RED43 sociedad
24 de Agosto de 2022
sociedad |

Por problemas de caldera, hay partes sin calefacción en la Escuela 791

Varios inconvenientes tiene el edificio que comenzó a utilizarse en el año 2018. Debido a esta situación, hay cursos sin clases.

Alicia Toloza, directora de la Escuela Nº 791 ubicada en el barrio Chanico Navarro, habló de varios inconvenientes que tiene la escuela. Algunos que afectan directamente el dictado de clases y otros que no, pero aún no tienen solución.

 

"No hemos tenido las dificultades de otros edificios escolares, pero hay cuestiones que no fueron condicionando el funcionamiento pero siempre hicimos nota. Este edificio no tiene final de obra y la escuela nunca fue inaugurada. La inauguración implica partidas que jamás las recibimos", comentó la Directora en principio.

 

Sobre el edificio indicó: "El baño de la sala de profesores nunca anduvo. Siempre se llenaba, o perdía. La cloaca está tapada. Cuando salí a los medios, mandaron a una persona que hoy se va a acercar a arreglarlo después de cuatro años".

 

Toloza también agregó: "Esta gestión directiva está de acuerdo en no dejar caer el edificio. Ante cualquier imperfección, llamamos e insistimos porque es la única forma. Sino, el agradecimiento a todos los medios de comunicación. La nota a los superiores son silencios y nadie responde".

 

"Ayer, a partir de la salida a los medios, llegó Obras Públicas y cambiaron la ventilación de los termotanques. También soldaron el mechero de la cocina, que se había hecho un arreglo de alambre y tornillo. Soldaron la termocupla y ahora está más segura la cocina", indicó la Directora.

 

En cuanto al problema que afecta el dictado de clases, comentó: "Estamos con una caldera averiada que afecta a algunos salones y la parte de adelante del hall. Ahora, rotativamente vamos a tener dos cursos sin clases tanto a la mañana como a la tarde".

 

"Otro reclamo son las partidas escolares. Las secundarias que tenemos para ofrecer el refrigerio a los estudiantes les viene muy bien. Algunos chicos vienen sin desayunar y, los de la tarde, termina siendo un almuerzo la merienda de las tres de la tarde. Reclamamos la partida del comedor y de limpieza que fue de $18.603 para mantener este brillo durante dos meses", añadió Toloza.

 

 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error