X

El Horcón: ¿Tendremos políticas de estado en Argentina?

El Horcón

En Argentina no se van terminar los “planes”, ni ahora ni en el próximo gobierno. Hay muchos desplazados sociales que no tienen las herramientas que les permitan insertarse en el mundo del trabajo y por ende satisfacer las necesidades básicas como techo y comida.

De hecho, tal como se avizora el caótico e impredecible mundo en el que vivimos, es posible y está sucediendo que empresas y emprendimientos que por décadas y hasta por más de un siglo, fueron fuente de trabajo e incluso de innovación y demandantes de empleo, hoy apenas logran mantenerse brindando servicios o han cerrado sus puertas.

No solo es un fenómeno de este país. El sistema económico mundial, que sienta sus bases en la especulación financiera y en el endeudamiento global -cíclico e impagable- carece de estrategias que puedan prescindir de asistencia social, más aún en países como el nuestro, con falencias institucionales agravadas, corrupción endémica y falta de políticas de estado.

Con la educación totalmente en crisis, Chubut  haciendo  podio en este sentido, es casi imposible replantearnos una provincia o un país de mejor calidad de vida para nadie, tampoco para aquellos que pueden pagarla.

El que, de forma miope, ignore a aquellos que no pueden afrontar los costos de una educación de calidad, solo tienen que observar que ya hoy las carencias de otros en ese sentido, traerán  carencias propias, por ejemplo, la seguridad que falta o se resiente; en gran medida los excluidos sociales son víctimas y victimarios. La salud deficiente de los que no tienen como afrontarla o no saben cómo hacer para estar más sanos es un problema tanto para los carentes como para los que tiene recursos para pagar los servicios de este tipo.

Solo dos ejemplos derivados del desconocimiento, de las políticas añejas que se empeña en seguir un guion facilista, con una base clientelista, demagógica y corrupta; ignorante del desarrollo tecnológico que propone nuevos paradigmas a una velocidad mucho más acelerada que los años que llevaron, por ejemplo , el despliegue de internet que hoy se considera  un servicio prácticamente imprescindible tanto en la vida privada, empresarial y de las instituciones, lo cual incide no solo en el conocimiento y el acceso a la información, sino también plantea una nueva forma de visibilizar la política y llegar al ciudadano.

De hecho, el programa “Argentina contra el hambre” que piensa implementar Alberto Fernández- quién tiene grandes posibilidades de ser el próximo presidente- ha sido definido por el futuro mandatario como la "primera política de Estado del siglo XXI" (reconoce que no tenemos política de Estado en Argentina). El propósito es que trascienda al futuro gobierno y esté vigente, al menos, en los siguientes cinco periodos.

Sobre el resultado de este programa, ya tendremos posibilidad de evaluar si, esta vez, hay una propuesta seria.  Con la educación, la salud y la seguridad sucede otro tanto. Está claro es que no hay soluciones mágicas y se necesitan acuerdos para diagramar políticas de Estado que no solo se circunscriban al mandato de turno, es imprescindible que se engloben soluciones para crecer como país y actualizar y fortalecer el orden democrático con el que hoy contamos. 

 

CHISTE DE YAPA

Un niño regresa de la escuela a su casa, cansado y hambriento y le pregunta a su mamá:

-Mamá, ¿qué hay de comer?

-Nada, hijo.

El niño mira hacia el loro que tienen y pregunta:

-Mamá, ¿por qué no comemos loro con arroz?

-No hay arroz.

-¿Y loro al horno?

-No hay gas.

-¿Y loro en la parrilla eléctrica?

-No hay electricidad.

-¿Y loro frito?

-No hay aceite…

Y el loro contentísimo grita:

-¡¡Vamossssss!! ¡¡Sí se puede!!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

El Horcón: ¿Tendremos políticas de estado en Argentina?

Logín