RED43 politica Red43Canalsergio ongarato
05 de Septiembre de 2021
politica |

Exclusivo Red43: Sergio Ongarato, cómo piensa y siente este hombre de la política

Conocemos la historia de vida del actual intendente de Esquel y precandidato a Senador Nacional. Su formación profesional, su vínculo con el deporte y las particularidades que lo llevaron a tener hoy, una ciudad en sus manos.

A pocos días de una nueva elección PASO, en la que se postula como precandidato a Senador Nacional, Sergio Ongarato, actual intendente de Esquel, nos recibió en su casa para conocer un poco más de quien hoy, afronta objetivos más grandes para defender los intereses de los chubutenses.

 

 

Quisimos conocer sus inicios, su formación profesional y su llegada a la política; qué lo llevó a incorporarse en el ámbito y cuáles son sus objetivos para la comunidad.

 

 

Sergio Ongarato nació en la localidad de Comodoro Rivadavia; precisamente en el kilómetro 8: "Ahí pasé los primeros dos años de mi vida y luego nos vinimos a vivir a Esquel, donde mi padre tuvo trabajo en Vialidad Provincial".

 

 

"Desde que tengo uso de razón, estoy rodeado por el Cerro La Cruz, La Zeta, el Cerro 21 y la cordillera. Mi lugar es este"

 

 

 

En Esquel, el actual intendente realizó el jardín de infantes, su educación primaria y secundaria. Según relata, a los 18 años, sus padres le dieron la posibilidad de estudiar en la Universidad de Buenos Aires, donde hizo Ingeniería y luego se decidió por arquitectura, carrera en la cual obtuvo su título profesional.

 

 


Así luce hoy la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde Sergio Ongarato se formó como arquitecto.

 

 

Luego de 10 años en "la gran ciudad", Sergio Ongarato, decidió que "Buenos Aires no era el lugar para criar a mis hijos. No quería una infancia para mis hijos en un departamento". Por ello, junto a quien hoy es su esposa, decidieron venir a Esquel.

 

 

 

¿Qué lo llevó a estudiar arquitectura?

 

"A mi me gustaban mucho las obras, por mi padre. Supe que ingeniería no era lo mío, entonces empecé a indagar qué se estudiaba en Arquitectura", refiere, destacando que pudo abocarse de lleno al estudio de una carrera apasionante que luego pudo ejercer en la ciudad de Esquel; "fueron años muy lindos de mi vida".

 

 

 

Su vínculo con el deporte

 

"Yo era fanático del esquí", asegura Ongarato, agregando que probó varias opciones y disciplinas: "empecé a los 7 años cuando en La Hoya no había medios de elevación. También probé tenis, que no resultó. Luego tuve una lesión esquiando que no me permitió jugar al básquet".

 

 

 

El voley, fue otro deporte que formó parte de la experiencia de nuestro entrevistado, pero a los 15 años, ya pudo comenzar a jugar al básquet, donde integró el seleccionado provincial y el de Esquel.

 

 

Pero eso no fue todo, ya que en Buenos Aires y gracias a unos amigos que tenían un velero, Sergio Ongarato se metió en el mundo de la navegación deportiva y en Esquel, también practicó windsurf.

 

 

 

 

Su perfil y formación profesional

 

"La docencia fue algo que me interesaba. Mi mamá fue profesora de Inglés y me insistía en que me fije en la docencia. En la facultad fui ayudante ad honorem y me gustó", recuerda, contando que en el año 1999 lo llamaron para dar clases en la Escuela Politécnica.

 

 

"El primer año no me gustó mucho pero decidí intentarlo. Después de 2 años me metieron bastantes materias y me terminé enganchando. No tuve problemas con los alumnos más allá de algunas cuestiones académicas. Disfrutaba enseñar y transmitir mis conocimientos. A veces extraño, fue una parte importante de mi vida"

 

 

 

"Terminé en política casi sin querer"

 

"Me hice un test vocacional porque no sabía que hacer y me dijeron que estudie Sociología y me meta en la política", recuerda Ongarato, repasando su primera experiencia en la Municipalidad de Esquel cuando su padre era intendente.

