RED43 opinion
17 de Julio de 2022
opinion |
Rocío Paleari

Aquelarre: 31 años con las puertas abiertas al público esquelense

Este viernes fue el aniversario de la tradicional tienda de ropa femenina Aquelarre, que cumplió 31 años. Conversamos con su fundadora sobre cómo es ser mujer, empresaria y lograr que un negocio sobreviva en el tiempo.

¿Cómo nació la idea de crear una tienda de ropa?

 

 

En el año 1991 y cuando trabajaba en la Administración de Vialidad Provincial, en calidad de Jefe del Servicio Administrativo y Contable de la Repartición, (había entrado en 1975), sentí la necesidad de dar un cambio en mi vida y la idea de un local de ropa me entusiasmaba mucho, con el compromiso de mi esposo que me ayudaría económicamente para instalarme, renuncié a la tranquilidad y estabilidad que me daba mi trabajo en una repartición pública, para incursionar en el comercio.

 

 

¿Cómo fue empezar a trabajar en Esquel?

 

 

En realidad yo había trabajado, a cargo del Departamento de Alumnos, de la Universidad Nacional del Comahue y cuando vine a vivir a Esquel (recién casada), ingresé a trabajar en la Municipalidad de Esquel (1973) y posteriormente, previo concurso externo, renuncié para ingresar en Vialidad Provincial- Conclusión, lo único que había hecho hasta ese momento era ser empleada pública……

 

 

¿Cómo hicieron para perdurar en el tiempo?

 

 

Las cosas se van dando, un poco de suerte, mucho de trabajo y perseverancia, y  el mismo negocio te va marcando el rumbo, vos sólo tenés que saber interpretar, lo que es valedero y realizable.  El personal con el que tuve la suerte de contar a lo largo de los años fue la clave principal, la atención amable, lograr que el cliente se sienta bien atendido, demostrarle que valorás el hecho de que se haya acordado de mi local, cuando decidió salir a comprar una prenda para regalar o regalarse, además, considero que si te probas una prenda y la persona que te atiende es totalmente sincera, al darte su opinión cuando decís “¿¿cómo me queda??...”  Ese cliente vuelve…..  porque en el momento podés haber perdido una venta pero, te ganaste un muy buen cliente.

 

 

¿Cómo es ser mujer y empresaria ahora? ¿Y cómo era ser mujer y empresaria cuándo empezaste?

 

 

En mi caso particular nunca sentí que el hecho de ser mujer,  fuese problema, siempre me sentí totalmente integrada laboralmente, respetada y valorada.

 

 

 

¿Cuál es el mayor desafío en este momento?

 

 

Hace ya varios años que consideré que había llegado el momento de dar un paso hacia el costado y dejar espacio a la nueva generación. Mi hija había regresado a Esquel, luego de su carrera universitaria, su post grado, unos meses en Italia, haciendo otra capacitación; quién luego de meditarlo, aceptó el desafío, dejó su consultorio, para dedicarse de lleno al comercio. Aquelarre, que siempre había sido unipersonal, se convirtió en una sociedad, y comenzamos a trabajar juntas. Con el ímpetu que proporcionó su juventud, el local se transformó en tres, Intenso, Vída Mía y Aquelarre, hasta que consideré invertir los roles y a partir de allí, Guadalupe sería la que, en lo sucesivo,  tomara las decisiones….. Hoy la posta ya está en manos jóvenes, Guadalupe y Marco son los encargados de llevar todo adelante, en estos tiempos tan difíciles que transitamos….

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error