe ser analizado de cara al futuro. Desde la gestión de Mariano Arcioni trabajamos en un Chubut, no solamente para el 2021 a 2023, sino también hacia los próximos 10, 15 años.

 

Es nuestro objetivo poder dejar asentadas bases de desarrollo que generen una mejor calidad de vida a los chubutenses, entendiendo todas las potencialidades del desarrollo productivo que tiene la provincia.

 


P: ¿Cuál es la idea de aquí en más, con la renegociación, para poder regularizar la deuda con los trabajadores?

 

R: Uno de los puntos fundamentales dentro de la planificación tiene que ver con esta reestructuración. Hoy por hoy, la totalidad de las regalías está destinada a cancelar las obligaciones de estos dos bonos: el BOPRO y el BOCADE. Justamente, como pilar de futuros ingresos, es tratar de emplear esas regalías, de manera tal que podamos destinar a todo lo que tenga que ver con gastos corrientes. En otro orden, también, el tema salarial se ha visto recrudecido en el tema del cumplimiento por la propia crisis de la provincia y también por la pandemia, por lo cual de alguna manera vamos a tener que seguir atravesando este estrés financiero hasta tanto tengamos estas planificaciones concretas, ya sea la reestructuración, la mejora de los ingresos y la eficientización del gasto.

 


P: En lo inmediato, se habló a principios de semana de que esta semana se podría estar cancelando un rango más. ¿De esto hay alguna confirmación?

 

R: Todavía no podemos confirmar, porque, como siempre lo manifestamos, las primeras dos semanas son semanas donde no existen ingresos en un volumen importante, ya que el cobro de regalías y de coparticipación se produce después del día 15. No obstante ello, estamos trabajando con herramientas a través de la asistencia de Nación, así que en el momento en que tengamos la confirmación lo vamos a publicar.
 

 

No te pierdas la entrevista exclusiva.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error