 

 

 

"Lo primero que compré con mis ahorros fue una computadora y gracias al manejo de PC, ayudé en la certificación de obras, el dibujo de planos y casi sin querer termino relacionado con los concejales", asegura, agregando que el presidente del cuerpo en aquel entonces, Omar Estévez, lo llevaba para el lado de la política: "un día dije que me gustaría ser concejal y, en dos gestiones, aprendí montón de cosas que me sirvieron en la vida".

 

 

"En la elección del 2007 el radicalismo quedó segundo detrás de Rafael Williams. De ahí me aboqué de lleno a mi profesión, tuve más horas en la escuela, que era una deuda que tenía conmigo. Tuve mi estudio de Arquitectura y trabajé muy bien hasta que la inflación comenzó a complicar todo. Empezamos a pensar con amigos en algunas cosas que podríamos aportarle a la ciudad"

 

 

En este particular contexto, en el que por ejemplo había faltante de recursos materiales y la situación que se registraba con la empresa Camuzzi -que no podía brindar más conexiones de gas-, Sergio Ongarato confirma que decidió volver a incursionar en la política.

 

 

¿Qué le brindó Sergio Ongarato a la ciudad de Esquel desde su profesión y trabajo en la política?

 

"Obras, templos religiosos, viviendas unifamiliares; pasar por la casa que uno proyectó y ver que la familia está viviendo ahí te llena de satisfacción".

 

 

En lo político, el intendente enumera sus grandes desafíos afrontados; uno de ellos, el gasoducto: "cuando asumimos en 2016 vino la gente de Camuzzi a la Municipalidad y me dijo que no se le podía dar más gas a nadie. Esto nos obligó a gestionar la ampliación del gasoducto. Hicimos un trabajo en conjunto con Mario Das Neves, quien apoyó esta necesidad".

 

 

El exgobernador de Chubut, también apoyó la gestión de la obra de ampliación del Aeropuerto, otro de los objetivos fuertes de la gestión, que será muy importante para la ciudad.

 

 

"Seguimos peleando por el nuevo hospital para Esquel; la reconstrucción de la Ruta 40, entre otras cuestiones que hacen aceptar el desafío de ser senador nacional"

 

 

También, mencionó obras como la revitalización del centro comercial de la ciudad y los resultados que trajo en lo que refiere al comercio y movimiento de gente en las arterias céntricas de Esquel.

 

 

 

La actualidad de la Municipalidad de Esquel 

 

Según el mandatario, la municipalidad "tiene una administración buena, que arranca con mis decisiones políticas y son ejecutadas por los secretarios. Para dar respuestas a la gente hay que tener las cuentas en orden".

 

 

"A nivel económico estoy preocupado, ya que hay mucha dependencia del empleo público en un marco de crisis. Yo siempre destaco a Puerto Madryn, que empezó con Aluar, luego la pesca y después con un recurso de la naturaleza como lo es el de las ballenas, potenció el turismo para dejarle un recurso a la ciudad"

 

 

 

En este contexto destacó su insistencia en pavimentar la ruta del Lago Futaláufquen; "así como no admite discusiones el tema minero que no queremos, tampoco admite discusión que vamos hacia el turismo".

 

Además, se refirió al potencial forestal que hay en la zona, la constante lucha por la conectividad aérea, internet y el aprovechamiento de la energía eólica: "queremos conformar un bloque de legisladores patagónicos para discutir las cosas que necesita la región".

 

 

 

¿Cómo es ser Sergio Ongarato?... ¿Perdiste momentos importantes de la vida por dedicarle tiempo al trabajo?

 

 

"La principal deuda la tuve con mi familia... Tiempo con mi esposa; después vienen los reclamos con justa razón; tiempo con mis hijos", asegura, agregando lo positivo que tiene vivir en la ciudad de Esquel: "destaco el hecho de poder venir a almorzar con mis hijos, es invalorable. Tengo amigos en Buenos Aires que dicen que ven pasar la vida de sus hijos sin aprovecharlos".

 

 

"Escuché una vez decir a Mujica que para qué queremos tanto dinero si lo que estamos perdiendo es tiempo; uno el dinero lo puede recuperar, pero el tiempo que uno pierde no se recupera más. Pese a las dificultades, a veces nos quejamos mucho en Esquel y queremos tener más cosas; está bien querer más pero no quejarse. Hay que aprovechar a estar con los afectos, es invalorable"

 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error