28 de Marzo de 2021
destacados |

Las épocas doradas del cine en Esquel

Hubo una etapa en Esquel donde existió un gran movimiento cinematográfico: "Ideal", "Armonía" y "Coliseo", marcan una época de gran crecimiento tecnológico en la ciudad. Los autos muestran el auge de una historia recordada por muchos, desde el Chevrolet 53, Ford, Opel, Estanciera, hasta las carretas en los años 20. Tiempo pasado, pero muy recordado por varias generaciones.

Por Donato del Blanco

 

 

Ideal

 

 

El cine ideal estaba en donde ahora está Farmacias Patagónicas, a su lado, se encontraba el bar, que se comunicaba con el cine y tenía sector de baile y salón con billares. 

 

Inicialmente cuando empezó la industria cinematográfica Esquel, en la asociación española comenzaron las primeras funciones. Después se trasladó a lo que era el antiguo cine Ideal, ubicado en la 25 de mayo 547. A lo largo, iba desde donde empieza farmacias patagónicas hasta el hotel de la esquina (Vasconia). Pero mucho antes, en 1923, existió el cine "Maitena". El dueño de este último era Carlos Carro, se ubicaba en 9 de julio entre Belgrano y Mitre.

 

En diálogo con Edilio Salsamendi, hijo del dueño de el "ideal" , me comentó sobre su infancia y cómo vivió esos años en el cine.

 

"Mi cuna fue la cabina del cine"

 

 

"Mi infancia tiene un reflejo en la película Cinema Paradiso, es la historia de como vivió un chico adentro de una cabina cinematográfica. El cine original se incendió, y también se ve en la película cinema Paradiso. En esa época era común los incendios en los cines porque se trabajaba con un material muy inflamable. Luego, se fraccionó el terreno y mi padre se quedó con la parte de farmacias patagónicas y el banco Galicia".

 

"En esa época, ese sector era la zona de los hoteles: hotel España, el Vasconia, Esquel Palace Hotel... 

 

Las películas se pasaban acto por acto, venían en unas bolsas apiladas con rollos y se veían entre 8 a 15 rollos … Cada uno duraba 20 minutos. Cuando se terminaba el rollo, no había cine continuado, pasaban 15 minutos o 20 minutos... El sistema de iluminación era distinto, con carbones encendidos.

 

"En la espera, las personas se iban quince o diez minutos al bar para tomar un café y después volvían"

 

 

¿Qué hacían cuando terminaba la película?

 

Era muy común que una vez finalizada la película, todos se junten en el bar para comentar sobre la misma. Era un sitio de reunión muy lindo.

 

"En esa época ir al cine era una ceremonia. La gente se vestía como para ir a una reunión social"

 

 

Cabe destacar que el lugar era una de las pocas distracciones que habían, por lo que era un acontecimiento importante.

 

El Ideal se inauguró en el año 1932 y duró hasta el año 1945.

 

 

 

"Mi casa natal sigue estando ahí, arriba de farmacias patagónicas. Yo viví ahí y la cabina de proyección estuvo en una de las habitaciones"

 

 

En su caso, dependían de Bahía Blanca para abastecerse de películas. "Cada cine tenía su compañía. Nosotros tuvimos la suerte de manejar las mejores, Metro-Goldwyn-Mayer, Warner Bros.

 

¿Qué películas pasaban?

 

 Desde Chaplin, Popeye, hasta "Casablanca".  Todas películas en blanco y negro. Su padre, José Salsamendi, fue quien trajo el primer equipo de sonido, de la misma manera que después trajo el primer equipo de cine continuado. 

 

"A veces una película quedaba 15 días acá porque no podían volver por cuestiones de tiempo, y se repetían. Pero teníamos a mano algún episodio de series como "El Zorro" 

 

 

Las películas eran para chicos en el horario más temprano (matiné), luego vermut (para la tarde) y a la noche pasaban las películas más fuertes. No era caro para la época.

 

Edilio confirma y recuerda que para él, el cine era su pasión, y lo seguirá siendo. En su familia se repartían el trabajo, su papá estaba en la boletería, y su mamá de portera. Al ser muy chico, él se quedaba con una vecina o sino lo llevaban a la cabina de arriba.

 

"Todavía tengo en mi cabeza el sonido del proyector"

 

 

Avances tecnológicos

 

Salsamendi recuerda una anécdota de cuando inauguraron el cine continuado en Esquel.

 

"Apenas pasamos la primer película de forma continuada, se quejaban de que habían que hacer mas intervalos. La gente estaba acostumbrada a ir al bar en esos quince minutos de espera, y seguían diciendo: "Me hace mal a la vista estar tanto tiempo con la vista fija en la pantalla"

 

 

600 butacas tenía el cine. Cuando llegó el cine "Armonia" , Edilio dijo que era normal cruzarse también a ver otra película, ya que trabajaban con otro sello que ellos no manejaban, y viceversa. Era muy novedoso ir a ver musicales famosos, con las orquestas de Estados Unidos, o sino iban a ver las películas de Cowboy. 

