deportes |

“Con Walter Troman nos vamos a jubilar juntos… en el fútbol y en el laburo”

Lo destacó Juan Chaura, el mejor delantero de los últimos 20 años

(Por Carlos “el Chavo” Ortiz). – Nunca pensé que un jugador, con la misma panza que tengo yo, podía ser tan desequilibrante para el futbol cordillerano. Muchas veces lo dije y lo sostuve con el tiempo “si Chaura es el mejor delantero de la Liga del Oeste, estamos en problemas”. Y si, Chaura, “Juanito” Chaura, fue el mejor delantero que tuvo Fontana primero y San Martín, después, dentro de los últimos 20 años en el fútbol cordillerano.

 

Chaura era un jugador torpe (o “tosco” como se autodenominó él) pero que tenía una capacidad increíble para estar en el lugar indicado, en el momento indicado para convertir.

 

Un gracioso podía decir que era como ROMARIO (mitad ROPERO y mitad ARMARIO), pero junto con Troman aseguraban entre uno y dos goles por partido.

 

Arrancó con el fútbol de grande, cuando ya tenía 22 años y sin hacer las divisiones inferiores. Se acercó a Fontana en el 2000 cuando con un par de vaquero puesto intentó hablar con Luis Medrano, quien había llegado a Fontana de Trevelin unos días antes.

 

“no tiene que hablar conmigo, usted tiene que venir a entrenar” le digo por aquel entonces Luis Medrano, quien como entrenador fue el más ganador del fútbol cordillerano.

 

A partir de ese momento arrancó la inmensa carreta de uno de los más grandes delanteros que tuvo el fútbol local, Juan Chaura; de mucha prensa ahora por ser sindicalista de SITRAVICH, pero que yo tuve la suerte de verlo (y relatarlo) del que para mí, y para él, fue el mejor equipo de los últimos 20 años, el Fontana de Trevelin, aquel equipo “mantequero” campeón con Luis Medrano. Y en tiempos de cuarentena, con Juanito surgió la siguiente charla.

 

 

-¿Qué te acordás de Luis Medrano?, ¿cómo lo conociste?

 

- Los primeros recuerdos que tengo de Luis fue cuando llegó a Fontana y dirigió su primer partido, que perdió en su debut como entrenador, y ahí a la semana, incentivado por Omar Ferrada (fue el presidente de Fontana en aquel entonces), quien trajo a Luis a Fontana, me dijo que vaya a hablar con Luis para jugar en el equipo, “andá que quiere armar un buen equipo”, me dijo Omar. Yo a Luis no lo conocía hasta ese momento.

 

Y esa semana me fui en vaquero para hablar con Medrano. Estaban todos entrenando y yo me fui de vaquero y entonces Luis me dice, “vos no tenés que venir a hablar, vos tenés que venir a entrenar” y así fue, al otro día empecé a entrenar. Esos fueron los primeros recuerdos que tengo de Luis Medrano.

 

 

-¿Cuantos años tenías vos por ese entonces?

 

-En ese momento tendría 21 ó 22 años. Hasta ese momento no hacía nada, no jugaba al fútbol y menos eso de tener un ritmo de entrenamiento y, desde los 21 ó 22 años cuando arranqué le di hasta los 38 años sin parar, y no paré nunca; y en buena hora porque logré muy buenos recuerdos y buenos amigos por hacer deportes y estar en ese ambiente.

 

 

-¿Cuál fue para vos el mejor equipo que viste y qué integraste?

 

-Con respecto a los equipos yo podría decirte que Fontana, hace poco tiempo, tuvo un muy buen equipo. Belgrano también tuvo muy buenos equipos, en primera división del futbol cordillerano. San Martín también ha tenido buenos equipos por un largo tiempo, desde el 2002 hasta el 2006 y ese equipo que armó Luis acá en Fontana (se refiere al 2000 y 2001), capaz que uno lo ve como egoísta o pedante porque yo he participado ahí y para mí fue el mejor equipo, lejos en los últimos años.

 

Igual no te puedo decir que haya sido el mejor de todos los tiempos porque hay jugadores que no los he visto como ser “Palalá” Willhuber o acá en Trevelin con Juan Recalde y los Soto, pero  de estos equipos no te puedo decir nada porque no los ví.

 

Pero el que armó Luis en ese tiempo en el 2000 que tuve el honor de participar, me pareció un equipo muy completo y muy fuerte en todos los sectores de la cancha, con muy buenos jugadores, que estaban a pleno y con la experiencia como caudillo de Gustavo Millamán, con una defensa que era impasable con Elías Novoa, “Tito” Andrade, su hermano Félix, Dany Monsalve, esa defensa era imposible pasarla y eso es lo que yo pude vivir.

 

Arriba estaba yo, que andaba a pleno, Walter Troman que en ese momento estaba asomando en primera, también estaba “el diente” Jones, el “Viti” (hermano de Ariel “el diente” Jones) ahí en el medio. A mi entender, ese fue el mejor equipo, que ví y que integré.

 

-Hiciste referencia de Walter Troman, ¿cómo lo conociste?

 

- Walter es un amigo de toda la vida, tiene algunos años menos que yo, tal vez cuatro años menos que yo. Nos conocíamos de aca del barrio y luego jugamos juntos y, hoy por hoy, laburamos juntos en el mismo organismo (en Vialidad Provincial). Con Walter nos vamos a jubilar juntos en el fútbol y en el trabajo.

 

Jugar con Walter me ayudó mucho; me sirvió mucho para aprender y aparte nos complementamos bien los dos: yo con mi estilo de jugar, que era más tosco y Walter con su simpleza y la calidad para definir. Con Walter rompimos muchas redes, jugando para Fontana, para San Martín, en los campeonatos de barrio, en Veteranos para SITRAVICH y también en las Olimpíadas Viales jugamos juntos, y te digo que cualquier defensa nos mira de reojo cuando nos ven a los dos y eso es lo lindo de todo esto.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error