X

El Horcón: Responsabilidad ciudadana ante un virus aún impredecible

El Horcón

Ante la emergencia sanitaria que implica la pandemia del Coronavirus, se necesita que -más allá de las medidas que se tomen desde el Estado- se interiorice por cada ciudadano la responsabilidad individual que debe asumir, la cual no se delega ni depende de un tercero.

La situación es excepcional, lo que no quita la importancia de mantener la calma y no caer en alarmismo. Cada uno debe cumplir el rol que le toca y en la mayoría de los casos se refiere únicamente a mantener las condiciones de cuarentena si se ha viajado al exterior y los que no lo han hecho, circular lo menos posible en lugares públicos, siempre que sea imprescindible hacerlo, se deben respetar las normas establecidas, dadas, fundamentalmente, por respetar dos metros de distancia entre personas.

En Chubut aún seguimos sin casos positivos de Coronavirus. Pero lamentablemente los habrá y cada uno tenemos responsabilidad para que el impacto sea el menor posible.

Las indicaciones desde el gobierno amparadas en experiencias de países que están en estado crítico con el virus y en especialistas ocupados en frenar la expansión de la enfermedad, necesitan un acatamiento consciente de cada individuo.

La comunicación oficial ha sido dinámica y los comités de emergencia no han dejado de funcionar de ahí que es prudente no hacerse eco de versiones que no estén confirmadas a fin de evitar pánico innecesario, que también enferma y trae consecuencias no deseadas.

Hoy más que nunca queda de manifiesto la necesidad de cuidar “al otro”, no nos salvamos solos y tenemos responsabilidad por nuestra salud y por la salud de todos los que nos rodean. La imprudencia puede resultar fatal para un vecino o un familiar.

La pandemia está poniendo en evidencia que la cadena de valores establecida y los recursos del mundo en general no están dirigidos hacia la esencia verdadera del ser humano y lo que hace al buen vivir en general.  No puede esperar más un nuevo sistema mundial más justo, equitativo y del cual no se puede abstraer ni quedar indemne ninguna clase social o individuo en particular independientemente de su posición económica.

 La educación y la salud deben ser, de una vez, prioridad. Gran parte de la humanidad tal vez no piense igual ni sea la misma luego de trascurrida esta pandemia que aún no se sabe toda la magnitud de consecuencias que traerá.

El virus sorprendió y dejo al descubierto -paralizado y temeroso- a un sistema global que se sabía en crisis, injusto y en deuda social y económica.

 

CHISTE DE YAPA

-Mi pareja pone el celular en modo avión cuando estamos juntos… me dijo que para que nada nos distraiga…

-Amigo lamento decirte que ese vuelo…lleva más pasajeros…

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

El Horcón: Responsabilidad ciudadana ante un virus aún impredecible

Logín