RED43 red43-canal Especiales RED43
11 de Junio de 2022
red43-canal |

Agustina Mateos: "Siempre quise ser bailarina y tener mi propia escuela"

Agustina Mateos comenzó a bailar desde muy chiquita, estudió la tecnicatura y el profesorado de danzas, ejerció su profesión en distintos espacios, y hoy es profesora en su propia escuela de baile "Somos Danza".

Por Emir Henriquez

 

 

Agustina Mateos es bailarina y profesora de danzas de su escuela "Somos Danza". Estuvo dialogando con Red 43 y nos comentó cómo empezó a interiorizarse en el mundo de la danza, qué aprendizajes y reflexiones tomó de sus experiencias profesionales, y cual es el mensaje que quiere transmitirles a las personas que concurren a su salón de baile.

 


 

Su acercamiento al mundo del baile fue a temprana edad. De chiquita siempre le gustó bailar, en donde sea. Cuando asistía a las fiestas siempre era la primera en bailar. Al demostrar que le gustaba demasiado moverse al compás de la música, comenzó a bailar árabe en una escuela de danzas a los 8 años hasta su adolescencia. 

 

 

"Desde muy chiquita bailaba en todos lados. En las fiestas era la primera en bailar y la última en irme".

 

 

Mientras finalizaba sus estudios secundarios en Esquel, Agustina sabía que quería irse a estudiar danzas para poder ejercer en un futuro. Uno de sus cinco hermanos vivía en Córdoba y le comentó que una facultad ofrecía la tecnicatura en danza contemporánea. Por esta razón, a los 17 años Agustina partió de Esquel y se fue a estudiar, contando siempre con la motivación y el apoyo de su familia.

 

 

Luego de recibirse en la tecnicatura, se anotó en el profesorado ya que deseaba enseñar danzas. "Veíamos varias danzas. Teníamos folclore argentino, latinoamericano, danzas clásicas, contemporánea, danzas afro, jazz y tango", detalló Agustina y destacó que, a lo largo del tiempo, concluyó que habían tres tipos de danzas que le apasionaban por completo, por lo que, decidió especializarse en danzas árabes (bellydance), contemporáneas y urbanas. 

 

Después de finalizar su etapa universitaria, junto con unas compañeras inauguró "Nereidas", "una danza independiente" donde bailaban ritmos latinoamericanos y folclóricos. También asistía a muchos seminarios y distintos elencos la convocaban para ofrecer shows de danzas. "Eso me motivó a audicionar. Fui a un casting que hicieron para la delegación para ir a Egipto. Entre 100 personas, 50 habían en Buenos Aires y acá quedamos 6. Nos fuimos a Egipto a trabajar de bailarines", contó Mateos y señaló que el viaje la ayudó a "practicar y a expresarme como bailarina, pero también fue un crecimiento personal de valorar un montó de cosas que antes no valoraba, por ejemplo, el agua potable".

 

De Egipto regresó a Esquel. Retomó su trabajo en diferentes eventos y comenzó a especializarse en dictar clases de danzas. Más tarde le surgió un viaje a México. "Me fue bien pero no me gustaba, no me encontraba dentro de esa danza. Llegó un momento en que no me gustaba como se veía la danza, la mujer, era todo sobre el show. Así que dije "quiero volverme para cumplir mi sueño, que era poner mi escuela.""

 

 

En 2019 Agustina regresó nuevamente a Esquel. En distintos lugares de la ciudad dictó clases de diferentes estilos de danzas. Durante ese período, se formó un grupo fijo y consolidado de alumnas, por este motivo, decidió abrir su propia escuela de baile en febrero de 2020 y la llamó "Somos Danza". El salón se ubica en la calle 9 de julio 1562, y ofrecen clases de danzas afro, jazz, urbanas, árabes, clásicas, twerk, contemporáneas, coreográficas, bachata, tango, folclore, entrenamiento y flexibilidad, y siendo ofrecidas por distintos profesores de baile y dirigidas a personas de cualquier rango etario. 

 

"Mi escuela se llama “Somos Danza” por el hecho de que somos en comunidad, tratando de trabajar con otro. Lo primero que resalto es la empatía y trabajar con otro", expresó Mateos y agregó que, paralelamente, tiene una compañía de árabe y otra de contemporáneo. 

 

 

"No hace falta que seas bailarín, que seas estilizado. No importa tu cuerpo y edad. Vos podes bailar igual".

 

 

En este sentido y teniendo en cuenta las reflexiones que destacó en sus experiencias profesionales, Mateos considera a la danza como el movimiento expresivo de los cuerpos. "Cuando empecé a ser profe seguía la forma hegemónica que hay sobre la danza acerca de que somos todos iguales. Ahora cambié y fui construyendo una forma distinta. La danza la veo como un movimiento bastante personal, respetando las particularidades de cada uno en relación a lo que ellos sienten con la danza, porque cada uno siente distinto", resaltó. 

 

 

"Ahora, después de 22 años que bailo, descubrí que la danza es más que solo el hecho artístico. Es el movimiento expresivo de uno".

 

 

Respecto a sus alumnas, Mateos reveló que "son personas muy sensibles y muy entregadas. Cuando se pone  el cuerpo en la danza, uno se presenta “acá estoy yo” y eso es un montón. También son muy respetuosas ante todo lo que hago, trabajamos mutuamente, ellas aprenden de mi y yo de ellas".

 

 

A modo de cierre, Mateos dijo: "Mi idea es continuar con la escuela y, si es posible, mejorarla en la infraestructura. Tengo muchas ganas de seguir capacitándome y viajar" y concluyó: "el año que viene, si todo sucede bien, puedo llegar a recibirme de danza terapeuta". 

 

 

 

Imágenes: Agus Mateos (Facebook), Somos Danza (Facebook).

 

Video: Gonzalo Porcel de Peralta (video "Volver").

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error