30 de Abril de 2020
opinion |
El Horcón

El Horcón: "Alimentos en escuelas que se necesitan repartir"

Una nueva entrega de la columna de opinión.

Directivos y docentes de Esquel, prepararon bolsas de alimentos para estudiantes de las escuelas donde imparten clases, dado que muchas familias atraviesan situaciones muy difíciles provocas por el nulo o escaso trabajo que han traído las restricciones por la cuarentena.

 

 

Estas bolsas o cajas de alimentos son solo un paliativo para la situación de cada familia, muy bienvenidas ya que los recursos son cada vez más escasos. Las escuelas que llevaron adelante esta iniciativa lo hicieron con el dinero que contaban de la partida de alimentos asignada desde la provincia para meriendas y desayunos del curso escolar, que, como sabemos, no se ha utilizado al estar las clases suspendidas.

 

 

El trabajo realizado por los docentes no fue solo de armar las bolsas o cajas para su entrega a las familias. Previo a esto, se hizo un relevamiento que incluyó a todos los hogares de los estudiantes, para determinar aquellos que estaban en condiciones más complejas. De esta forma se conformó un listado de los casos más urgentes, teniendo en cuenta que el presupuesto para alimentos es ajustado y la idea es que se reparta la mayor variedad y cantidad de productos de acuerdo a las posibilidades de cada centro educativo.

 

 

Estas bolsas o cajas, hace una semana o más de dos, que están disponibles en varias escuelas y desde el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), no pasan a retirarlas.

 

 

Los docentes reciben llamadas de las familias a las que se prometió la ayuda de alimentos, sin que estos puedan dar respuesta. Hasta la fecha, desde el COEM, alegan, fundamentalmente, falta de transporte. Lo cierto es que pasa un día y otro mientras el reparto de los alimentos no se hace, en tanto las familias esperan por una ayuda que ya está disponible.

 

 

Tampoco se ha dado autorización a los directivos para que puedan poner en marcha alguna iniciativa que permita que las familias cuenten con los alimentos que, si bien no es mucho, al menos ayudará -por algunos días- a esos hogares, que no la están pasando nada bien.

 

 

¿Qué falta para el reparto? ¿Voluntarios? ¿Transporte? ¿Pensar?

 

 

Seguramente -confiamos- que, dado los feriados, no se espere a la próxima semana para que, esta ayuda -ya lista desde hace tantos días para ser entregada-, llegue a los vecinos que la necesitan.

 

 

CHISTE DE YAPA

 

 

Un ladrón entra a un banco, apunta con su arma al cajero y exige que le de todo el dinero.
Una vez con el botín, se da la vuelta hacia uno de los clientes y le pregunta:
- ¿Usted me vio robar?
- Si, pero de refilón.
El ladrón le pega un tiro en la cabeza.
Se dirige a otra persona que había al lado:
- ¿Y usted, me vio robar?
- No, la verdad es que apenas vi nada...
El ladrón le pega dos tiros en la cabeza.
Se da vuelta hacia una familia que estaba parada a su lado y pregunta:
- ¿Y ustedes, me vio robar?
El hombre le contesta:
- Yo no vi nada... pero mi suegra si, la vi grabándote con el móvil.

 

 

Imagen ilustrativa.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error