 

"El escenario tenía camerinos abajo, eran amplios como para que se pudiera hacer teatro. Los telones tenían la mejor calidad".

 

El ideal duró hasta 1950 aproximadamente.

 

"Tuvimos un problema de competencia con los que compraron el cine armonía, que era una compañía de Comodoro Rivadavia, con gente importante. Tomaron el monopolio de todas las películas, y nos dejaron sin proveedor"

 

Con el cierre, dejó atrás toda una historia de avances tecnológicos, y de una gran cantidad de anécdotas.

 

Cine Armonía 

 

 Virginia Valenciano y José Méndez fueron los dueños del cine, inaugurado hacia fines de la década de 1920. Todos los días habían películas y la gente de la época se amontonaba para entrar a ver lo que proyectaban; Era largo el tiempo que había que esperar para que lleguen a destino las películas, debido al transporte y a las condiciones de las rutas. Los hermanos Paredes eran quienes se encargaban de hacer llegar las películas, en carros.

 

 

¿El clima? no importaba, sea verano o invierno el cine funcionaba igual, no decepcionaba a nadie.

 

 

"Las películas de Cowboys eran un clásico"

 

 

 

El esposo de Virginia, José Méndez, es quien invirtió en el negocio del cine. Después de algunos trámites y de juntar el dinero, construyeron "El armonía" en la 25 de mayo. El hijo de Virginia y José (Manolo Manuel) proyectaba las películas y lo siguió haciendo en el cine Coliseo.

 

 

 

El centro de Esquel en la década del 60. (Archivo Histórico)

 

 

Una anécdota que escribió Jorge Oriola en “Esquel, del Telégrafo al Pavimento”, es cuando entrevista a Virginia y ella recuerda una historia cuando tenía 11 años.

 

"Un poblador rural sacó su entrada e ingresó a la sala... Cuando llegó, se dio cuenta que ya la había visto y se retiró diciendo: "Ésta ya la ví"

 

 

Había visto la presentación de El León de la Metro, no la película. El poblador se confundió el inicio de la película con el famoso león:

 

 

El Armonía era utilizado también para realizar obras de teatro, generalmente protagonizadas por alumnos de las escuelas que se encontraban en ese momento.

 

En el cine, había un bar muy conocido donde podías sentarte a charlar, tomar un café, esperar la función.

 

 

El ex Jefe del Regimiento 3 de Cabellería, Julián Massi Filippa, vivió con su familia en "Armonía" en los años 70 cuando solo se encontraba el bar. En diálogo con él recuerda:

 

"Mi papá, Cándido Massi , conocido como "Cacho",  era empleado del correo, y en su afán de progresar económicamente en un momento salió la posibilidad de tener una concesión del bar; el que se lo ofreció fue "Don Antonio". Este último vivía en la parte de arriba.

 

Mi mamá, Graciela Filippa, conocida como "Chela", ayudaba a mi papá en la atención del bar y juntos trabajaron durante mucho tiempo.

 

Recuerdo que en la parte de abajo había alguna dependencia de alojamiento. Una cocina, mesas para cuatro personas, una barra... había un vidrio muy grande. Épocas distintas, el bar se llenaba"

 

 

 

 

El recuerdo de José y Virginia Méndez , en una placa que estaba ubicada en el cine Coliseo:

 

 

 

Cine Coliseo

 

 El primero de abril del año 1966 llegaba el Cine Coliseo en Esquel.

 

 

El fundador, fue también gobernador de Chubut, Roque González. El mismo tenía cines funcionando en toda la Patagonia; Fue pionero del cine en la región.

 

 

En el año 1916 fundó el Coliseo, en Comodoro Rivadavia. Después se expandió por Trelew, Caleta Olivia, Rawson, Gaiman, Colona Sarmiento, El Bolsón, Rio Gallegos y muchos lugares más. Fue el primer abastecedor exclusivo de películas en un lugar donde era difícil que lleguen, por la falta de transporte o por las condiciones de las rutas.

 

"Roque González llevó la industria cinematográfica a regiones que eran inhóspitas"

 

 

 

Cuando se instaló en Esquel, ya habían mejores caminos. Esto es debido a que funcionaba el ferrocarril, había un recambio de material mucho más barato, y las películas llegaban al debido tiempo (antes tardaban semanas o meses en llegar, desde que se estrenaban).

