RED43 destacados
24 de Noviembre de 2022
destacados |

Freddie Mercury, a 31 años de su muerte

Ícono del rock y figura excluyente de los '70 y los '80, el cantante de Queen conformó un biotipo de estrella de rock irrepetible.

Eterno Freddie

 

 


"I'm a shooting star leaping through the sky" (Soy una estrella fugaz atravesando el cielo) así puede decirse que es hoy Freddie Mercury, tal como lo anticipó en la canción "Don't stop me now". 
Era un secreto a voces, Freddie, cantante de Queen, tenía sida, de un día a otro -hace treinta años- el mundo corroboraba que estaba enfermo “deseo confirmar que he dado positivo en las pruebas del virus y que tengo sida”. Pocas horas después moría uno de los referentes más legendarios de la historia del rock. Tenía tan solo 45 años.

 

 


Freddie, de quien sus compañeros de banda describen como generoso, absolutamente dedicado a la música y como una persona muy afectuosa, nació el 5 de septiembre de 1946 en Stone Town, Zanzibar, una isla frente a la costa de Tanzania donde pasó la mayor parte de su infancia. Su nombre de nacimiento fue Farrokh Bulsara.

 

 


La familia era parsis de la India, seguidores del zoroastrismo, una antigua religión persa. A principios de la década de 1960, se mudaron al Reino Unido. En el 2020 en Zanzibar, se inauguró un museo en una casa de los Bulsara.

 

 


La historia de Queen comenzó en 1970. En un primer momento tocaban versiones de otras bandas y artistas, pero también empezaron a componer sus propias canciones. Ese año se presentaron por primera vez en directo en la ciudad inglesa de Truro. 

 

 


En esos primeros conciertos probaron a varios bajistas diferentes, pero después de conocer a John Deacon en un bar, decidieron integrarlo en la banda de forma definitiva. Los cuatro miembros de Queen se presentaron juntos en 1972. En esa fecha, Freddie Mercury ya había diseñado el famoso logotipo del grupo, inspirándose en los signos del zodiaco de sus miembros, con dos leones, por Deacon y Taylor que son Leo, un cangrejo por May, que es Cáncer, y dos hadas por Mercury, que era Virgo.

 

 


Freddie Mercury fue un artista magnético que enloquecía a sus fanáticos con su carisma y su destreza vocal. Su vestuario, trajes usualmente pegados al cuerpo, ayudaron a la seducción y fascinación con su público. A pesar de tener una personalidad arrolladora en el escenario, se decía que era tímido, especialmente con personas que él no conocía.

 

 

 


Planeaba sus actuaciones cuidadosamente. En una entrevista, el artista dijo que después de cada presentación hacía una extensa investigación y consultaba, con sus asesores más cercanos, nuevas ideas.

 

 


Mercury nunca se manifestó abiertamente sobre su sexualidad incluso la mantuvo a resguardo de sus padres hasta su muerte; a mediados de los ’80, el sida ya hacía estragos y la homosexualidad todavía era un tabú.

 

 

 
Fue el público el que lo enarboló como bandera gay. Él, en cambio, prefería la ambigüedad y la ironía, para dejar en claro que lo que importaba realmente era su trabajo artístico “He escuchado que duermes con hombres”, lo interpeló un periodista en una ocasión. El contraataque del cantante fue letal: “Yo duermo con hombres, duermo con mujeres y duermo con mis gatos… ¿qué tiene que ver eso con mi música?”.

 

 


Planeó todo para el día después de su partida. No solo en el plano profesional, donde dejó material para un nuevo disco de Queen, sino también en lo burocrático. Su funeral se realizó el 27 de noviembre en el cementerio de Kensal Green. Allí acudieron amigos y familiares y sus compañeros de Queen. Fue una ceremonia íntima y discreta, más allá de los imponentes arreglos florales que cubrían más de mil metros cuadrados.

 

 


Su féretro llegó en un coche fúnebre Rolls-Royce, y después fue transportado a hombros. Como Freddie había querido, sonaron canciones de Aretha Franklin y Montserrat Caballé. También determinó que su cuerpo fuera cremado y que sus cenizas descansen en un lugar secreto, del que mucho se especuló pero que nunca fue develado.

 

 


Un asteroide lleva su nombre, el 17473, en honor a quien muchos han calificado como el mejor cantante de todos los tiempos, el mejor cantante de rock de la historia o “uno de los líderes más carismáticos y dinámicos en la historia del rock”. Exitos tales como  Killer Queen, Bohemian Rhapsody, Somebody to Love, We Are the Champions, Don't Stop Me Now, Crazy Little Thing Called Love, It's a Hard Life o Innuendo, hoy siguen vigentes y como referencia de la mejor música.

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error