23 de Septiembre de 2022
sociedad |

La isla Tovita: del paisaje natural a la contaminación

Con una gran biodiversidad de animales marinos y terrestres, la isla se transformó en el desecho de plásticos, aceites y botellas que son arrastrados por el mar. 

La isla Tovita forma parte de un pequeño archipiélago que también lo integran la isla Tova, la isla Sur, Este, Gaviota, entre otros islotes y rocas. En 2009 se creó un convenio entre la provincia de Chubut y Parques Nacionales denominado el Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral que cuenta con más de 104 mil hectáreas de las cuales 74 mil son marinas y 30 mil terrestres. 

 

Para llegar a la isla Tovita se puede acceder solo por el mar, está pegado a la isla Tova. Sin embargo, es una isla llena de desechos plásticos, aceites y otros elementos que genera el ser humano y desemboca en estos espacios naturales. 

 

Las islas de la patagonia tienen una gran biodiversidad que incluye a pingüinos de Magallanes, aves marinas y terrestres, diferentes comunidades de algas e invertebrados marinos que sostienen un ensamble de peces, ballenas, delfines y lobos marinos que habitan sus suelos.

 

Debido a su ubicación geográfica y al estar rodeada de corrientes de agua, las costas de las islas Tova y Tovita funcionan como un lugar de desecho donde se acumula basura doméstica y pesquera, obliga a sus habitantes y animales a convivir con esta situación.

 

Proteccionistas del medio ambiente buscan concientizar y generar acciones para revertir el gran daño que provoca la basura acumulada. Un integrante de la Fundación Amigos del Mar, Enzo Bonanno resaltó que los residuos de aceite y petróleo de las costas engañan a las aves y terminan atrapadas. "Cuando empecé a caminar y a explorar, se transformó en horror por la cantidad de basura que hay", sostuvo.

 

Por otro lado, María Mendizabal de Rewilding Argentina detalló: “el 90% de la basura que se encuentra pertenece a la industria pesquera, pero el 80% de esos desechos son cajones de pesca que podrían llegar al puerto y reutilizarlo. Es la industria pesquera que vuelve a comprar cajones. No hay educación, respeto y mucho menos una política que los controle".

 

Mientras que la investigadora del Conicet, Mariana Degrati manifestó que trabajan en cómo la contaminación afecta a los animales marinos, quienes en su interior tienen microplásticos. Como se detectó a los delfines comunes, a quienes se les detectó plástico en su estómago y hasta papeles de caramelo.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error