21 de Septiembre de 2022
sociedad |

Comenzó la temporada de pingüinos en Punta Tombo: entérate que valor tiene para poder visitarlo

La temporada se extiende desde septiembre hasta semana santa. Se puede recorrer los diferentes senderos rodeados de naturaleza y observar de cerca a los pingüinos y sus crías.

La Reserva Natural Punta Tombo es uno de los atractivos turísticos más antiguos de la provincia de Chubut. Considerada una de las mayores colonias continentales de pingüinos de Magallanes del mundo, cuenta con aproximadamente 125 años y durante la temporada se esperan alrededor de 175 mil parejas reproductivas. 

 

En septiembre comienzan a llegar los primeros pingüinos de Magallanes a Chubut para la temporada de reproducción, apareamiento, incubación y adiestramiento de las crías y la temporada se extiende hasta semana santa, momento en que los animales vuelven al mar para ir en busca de alimentos, hacia el noreste de Sudamérica. 

 

En diálogo con Red43, la subsecretaria de Turismo de Chubut, María José Pögler contó que en el lugar se puede encontrar  “el centro de interpretación que nos ubica en tiempo y lugar, contándonos el contexto que rodea a los pingüinos, tanto geológico como el resto de la fauna que compone esa comunidad”.

 

Al ser la colonia de pingüinos de Magallanes continental más importante tiene un alto valor escénico con muchas fortalezas ambientales como la alta riqueza de especies de flora y fauna, Además, el área natural silvestre está muy poco alterada por el hombre lo cual es un valor agregado.

 

Desde la perspectiva de los criterios económicos para la región, la reserva es una fuente de utilización turística, también tiene una fuerte posibilidad de autofinanciamiento que permite mejorar el manejo de Punta Tombo debido a que se puede autosustentar.

 

En ese sentido, añadió: “En cuanto a concientización contribuye a incrementar la valoración de la fauna y los ambientes patagónicos. El área natural protegida este año está conmemorando sus 50 años”.

 

El área turística es reconocida mundialmente como un atractivo turístico nacional e internacional debido a su extensa temporada y la conservación de la naturaleza. Dentro del área natural, la visita a la reserva, se realiza a través de senderos que permiten un contacto directo con los pingüinos. Lo que permite observar de cerca su comportamiento, costumbres y curiosidades. 

 

La reserva se recorre a través de dos senderos, el más corto es de 650 metros de longitud y 1 hora de duración. O el sendero largo de 3500 metros de longitud que puede llevar hasta 3 horas recorrerlo. Dentro de la reserva se puede encontrar puntos gastronómicos y también los servicios básicos para los turistas.

 

Las entradas son para los residentes de Chubut $400; nacionales: menores y jubilados $500, mayores $900; extranjeros adultos y jubilados $2300 y menores $1100. No abonan el ingreso los niños entre 0  y 6 años. 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error