red43-canal |

Historias de esquelenses: Damián Duflós

El secretario de Cultura nos cuenta sobre su vida y su trabajo.

Nacido y criado en Esquel, Damián Duflós es el secretario de Cultura de la ciudad. Además de su familia y su trabajo, vive su pasión: el blues, que disfruta como músico autodidacta.

 

Hoy se dedica a la cultura, pero, en esta entrevista exclusiva, nos comenta que en un principio intentó entrar a la Escuela de Aviación Militar, en Córdoba. Sin embargo, padece un leve defecto de la visión que lo obligó a cambiar de rumbo.

 

Al llegar a Córdoba, su padre le dijo que debía aprender a tocar un instrumento, “para los momentos de soledad” que tendría en la Escuela, dice, riendo. Así, comenzó con la armónica, principalmente, por practicidad.

 

“Llevar un piano en el bolsillo es muy difícil”.

 

Desde allí, pasó a otros instrumentos, siempre aprendiendo por sí mismo. Comenzando con el rockabilly, fue hacia atrás en la historia de la música estadounidense hasta llegar al blues, del cual es fanático, pero le gusta “toda la música bien tocada”, como nos comenta.

 

“Te conectás cuando verdaderamente hay un sentimiento, cuando vos ves que el músico está transmitiendo su alma a través de la música, independientemente del género musical”.

 

Dice que, como todo músico, “no es profeta en su tierra”, pero que esto tiene que ver con la idiosincrasia de cada ciudad: “Cuando uno te ve que vas a hacer compras al supermercado o te ve en la fila para pagar un impuesto, no te ve como artista, sos un ciudadano más. En cambio, cuando estás arriba de un escenario o en otro lugar, ya como que te conocen más por esa faceta artística”. Sin embargo, celebra que Esquel “consume buena música” y cuenta que el blues quizá no es tan popular, como género personal e instrospectivo, pero el rockabilly, que también disfruta, es más contagioso y enérgico, “más gustoso a todas las generaciones”.

 

“Por ahí la gente no se da cuenta, pero El Bodegón fue muy importante en la historia del blues en la Argentina. Inclusive figura en los libros: hay un libro escrito por un periodista y por un músico, que se llama ‘Bien al sur’, que es la génesis del blues en la Argentina, y El Bodegón figura en ese libro, yo también figuro, mi hija figura también. Y Esquel está ahí, está presente en ese lugar”.

 

(Nos regaló una canción de su autoría: te invitamos a escucharla)

 

Luego, llegó la creación de la banda de la que forma parte, Goodfellas, al volver a Esquel después de muchos años de no estar en la ciudad. Venía de una tragedia familiar, el fallecimiento de su esposa: se mudó de una semana a otra, junto a sus tres hijas. “Hice la mudanza, que me costó muchísimo: poder embalar las cosas allá en Neuquén, todo lo que implica el guardar las cosas y el ver el lugar donde estabas viviendo. Eso lo pude hacer gracias a amigos, que me ayudaron”.

 

Le tocó hacer el duelo en Esquel, ya como secretario, en un cargo difícil que implica muchas horas y sacrificio. “Generalmente, uno dice: ‘Los duelos tardan un año’, pero yo hace más de 3 años que estoy, ya voy para el cuarto y uno sigue todavía con un proceso”.

 

“En el trajín diario, vas: vas haciendo, y tu mente va concentrada en un montón de cosas. En proyectos, en cuestiones organizativas, en la Secretaría, y el organigrama, y los empleados. Y después, cuando llegás a la noche a tu casa, es cuando caés a tierra. Es como un sedante. En mi caso yo sé que el proceso va a ser más largo, por el hecho de estar tan ocupado. Y aparte, bueno, tengo tres hijas. Entonces bueno, es ser papá, mamá y secretario de Cultura”.

 

Su vida diaria lo lleva a estar ocupado constantemente. “Lo bueno que tiene Esquel es que es una ciudad chica, entonces en 5 minutos estás en cualquier lado: tenés una reunión y salís 5 minutos antes. En Neuquén eso no lo podía hacer”, cuenta.

 

“Igual no soy de pedir mucha ayuda. Me cuesta pedir ayuda”.

 

Su gestión comenzó solamente por conocer, armar el organigrama y aprender cómo manejar las cosas. Una de sus mayores satisfacciones fue lograr revivir el cine: además, se alegra por haber llegado a solucionar, en gran parte, el problema de que la gente no se enterara de los eventos. Ahora, intenta dar lugar a la generación nueva, con la cultura del hip hop, la música electrónica y demás.

 

“Por ahí es necesario que se acerquen, y que hablen conmigo y que me cuenten de sus proyectos, porque a lo mejor se tiene la idea de que Cultura no apoya, pero estamos en desconocimiento. Necesitamos que haya una inyección de cosas nuevas”.

 

Sigue habiendo ocasiones en las que se complica ayudar, por situaciones económicas o sociales, pero con el presupuesto que hay la Secretaría tiene muchos nuevos proyectos, como terminar el Museo de Culturas Originarias y que se utilice como espacio de referencia; organizarse junto a los institutos de tecnicaturas, de arte, música y teatro; volver a posicionar el Encuentro Provincial de Teatro, el Pre Cosquín, y muchas cosas más.

 

Te invitamos a conocer la historia de Damián Duflós en sus propias palabras. ¡Que lo disfrutes!

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error