RED43 opinion
26 de Noviembre de 2020
opinion |
El Horcón

El Horcón: termina otro año sin educación en Chubut

Nueva columna de opinión sobre la situación educativa en la provincia.
El Horcón

Termina un año lectivo que no fue. Algunas escuelas apuestan por un acto de fin de curso presencial, prácticamente como único encuentro de todo un ciclo. Esperemos que el objetivo sea mostrar a los estudiantes que ahí sigue el centro educativo, con la esperanza que -en algún momento- las aulas los vuelvan a reunir.

 

Hasta marzo, según el Ministerio de Educación de la provincia, habrán instancias de refuerzo de aprendizajes y cierre de contenidos y en ese mes -supuestamente- comenzaría otro ciclo lectivo del cual ni siquiera se sabe de qué forma se llevará a cabo; se habla de virtualidad y presencialidad vinculados, pero lo cierto es que hay más incertidumbres que certezas.

 

Para muchos niños y jóvenes ya la escuela no será una opción, pasaran a ser parte de ese enorme porciento de argentinos que abandonan las aulas por disimiles motivos que van desde lo económico, la desmotivación y la apatía generada por un sistema que, cada vez, apuesta menos a garantizar los saberes en aquellos que deben estar en las aulas.

 

Se sigue hablando de conectividad sin tener en cuenta a escuelas que nunca han tenido Internet y chicos que no tiene forma de conectarse, a estas alura para estos casos no hay soluciones concretas. Para aquellos que pueden acceder a contenidos de forma digital tampoco hay un plan serio que los contengan, se repiten historias donde las clases brillaros por su ausencia y no hubo, prácticamente, relación entre estudiantes y escuela.

 

No se escucha, al menos en Chubut, verdaderas intenciones de que en el 2021 las clases lleguen a todo aquel que pueda y deba estudiar, los dichos y declaraciones desde el Ministerio de Educación, ni dan esperanzan ni quiten las preocupaciones sobre el retorno a clases el próximo año. El discurso es ambiguo y bastante trillado.

 

A ello hay que sumar que en nuestra provincia los paros docentes no cesaron y aún con la modalidad digital tuvieron a muchos maestros adheridos a medidas de fuerza. Llegando ya a diciembre, las condiciones que generan los reclamos, siguen sin resolverse.

 

En Argentina y especialmente en Chubut, la educación sigue sin ser prioridad, el daño que semejante decisión está causando ya es palpable, pero se verá profundizado si no hay una decisión política para que nuestros jóvenes no se queden a la zaga en cuanto a saberes, algo que está sucediendo. No parece haber nadie interesado en seguir el ejemplo o averiguar como hicieron aquellos países o comunidades que no cerraron sus aulas.

 

Una provincia donde se priorizó la apertura de casinos, restaurantes y otras actividades económicas, no fue capaz de diseñar protocolos que permitieran que las aulas recibieran a los estudiantes al menos una o dos veces por semana, ni siquiera en ciudades como la nuestra donde la presencia del virus ha sido ínfima.

 

Mientras que la educación siga sin ocupar el lugar imprescindible que necesita la sociedad no tendremos un país que esté pensando en su desarrollo.

 

Con la gran deserción que tenemos, la falta de inversión en educación desde lo edilicio hasta la capacitación y renovación de programas que propicien la inserción de los estudiantes en el mundo del trabajo, difícilmente podremos avanzar en otras áreas como, por ejemplo, salud y seguridad. Nada escapa de las consecuencias que acarrea para un país donde su recurso humano no sepa -como sucede en muchos casos y aún terminando el secundario- interpretar una consigna o realizar cálculos básicos.

 

Si la política no decide que estamos ante una emergencia educativa y toma los recaudos para solucionarla, Argentina seguirá en una espiral de retroceso cada vez más inclusiva.

 

 

CHISTE DE YAPA

 

El jefe de una estación ferroviaria le pregunta a uno de sus empleados:

 

-Dígame, ¿usted qué haría si ve que dos trenes van a chocar?

 

-Avisarles por radio o con banderas para que cambien de carril...

 

-¿Y si no tuvieran radio ni banderas, que haría?

 

-Pues entoces, llamaría a mi primo...

 

-Ahhh, ¿Su primo sabe del tema?

 

-No para nada ¡pero nunca ha visto un choque de trenes!

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error
Opinión
lifestyle |
lifestyle |
opinion |