Dólar Compra $69,00 Venta $74,00
Euro Compra $75,00 Venta $80,00
Real Compra $12,00 Venta $13,00
07 de Junio de 2020
opinion |
Argonauta

Una película, una serie, un libro

En una semana llena de protestas, incidentes y revelaciones, te traemos estas obras maestras basadas en hechos reales.
Argonauta

En las últimas dos semanas, varios eventos sacudieron al mundo y provocaron una gran movilidad. En muchos países, personas se unieron a las protestas por el asesinato de George Floyd por parte de un policía: el grupo de activismo cibernético que parece salido de una película de ciencia ficción, Anonymous, reapareció con informes relacionados a este caso y, además, con ataques personales a Trump, recordando su vínculo con el multimillonario que falleció (misteriosamente, acaso) en su celda luego de ser condenado por tráfico de menores.

 

Todos estos eventos parecen salidos de una película, pero no lo son. Todo esto es muy real, y la realidad, a veces, supera a la ficción, especialmente en los horrores que ocurren en el mundo a diario.

 

Es por eso que, en esta ocasión, les traemos una película, una serie y un libro basados (lamentablemente) en hechos reales.

 

 

La película de la semana

 

Lawrence de Arabia (Título original: Lawrence of Arabia)

 

Considerada una de las mejores películas de la historia, su reputación precede a esta genialidad del cine. Separada en dos partes (un poco como su protagonista), presenta la historia de Lawrence, un cartógrafo militar de la Primera Guerra Mundial, que trabaja en la milicia británica, en Cairo. Allí, lo asignan para que viaje a Arabia y evalúe las metas y chances de un líder de la revolución árabe contra los turcos, aliados de Alemania.

 

Lawrence viaja al lugar y se encuentra con los beduinos, con los que tiene una buena relación. Poco a poco, comienza a sentirse identificado con sus maneras de pensar y de vivir: cambia su nombre y su vestimenta. Sin embargo, presta atención a los rumores que corren: según los cuales los intereses británicos, en realidad, apuntan a reemplazar al Imperio Turco en sus propias tierras. Se encuentra con un acuerdo secreto entre los británicos y los franceses, el acuerdo Sykes-Picot, que define las ambiciones territoriales de los respectivos países al vencer el imperio otomano.

 

Así, Lawrence se dedica a intentar establecer a la insurrección árabe como un aliado de plena igualdad. Cree que si los árabes llegan a Damasco antes que sus aliados para conquistar la independencia, el tratado de Sykes-Picot será anulado. De esta manera, se dedica a lograr su objetivo.

 

Los horrores que vive en medio de la guerra y del desierto son innombrables, pero reales. La película está basada en la historia de Thomas Edward Lawrence, a través de su autobiografía y relatos hechos sobre él.

 

Es una obra maestra, puesto número 5 de las 100 mejores películas elegidas por el American Film Institute en su lista original de 1998 y número 7 en su lista actualizada en 2007. Tiene siete premios Óscar y muchos más. Eso sí, es bastante larga: ​dura casi cuatro horas (pero se puede dividir en dos sesiones en el sillón). Es aventurera y épica, pero también triste.
 

 

Recomendada para: adultos y jóvenes (tiene muchas escenas de violencia y traumas de guerra, además de un contexto histórico complejo).

 

Quiénes deben verla: quienes disfruten de las películas bélicas, históricas y basadas en hechos reales.

 

Quiénes no deben verla: quienes no disfruten de películas largas e intensas.

 

Puntajes: IMDB - 8.3 de 10; Rotten Tomatoes - 98%; Filmaffinity - 8 de 10

 

 

La serie de la semana

 

Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico

 

Se habló de este documental toda la semana, en particular, luego de las revelaciones de Anonymous sobre la relación de Jeffrey Epstein con varias personas reconocidas, entre ellas, Donald y Melania Trump, Naomi Campbell, Bill Clinton, el príncipe Andrés y muchos más.

 

Para quienes no sepan su historia, Epstein fue condenado por tráfico de menores en el mundo de élite. Era multimillonario: nadie supo bien cómo llegó a la posición de poder ni a tener el dinero que tenía. Tenía una enorme influencia, política y social.

 

Apareció muerto en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, también llamado "el Guantánamo de Nueva York", una prisión de altísima seguridad. Fue hallado el 10 de agosto de 2019: tres semanas antes, había sido encontrado inconsciente en la celda de la cárcel con lesiones en el cuello, en un intento suicida fallido. La autopsia no fue clara: hubo graves irregularidades, como una transferencia de celda sin aviso, falta de control de parte de los guardias que debían vigilarlo cada media hora y cámaras de seguridad fuera de su lugar. A partir de esto, se generó toda serie de teorías conspirativas, en especial, con Trump sugiriendo, en su infame cuenta de Twitter, que Bill Clinton estaba involucrado en la muerte del criminal.

 

Todo esto se muestra en un documental con testimonios de las víctimas en primera persona, que cuentan su historia luego de muchos años de impunidad e intentos fallidos de denunciarlo y conseguir causas en su contra.

 

Es muy perturbador y relata los hechos con doloroso detalle. La trama rodea a grandes personalidades con denuncias claras y con nombres propios.
 

 

Recomendada para: adultos.

 

Quiénes deben verla: quienes suelan ver policiales o documentales.

 

Quiénes no deben verla: nadie demasiado sensible; los testimonios de las mujeres pueden ser desgarradores.

 

Puntajes: IMDB - 7.1 de 10; Rotten Tomatoes - 79%; Filmaffinity - 6.4 de 10

 

 

El libro de la semana

 

El diario de Ana Frank

 

Indiferente, voy de una habitación a otra, subiendo y bajando las escaleras, y me veo como el pájaro cantor cuyas alas han sido cortadas y que, en la oscuridad total, se hiere al golpearse contra los barrotes de su estrecha jaula. Una voz interior me grita: «Sal a la calle, ríe, respira el aire puro». Ni siquiera contesto ya: me tiendo en un diván y me duermo para acortar el tiempo, el silencio y la espantosa angustia, porque no hay forma de matarlos.

 

Si no lo leíste en la escuela, este es el momento. El diario de Ana Frank es la tragedia pura. En su cumpleaños número 13, Ana obtiene, como regalo, un diario: es una niña con una rica vida social, que se siente incomprendida y comienza a escribir sus pensamientos. Sin embargo, en tan solo un mes, su vida da un vuelco: los alemanes ocuparon Holanda y su familia teme por sus vidas.

 

Se esconden en una sección del edificio de oficinas del padre de Anne, amurallada y escondida detrás de una estantería. Viven allí, en ese pequeño lugar, sin salir, durante dos años enteros. Luego, se agregan una pareja y su hijo: más tarde, un anciano. Las bombas y disparos suenan por la noche.

 

La protagonista comienza con más optimismo sobre su situación y, lentamente, se va volviendo más sensible, se siente más sola, odiada y criticada: allí termina su diario. La historia nos cuenta que el final brusco fue porque los nazis allanaron el anexo secreto. Ella y los demás habitantes fueron enviados a varios campos de concentración: el padre de Anne, Otto Frank, fue el único sobreviviente.

 

Es una de las historias más reales que se pueden leer, contada en primera persona por su protagonista.
 

 

Recomendado para: jóvenes y adultos (tiene escenas relacionadas con lo sexual y los temas son bastante maduros).

 

Quiénes deben evitarlo: quienes no tengan ganas de leer algo trágico.

 

Quiénes deben leerlo: todos los que quieran conocer más sobre esta historia.

 

Puntaje: Goodreads - 4.1 de 5

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error
opinion |
opinion |
opinion |