22 de Julio de 2022
sociedad |

Un viaje para el olvido: El testimonio de una de las pasajeras del colectivo que estuvo 9 horas varado

El colectivo debía llegar a Esquel el miércoles las 7.30 de la mañana, pero llegó a las 18 horas. Alicia, vecina de la ciudad, relató la lamentable experiencia.

Alicia, vecina de la ciudad, fue una de las pasajeras del colectivo que quedó varado 9 horas aproximadamente en la Ruta Nº 63, cerca de El Molle, debido al estado del ripio. El colectivo partió de Puerto Madryn y debía llegar a Gobernador Costa y Esquel.

 

"Salimos el martes a las 20 horas de Madryn. En la noche todos dormíamos, nos despertaron y nos dijeron que teníamos que bajar del colectivo", comenzó el relato la vecina. "Se habían metido por una ruta de Pasos de Indios para llegar a José de San Martin, pero era intransitable, yo no escuché que alguien pasara por ahí", señaló.

 

"A as 3 .30 nos hicieron bajar del colectivo y era un pantano tremendo. Los hombres hicieron todo lo posible para sacar el colectivo de ese lugar, pero era imposible porque era mucho barro y greda. Cuando vieron que no se podía, nos hicieron subir de nuevo y dijeron que teníamos que esperar hasta que alguien nos rescatara", continuó Alicia.

 

En su relato, la vecina destacó que no había forma de establecer una comunicación con localidades cercanas o la empresa debido a que el colectivo no contaba con radio y denunció la falta de atención hacia los pasajeros y pasajeras.

 

"La empresa lo que le tiene que importar es que los pasajeros salgan y lleguen bien y no pasados de frio y de hambre. No cenamos, no desayunamos ni almorzamos porque en el colectivo no tenían nada"

 

 

"En la mañana uno de los choferes se fue caminando por la ruta llena de barro para llegar a Gdor. Costa o José de san Martin para avisar a la policía y a la empresa", describió

 

"Nadie de la empresa apareció, estuvimos 9 horas para salir de ahí y no vi a alguien que se acercara para ver como estábamos y si necesitábamos algo".

 

 

Luego de varias horas de espera, la Policía llegó hasta el lugar y tranquilizó a los y las pasajeras ante la angustiante situación. A continuación una máquina ayudó a sacar al colectivo encajado en el barro, mientras las personas observaban el trabajo y aguardaban al costado de la ruta.

 

"Salimos todos sanos y bien, pero pasamos mucho frio y hambre", lamentó la vecina. Asimismo agradeció al personal policial y de Gendarmería, instituciones que ayudaron y asistieron a los choferes y pasajeros frente al abandono de la empresa de colectivos.

 

"Gendarmería nos acercó facturas, agua, leche, pan. Estoy muy agradecida con los choferes, Policía y Gendarmería, no tengo nada que agradecerle a la empresa `porque no se preocuparon por los pasajeros", finalizó

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error