Dólar Compra $76,75 Venta $81,75
Euro Compra $83,54 Venta $89,50
Real Compra $12,53 Venta $14,04
RED43 policiales
18 de Octubre de 2020
policiales |

Natalia Pichaud: ser madre, policía y arriesgar la vida a diario

No te pierdas las segunda entrega del especial por el Día de la Madre. En esta ocasión, la Subcomisario Natalia Pichaud, mujer policía con años de experiencia en la fuerza y actual jefa de la Comisaría de la Mujer de Esquel.

Por el Día de la Madre, pensamos en aquellas mujeres que por su trabajo pueden salir de sus casas y quizás no regresar: las policías. En esta caso, hablamos con la Subcomisario Natalia Pichaud, quien nos comentó su experiencia de varios años en Trelew, con un escenario bastante diferente al que se vive en Esquel.

 

"Ser mujer policía, más en una temática como la que tratamos, es bastante complicado. No todas las empleadas policiales quieren venir a trabajar en una temática complicada como esta", indicó Pichaud.

 

Sobre sus inicios, agregó: "Mi carrera empezó en Trelew los primeros 15 años y las dos primeras jerarquías no tenia hijos. Ahí vivencie la estructura y el trabajo de policía. Cuando nació mi primer bebé estaba en la tercera jerarquía y una lo va sobrellevando porque sabe a qué se enfrenta. Es un trabajo como cualquier otro, pero la cuestión de la seguridad que uno tiene que brindar hace que tenga más recaudos al tener hijos".

 

"Cuando terminé en la Comisaría de la Mujer en Trelew vivencié situaciones que te hacen replantear ser madre. Cuidados que uno no tenía de situaciones que uno va viviendo. Desde ahí parte la pasión por esta temática y todas mis compañeras tienen esta compasión y ganas de trabajar. No solo por la mujer vulnerada que llega a pedir ayuda, sino tener que vivenciar estas situaciones", expresó la jefa de la Comisaría de la Mujer de Esquel.

 

Sobre alguna intervención peligrosa, la Subcrio. Pichaud recordó: "Yo era oficial de servicio cuando ocurrió el hecho trágico de compañeros que fueron asesinados por delincuentes cuando hacían lo de caudales en Rawson y teníamos 5 homicidas sueltos. Trabajamos mucho y se logró la captura de varios, pero en ese momento era salir de casa y no saber si nos encontrábamos con los victimarios que habían ultimado a dos compañeros de manera totalmente fría. Sabíamos que estaban armados y me tocó trabajar en esas circunstancias donde nos enfrentábamos a delincuentes totalmente peligrosos".

 

"Fueron largas semanas donde sabíamos que salíamos de casa y nos podíamos encontrar con estos delincuentes que estaban dispuestos a todo. Ahí no tenía a mis hijas, pero me replanteé que estábamos entre la adrenalina de querer apresar a los delincuentes y el temor o cuidado porque eran realmente peligrosos", añadió.

 

Por último, realizó una comparación entre Trelew y Esquel: "Si bien no hay barrios tan complicados como en Trelew, mis compañeros se enfrentan a situaciones con cuchillos y demás que son letales. Defenderte de un arma o de un grupo armado es mucho más peligroso que a una situación de una persona fuera de sí. Recuerdo que era más complicado trabajar en Trelew que en Esquel, lo que no quiere decir que no corramos riesgo. Cuando hacemos un allanamiento por violencia de género no sabemos cómo va a reaccionar el sujeto o si tiene armas. Cuando ingresás a esta fuerza, hay que tener en cuenta que corrés estos riesgos".

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error
policiales |
policiales |