 

 

 

Coliseo de "Trelew", réplica muy parecida al cine que estaba en Esquel

 

 

"Nadie quería sentarse en la parte de abajo porque siempre desde arriba te tiraban comida"

 

 

Virginia Méndez, dueña del cine "Armonía", vendió la empresa del cine a Roque González. También instalada en la 25 de mayo; Hacia fines del 60, ambos cines coexistieron.

 

 

 

Antigua banda municipal de Esquel en 1965, atrás se ve la construcción del Coliseo. La estructura se mantiene intacta. Foto Celso Rey García

 

 

En el año 1970, el Coliseo realizó un anuncio sobre el cine Armonía: Informaba el cierre.

 

 

Publicidad de la época

 

 

"La novicia rebelde"

 

 

 

"Furia en la Bahía"

 

 

 

"El planeta de los simios"

 

 

 

"Fuerte in llamas"

 

 

 

"Cuna vacía"

 

En diálogo con Ernesto Lucero, boletero del "Coliseo", comentó:

 

"Comencé a trabajar en el cine de Comodoro, de ahí vine a Esquel y seguí en el Cine Coliseo. Más o menos en el año 1970... Vine a la 25 de mayo a trabajar. 

 

Mi trabajo era en la boletería, también estaban los chicos que hacían de acomodadores, los que pasaban las películas, había gran cantidad de gente trabajando.

 

Después en ese tiempo era lo mejor que había de distracción, yo iba a las seis, siete de la tarde".

 

"Había cola hasta la San Martín para entrar al cine"

 

 

Lucero trabajaba de día y de noche.

 

"Los matiné comenzaban a las cuatro de la tarde. En ese horario iban los menores, eran películas especialmente para ellos. Terminaba la función y seguía para los mayores, a la noche".

 

 

Niños esperando a que empiece la función. En la puerta se observa una propaganda de la película "El día de la ira", del año 1967.

 

 

"Pasaban de todo, películas tanto Argentinas como extranjeras. El salón era uno solo pero tenía arriba y abajo asientos para ver la película.

 

En el piso de abajo había un kiosco y servían café y otras cosas.

 

"Mi trabajo era vender las entradas. Estuve hasta el año 1987"

 

 

 

 

Habían unos cuantos empleados, no tuvo muchas remodelaciones. Era una sala muy moderna.

 

"En esos años fue un lujo tener un cine así"

 

 

A Roque González lo definió como un hombre muy sencillo y buena persona. "Tenía cines en todo el sur".

 

Es el relato de una persona que trabajó en el Coliseo en sus mejores años, llegó a ver a las miles de personas que se acercaban al cine.

 

Lucero también es un atleta reconocido de Esquel, y a su vez le agregó algo a sus palabras: una canción grabada en vídeo sobre el Coliseo:

 

"El cine Coliseo es historia contada de la ciudad. Le implantaron un shopping en sus entrañas, por qué será... no le importa un carajo, solo dinero pa´ recaudar. El tiempo que estiraron te pone viejo, no sirves más. Te rompen en mil pedazos y al basurero vas a parar".

 

La nostalgia de alguien que vivió el cine en sus mejores años, y vio como lo tiraban abajo...

 

 

Cierre

 

Luego de estar trabajando durante años, pasando por distintas concesiones, en los principios del año 2000 agregaron nuevas "innovaciones", como un pelotero donde podían jugar los más chicos. En el último año, funcionaba un pool, pero ya el cine había dejado de ser lo mismo. Con la llegada de los DVD afirman que bajó la frecuencia de gente en el lugar.

 

2015

 

En el 2015, sacaron todos los elementos del cine, butacas, alfombras, todo. Luego se instaló la madrileña, refaccionando y cambiando todo el lugar.

 

Algunas imágenes que recolecté de ese momento, están en Facebook, subidas en un grupo llamado "Queremos volver a tener nuestro Cine Coliseo en Esquel". 

 

 

 

La pila de butacas, el proyector abandonado a su suerte... Fue el cierre de una etapa muy recordada por los Esquelenses.

 

En el museo histórico de Esquel, ubicado al frente de la plaza, tienen una de las recordadas butacas del cine, para el recuerdo:

 

 

 

Hablando de cine... ¿Qué películas Argentinas se grabaron en Esquel?

 

Una de las películas más conocidas del país, "El Profesor Patagónico", con escenas exclusivas de Esquel.

 

La más enigmática, fue la que estuvo grabada en el cine "Coliseo", con Piero cantando una canción. El cine estaba repleto, la mayoría eran extras de la ciudad.

 

La película se realizó en el año 1970 y tuvo como protagonistas a Luis Sandrini, Piero, Gabriela Gilli y Pedro Quartucci. 

 

Otras escenas que fueron replicadas surgieron en La Trochita, y en el Parque Nacional Los Alerces.

