23 de Noviembre de 2020
deportes |

Awkache, una palabra que significa compromiso, constancia y respeto

Con este nombre emblemático, Rodrigo Peláez abrió su escuela de boxeo

Gente Salvaje, gente bravía, conceptos que conocemos de la Escuela Awkache de Atletismo y que con el tiempo viene perdurando en el tiempo. Que arrancó con Bety de Moncá y que con el tiempo se sumaron decenas y decenas de grandes y buenos deportistas. Por resultados y por hombría de bien.

 

Karina Neipán, Silvana Corvalán, Eliana Oviedo, Martín Ñancucheo, Luis Fernández, José Medina, “Lalo” Ríos, José Contreras, “Coco” Muñoz, Raúl Milani, son muchos de los tantos y tantos atletas que se nos viene a la memoria, algunos con resultados deportivos increíbles, otros con resultados que fueron más importante aún que lo meramente deportivo, el ser buenas personas.

 

Y Rodrigo Peláez, aprovechó de esta palabra mágica que significa Awkache para seguir haciendo historia.

 

 

Awkache, además de ser “gente bravía” o “gente salvaje” tiene desde casi dos décadas, otros términos que lo hacen tan importante.

 

Awkache significa compromiso, respeto por el rival, respeto por el reglamento y las buenas artes. Respeto por el compañero y con uno mismo.

 

Awkache significa constancia, perseverancia. Dejar todo, hasta el sufrimiento.

 

Awkache significa superar los límites y llegar hasta el infinito.

 

Con estos conceptos, el mismo Rodrigo Peláez le puso el nombre de Awcache a su escuela de boxeo, que tiene cupos cerrados por la misma pandemia. Pero con el tiempo seguramente se sumarán muchos y muchos deportistas que quieren hacer historia en Esquel, en la provincia y en el país.

 

Por ahora su joya más pulida es Jonathan Chazarreta, el boxeador de 27 años, quien ya incursionó en el campo rentado. Desde hace varios meses trabaja con Rodrigo Peláez, tanto en la preparación física, como en la técnica.

 

 

Tiempo atrás Rodrigo Peláez destacó que “desde hace unos meses decidí volver un poco al boxeo ayudando a algunos chicos que estaban en su momento en conflicto con la ley, decidí hacerlo por la única razón de darles una mano y demostrarle a muchos que hablan que tal vez brindando un espacio alguno puede salir adelante”.

 

“Comencé dando clases en el COSE pero como luego egresaron de ahí me quedé sin espacio físico, entonces le propuse a mi hermano que tiene un salón (con todas las medidas de seguridad, puertas de emergencia, baños, matafuegos, etc.) si me dejaba entrenar ahí y que si querían se sumen para moverse un poco y así se formó un grupo de unas 10 personas”.

 

En ese espacio se está forjando ahora la escuela de Boxeo Awkache

 

Y el tiempo lo dirá.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error