06 de Octubre de 2021
red43-canal |

Viviendas del IPV: "Vamos a plantear la impugnación porque tenemos pruebas"

En Firma y Aclaración, hablamos con Gabriela Fernández, una de las ocupantes del Instituto Provincial de la Vivienda.

Este miércoles, en el programa Firma y Aclaración con la conducción de Ricardo Bustos, hablamos con una de las ocupantes del Instituto Provincial de la Vivienda, Gabriela Fernández. El martes tomaron el edificio y hoy lo abandonaron.

 

 

 

"Hasta hace un rato permanecimos en las oficinas y decidimos salir porque mis compañeras se habían cansado. No tenían baño, no podían hacer necesidades. De Luca dio órdenes a la policía de no dejar pasarnos al baño y el que bajaba no entraba. No pasar comida como para que nos echen rápido", comentó.

 

También agregó que: "Entramos a las oficinas porque estuvimos el lunes dialogando a ver qué había pasado con las 36 casas que no estaban adjudicadas y no fueron sorteadas, de casos especiales. Entre las 11 y 11.30 empezó a hacer el listado y tipo 11.30 salió ese listado en la web del IPV".

 

Continuando, Gabriela relató: "En ese sorteo, 21 casas eran de casos especiales que ni ella sabía darte una respuesta. Ese lunes que fuimos a quejarnos, no mostraban el listado y no estaba armado. Eso fuimos a reclamar nosotros y ver cuáles eran las circunstancias de las casas para la gente que supuestamente necesitaba con prioridad. No supo qué decirnos ni qué hablarnos. Habló con un grupo, no dijo nada y nos fuimos".

 

Sobre lo sucedido el martes por la mañana, indicó: "Al otro día volvimos a las 8 a ver si nos aclaraba. Permanecimos hasta hoy. Ayer cuando decidimos enfrentarlas, las 16 mujeres dijimos que no dejamos pasar a nadie más hasta que nos den una explicación y para ver qué teníamos que hacer para entrar en esas prioridades. De las 21, ¿las otras 16 dónde quedan? Para nadie. La guardan para la campaña política o para lo que quieran. Ayer dijimos no entra nadie más. Una persona entró, me quiso agredir y le dije que estaba porque tengo mi necesidad".

 

 

"Nos fuimos porque no tenían baño, tenían hambre. No podíamos pasar ni una botella de agua. Espiábamos a los milicos que no las vean. Alguien llevó una cuerda para ir pasándole. Hoy nos fuimos porque no aguatábamos más. No teníamos donde hacer pis. Pasamos un balde para que hagan sus necesidades ahí".

 

 

 

Gabriela se refirió al estado de las mujeres que ingresaron al IPV: "Las 16 mujeres que entramos al IPV necesitamos la casa. No necesitamos que nos regalen, la vamos a pagar. Tenemos una situación deplorable. Hay gente en la calle, que los quieren sacar de donde está. Yo ya no pago este mes y me echan de alquiler Hay gente que vive de prestado".

 

 

"La exigencia era para los que entramos. No fuimos a romper ni a patotear. Fuimos a reclamar porque no veían nuestra situación. Tampoco hicieron visitas sociales. Le dan la casa a alguien y después le van a hacer la visita social cuando antes hay que verla y después darle la casa"

 

 

"Yo no estoy diciendo que me la den a mí la casa. Yo salí a reclamar por lo mío porque me quedo en la calle con tres menores. El resto va a reclamar por los suyos. Capaz suena que soy egoísta, pero tengo tres hijos en la calle y en esta situación mía deben haber miles acá", añadió una de las ocupantes del IPV.

 

Sobre posibles soluciones: "Creería que De Luca tiene que hacer un seguimiento de todas las casas que entregó, de la gente que no paga la vivienda. Hay gente que debe 16 cuotas, cómo no lo van a pagar algo que va a ser tuyo. Son cuotas de 1000 pesos. Les dieron casa a alguien que tenía casa y alquiló. Les pedía que deje la vivienda a una señora del Ceferino, que tenía su casa. Yo vengo todos los días porque no tengo donde quedarme", opinó.

 

 

 

"Ahora estoy sin trabajo, pero no me quedo ahí mirando la tele a ver qué pudo hacer o que puedo pedir. Salgo a vender pan o a la feria para llegar a fin de mes. Desgraciadamente no tengo laburo. Generar empleo y darle la oportunidad a la gente para que empiece a pagar un terreno, una casa o algo. No es para mí la solución, sino para toda la gente que necesita", agregó.

 

Además, indicó que: "No fuimos a tocar nada. Fuimos y esperamos pacíficamente. No rompimos nada. Nuestra protesta fue sentarnos ahí y por qué nosotras no éramos prioridad. Pretenden que las chicas nos vayamos a vivir al a municipalidad".

 

En cuanto al acompañamiento relató: "Hay tres o cuatro que están con su pareja, el resto es mamá soltera. Tenemos dos mujeres que tienen niños con discapacidad y menores. Una señora que salió a dar su testimonio que alquilaba y tenía el baño afuera. Se levanta temprano para hacer fuego y bañar a sus nenes. Hay muchos casos, pero por qué no somos prioridad".

 

 

 

También expresó cuáles serán los pasos a seguir: "Vamos a plantear la impugnación porque tenemos prueba y tenemos todo. Vamos a conseguir un abogado que nos represente porque tenemos todo eso. Tenemos que llevar todo, fotos de donde viven. Cuando yo impugné a mí me echaron de mi alquiler".

 

Sobre su persona contó: "Tengo estudio secundario completo. Hice curso de auxiliar de oficina comercio, me encantaría tener un trabajo. No me gustaría estar cobrando el salario de la asignación. Hoy en día lo cobro, pero no me gusta. Me gustaría vivir de mi esfuerzo y mi propio emprendimiento. Fallaron en no darle oportunidades a ningún joven".

 

"Todos los jóvenes que terminamos la secundaria, salen armando un currículum y te piden experiencia. Pero donde vamos a sacar si terminamos recién. Te piden experiencia. ‘No pueden dar la oportunidad? De enseñar a que uno aprenda a trabajar y aprenda el oficio", concluyó.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error