 

 

 

"Furia infernal"

 

Dirigida por Armando Bó. Se estrenó el 30 de agosto de 1973 y tuvo como actores principales a Isabel "Coca" Sarli, Armando Bó, Víctor Bó y Jorge Barreiro.

 

Las escenas fueron realizadas en Estancia Amancay, La Hoya y los interiores en Nido de Cóndores.

 

 

 

"Caballos Salvajes"

 

Fue dirigida por Marcelo Piñeyro. Sus principales actores son Héctor Alterio, Leonardo Sbaraglia, Cecilia Dopazo, Fernán Mirás y Daniel Kuzniecka.

 

Hay escenas muy conocidas que se realizaron en Esquel, se grabaron escenas en una casa de estilo galés, por la calle 9 de julio y también algunas en el centro. Se estrenó en el año 1995.

 

 

 

Otra de las películas fue "flores amarillas en la ventana", que contó con la participación de muchos extras de Esquel, vecinos de la ciudad.

 

Daniel García, actor y profesor, estuvo en la producción de "caballos salvajes" y actuó en "flores amarillas en la ventana". En diálogo con él, recuerda:

 

"Flores amarillas se grabó íntegramente en Esquel. Caballos salvajes fue grabada en distintos lugares, algunas localidades. Coordiné la participación de extras, y recuerdo una escena en una casa muy linda, cerca de canal 4, color ladrillo. Después se filmó camino al lago,  en la chacra de Vargas grabamos en helicóptero cuando los caballos salen corriendo, también estuvimos en la chacra de Evans, lugares de campo.

 

"En una de las escenas teníamos que juntar a los caballos, en la toma final desde un helicóptero cuando los caballos se dispersan, los caballos tenían que tener características especiales: no ser blancos, tenían que tener tonos parecidos, la cola larga era porque supuestamente eran "salvajes", y empezaron a traer caballos desde todos lados. La producción fue muy cara.

 

"Los paisanos decían que los caballos no se iban a juntar, pero cuando los juntaron y aparece el helicóptero salieron en todas las direcciones, espantados"

 

 

 

 

Sobre flores amarillas, recuerdo el equipo. La historia de esta película era parecida al contexto de la película Patagonia Rebelde, todas las escenas fueron ambientadas en la época de los 20. Yo hice del malo de la película, el papel de teniente que los persigue. El elenco fue muy lindo, vinieron Arturo Bonín, Katja Alemann, Carolina Fal, Fabiana García Lago y Martín Karpan.

 

 

 

De Esquel participó muchísima gente. Habían dos casas, una atrás de la universidad, de Roberts. Después en otra casa, de Egmann, camino a Trevelin, en la chacra de Ripa también se filmó, camino a Tecka y por el Río Percy.

 

 

 

Daniel García y Katja Alemann

 

 

"Sobre la gente de Esquel que participó, algunos tenían experiencia teatral y otros no. La película se estrenó en el auditorio, en el año 1996. Recuerdo que en el Río Percy la gente se acercaba a ver, pero en el resto teníamos que tener mucho cuidado porque estaba ambientada en otra época, había resguardo con la ropa, los cables, entre otras cosas".

 

"Fue muy lindo y emotivo. El 90% de los actores eran de Esquel, la gente se veía y se reconocía. Desde Eduardo de Bernardi a Garzonio, Sonia Kraisselburd, Otarola, Jorge Oriola, Graciela Bonansea… Muchos. Distintas profesiones y personalidades. Participaban con muchas ganas"
 

 

 

 

 

Sonia Kraisselburd afuera de una casa donde realizaron parte de la película

 

 

Todos fueron protagonistas de una época muy importante. Los actores que venían desde Buenos Aires quedaban sorprendidos por los paisajes de la ciudad, también destacaron la amabilidad de los Esquelenses.

 

Más adelante veremos cómo seguirá la historia del cine en Esquel, pero sí podemos destacar los años "dorados" de la industria cinematográfica, desde los 20 en adelante... Actualmente hay muchas plataformas para poder ver una película o serie, pero los avances tecnológicos que se iban realizando cada año, ocasionaban sorpresa en los habitantes de la ciudad.

 

Un agradecimiento especial a:

 

Edilio Salsamendi por su recuerdo del cine "Ideal" y sus historias, a Ernesto Lucero por sus anécdotas como boletero del cine Coliseo y la canción que le dedicó, a Jorge Oriola por la información otorgada en sus escritos “Esquel, del Telégrafo al Pavimento”, a Julián Filippa por sus anécdotas viviendo en el cine "Armonía", a Daniel García por contarme la historia de su participación en dos películas que realizaron acá, al museo histórico de Esquel y al archivo histórico, además del aporte de algunos vecinos a través de imágenes que subieron en las redes sociales de Esquel en el "recuerdo".

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error