Dólar Compra $69,00 Venta $74,00
Euro Compra $75,00 Venta $80,00
Real Compra $12,00 Venta $13,00
red43-canal |

Primera mano: cómo afectan el coronavirus y las medidas de fuerza a la educación en Chubut

La pandemia y las manifestaciones previas tuvieron un fuerte impacto sobre la educación de los jóvenes chubutenses, pero también ofrecieron nuevas perspectivas. Hablamos con la nueva ministra de Educación, Florencia Perata.

La “virtualidad” es un concepto que, pese a que en la actualidad hay más de una generación de “nativos tecnológicos”, no llegó hace tanto tiempo. La posibilidad de comunicarse de manera virtual, a través de internet, no tiene más de 30 años y su crecimiento y difusión fue descomunal: actualmente, en el marco de la pandemia, es más relevante que nunca.

 

Poder realizar tareas de manera virtual, como el trabajo remoto, es uno de los nuevos paradigmas. Durante esta pandemia, este método permitió que muchas personas continuaran con su actividad normal, pero desde sus hogares. A partir de esto, muchas empresas e instituciones incluso notaron grandes ventajas, como un gran ahorro de costos de mantenimiento de oficinas y establecimientos. En la gran mayoría de los casos, se mantuvo la productividad, y, en otros, incluso fue en aumento. Grandes compañías están, actualmente, considerando pasar una gran parte de su fuerza laboral al modelo remoto.

 

La educación es una de las áreas que se adaptó al nuevo paradigma. Los docentes y alumnos con los medios disponibles pudieron continuar con su educación de manera virtual. La ministra de Educación, Florencia Perata, explicó que la necesidad surgió ante la emergencia: se debía sostener el vínculo pedagógico durante el aislamiento y la herramienta de comunicación por excelencia fue la virtualidad. El Classroom fue la plataforma que el Ministerio proveyó para complementar todos los demás medios, como la computadora y el celular. Para quienes no cuentan con la conectividad o los dispositivos necesarios, continuaron con el formato papel, con el envío de cuadernillos a los estudiantes.

 

“La verdad es que se ha puesto todo para que esto se dé y la respuesta, aun en el contexto difícil que atravesamos, ha sido satisfactoria”.

 

La cobertura, en general, fue muy amplia: supera el 90%, con un 85% estudiando de manera virtual. Los que quedan fuera son niños y jóvenes que asisten a escuelas rurales, donde solo hay un 20% de virtualidad, con el resto educándose a través del papel.

 

“Los docentes han estado a la altura de las circunstancias: han continuado dando sus clases y la verdad que hay iniciativas que son muy lindas”.

 

Antes de la pandemia

 

Previamente a los inicios de la pandemia, que obligó a cambiar los métodos de enseñanza, había muchas medidas de fuerza en Chubut, por la falta de pago de salarios en tiempo y forma. La masa salarial de la cartera de Educación es la más grande del estado, con 17 mil agentes.

 

Sin embargo, se realizaron avances al respecto: la ministra explicó que, el martes pasado, se dio cumplimiento a cláusulas adeudadas, por lo cual, en lo que respecta a los aumentos, el Ministerio de Educación se encuentra al día.

 

“La cuestión del cobro escalonado excede esta cartera”.

 

El viernes, también hubo una reunión para avanzar sobre el estado de los edificios, con el fin de mejorar la situación de los establecimientos educativos. Se está llevando a cabo, para lograrlo, un relevamiento por niveles de urgencia. Para la próxima semana, por otros temas, se programó una reunión con los gremios.

 

Cabe destacar que, luego de que comenzó la contingencia, continuaron otras tareas, además de las relacionadas con lo económico. Andrés Meiszner, el secretario general de Gobierno, fue previamente ministro de Educación y, según declara Perata, siempre brindó su acompañamiento al sector. Algunas de las iniciativas que la ministra tiene en curso son la cobertura de horas cátedra, el no cese de los suplentes durante la pandemia y la cobertura de cargos directivos en la primaria.

 

Regreso a las escuelas

 

Sobre el retorno de los alumnos a los establecimientos educativos, se deben tener en cuenta diversos factores que pueden afectar a alumnos en situación de vulnerabilidad.

 

“Estamos generando una desigualdad: algunos empiezan y otros no empiezan, entonces hay un grado de avance de los contenidos, en algunas áreas, mayor y, en otras, menor”.

 

En algunos casos, por ejemplo, si bien las comunidades rurales no tienen contacto con zonas donde prolifera el virus y no han tenido ningún caso, no es el caso de los docentes: muchos de ellos residen en áreas urbanas, van hacia los centros rurales, dan clases y regresan. También hay mucha movilidad de los estudiantes, cuya salud es una prioridad.

 

“En cuanto a la cuestión de las clases, yo me inclino por un formato dual: virtual, o no presencial, y presencial”.

 

La circulación se deberá evaluar junto con Salud, Seguridad y los sindicatos. Desde la Nación, se creó un consejo asesor para el regreso a clases que integra diversas áreas y, en este ámbito, se determinará cuál será el momento justo.

 

El calendario escolar aún no estaba definido antes de que comience la contingencia, pero, actualmente, se evalúan maneras de readecuarlo a la situación actual. Entre las opciones, se encuentra la cursada los sábados o la reducción de las vacaciones.

 

“Eso es una cuestión: otra readecuación puede ser dar continuidad en el ciclo 2021 al ciclo 2020, o sea, llevar a cabo la promoción y la acreditación en el primer bimestre del año próximo”.

 

“Esta pandemia va a marcar un hito en el paradigma educativo: ya lo está marcando”.

 

La ministra también hizo referencia a los cambios que se notaron durante la pandemia, donde se pudo mantener el vínculo pedagógico sin necesidad de tener a los alumnos en el aula junto a los docentes. A estos nuevos medios y descubrimientos, se suman nuevos desafíos, como el armado de las clases en virtualidad por parte del docente, en lo que respecta a consignas, recursos y devoluciones.

 

Las estrategias son novedosas. El sistema administrativo también se adapta, sin papeles, priorizando los medios digitales.

 

A partir de las opciones que esto ofrece y las ventajas que podría proporcionar, se podrá pensar en los nuevos modelos de educación, diseñados en años recientes.

 

“La virtualidad vino para quedarse”

 

Todo esto y mucho más, en una nueva edición de Primera mano, el programa conducido por Martín Berrade. ¡No te lo pierdas!

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error