Dólar Compra $69,00 Venta $74,00
Euro Compra $75,00 Venta $80,00
Real Compra $12,00 Venta $13,00
red43-canal |

Historias de esquelenses: "Lito" Calfunao, custodio de la música patagónica

Rogelio “Lito” Calfunao nació en Cholila en el 72 y el trabajo de sus padres lo llevó por Gastre; por Río Pico, donde pasó gran parte de su infancia; y, finalmente, por Esquel, donde siguió con la secundaria. Luego de todo este recorrido y su vida en distintas localidades patagónicas, considera a Esquel su lugar en el mundo.

 

“Patagónico, chubutense al 100%: y paisano, ¿no? El apellido, Calfunao, lo dice. Cholilero de pura cepa”.

 

Cuando terminó el secundario, pensó en irse a estudiar, como hacían muchos de sus amigos, a ciudades grandes del norte. Sin embargo, recién abría Radio Nacional y quedó seleccionado para trabajar allí: desde hace 28 años, es su vocación y lo que más le apasiona.

 

Tuvo muchos programas y su principal objetivo es reivindicar la música de su región. Esto lo hace a través de uno de sus shows, Radio Patagón. Con el tiempo, pudo también instalar una sala de grabación, que ya tiene hace 14 años.

 

“Yo me crié sin televisión. En el pueblo en el que estábamos, en esos tiempos, año 80, no existía la televisión como está hoy, no existía internet, lejos. Era pura radio. Chilenas, uruguayas, escuchábamos Radio Nacional Esquel en ese momento”.

 

También le gusta el rock (hace poco, fue a ver a Iron Maiden, por ejemplo), pero su esfuerzo se centra en revalorizar la música patagónica. Los artistas debían viajar muchos kilómetros para ver plasmada su música en CD u otros medios: con su espacio, destinado a artistas locales, lograron dejar registrada toda esta música regional.

 

“Acá tenemos mucha raíz en cuanto a la poesía, a la composición misma. Muy buenos valores musicales. Chicos que han tenido posibilidad de ir a estudiar, recibirse y volcar eso otra vez a su lugar. No tiene dimensión, lo que vale”.

 

También tienen un canal de YouTube, que iniciaron en 2014 y con 7000 suscriptores, de producción puramente local y regional. Muestran “cosas nuestras”: la idiosincrasia de la Patagonia, urbana, paisana, de la meseta y del campo; paisajes de la Cordillera y mucho más. Tienen comentarios de varios lugares del mundo.

 

“La música, en realidad, es sentimiento. Que se pueda plasmar, por ejemplo, en un CD: eso queda para siempre. Nosotros estamos de paso”.

 

Según Lito, decir que la Sala Patagón es un templo quizá es mucho, pero el lugar es un referente de la música patagónica. Están cerca de las 500 producciones, con gente que ha ido a grabar desde Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chile, Neuquén, Trelew, Comodoro y el interior: lugares como Gan Gan, Río Pico, Gobernador Costa, San Martín, Paso de Indios, Gualjaina, Cushamen, Cholila. Con ayuda de su familia y amigos, ha logrado sostener en el tiempo su trabajo.

 

“Poder mostrar algo hecho con mucha pasión, corazón, y no solamente comercial”.

 

El evento de Radio Patagón es acompañado por mucha gente. Siempre van por más: la administradora de la sala es su esposa y él es la cara visible, en contacto con los músicos. Sus compañeros de la radio también son sus cómplices incondicionales. El objetivo siempre es difundir la música patagónica, con la ayuda de todos. Además, siempre van por más: le gustaría tener más equipos profesionales, instrumentos y otras plataformas de grabación, y, principalmente, contar con sus hijos para acompañarlo. Entre las metas, está transmitir en vivo, con buena internet, aunque todavía no es redituable para los recursos de la sala. Lo más importante para Lito es “Que la música siga, se siga produciendo música, acá, en la región: en Esquel, en la cordillera, en la meseta y en la Patagonia misma”.

 

Escuchá su historia, en sus propias palabras:

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error