videos |

Fitzroya ofrecerá una nueva propuesta gastronómica

Será apta para celíacos e incluirá alternativas vegetarianas y veganas, entre otras.

Todos los lunes, a partir del 16 de marzo en Fitzroya, se presentará, de la mano de Rodrigo Gajardo y Florencia Siffo, una nueva propuesta gastronómica: se trata de una alternativa de "alimentación consciente", donde se incluirá a todas las personas que deseen, por elección, o deban, por recomendación médica, alimentarse de manera diferenciada, como celíacos, vegetarianos y veganos, entre otros.

 

Ambos chefs trabajan hace tiempo sobre esta línea y el nuevo espacio permitirá aplicar conocimientos técnicos para una cocina más integral, en un lugar donde las familias puedan acercarse a comer, en lugar de en formato de vianda, como se lleva a cabo actualmente.

 

"La idea es que en la mesa se puedan sentar todos".

 

En principio, se tratará de alimentación "basada en plantas", con muchos vegetales de productores de Trevelin y Esquel que enviarán sus productos frescos semana a semana. Esta no será la única oferta, sino que se sumará a lo que se ofrece actualmente, para que las personas puedan visitar con amigos el local y no preocuparse por los productos que ofrezcan o por repetir el menú. La disponibilidad de la carta dependerá de la producción agroecológica y orgánica local, y se contará siempre con productos de estación.

 

Los alimentos aptos para celíacos no se harán en Fitzroya, ya que la cocina y los productos que ofrecen allí actualmente no lo permiten, sino que se hará una reserva previa para así poder elaborarlos en una cocina independiente, completamente adecuada para esta necesidad.

 

Siffo contó que esta no es una propuesta nueva, sino que se viene trabajando en Argentina desde hace tiempo: "Tiene que ver con la salud, con utilizar el alimento como medicina", explicó. "Cubre distintos aspectos de las necesidades nutricionales que tenemos".

 

"Nuestra idea es mostrar un poco todo lo que se puede hacer desde ese lugar, con esos recursos, desde la alimentación vegetal".

 

En Esquel, además, han proliferado las dietéticas y esto permitirá aprender a salir un poco de los insumos más conocidos, con la posibilidad de crear comidas con nuevos ingredientes. "No por comer plantas queremos comer algo que no nos tiente, no nos guste, o que no tenga buen sabor".

 

Además, otra particularidad es que la cocina comenzará a trabajar a partir de las 7 de la tarde. "Nos pasa que a veces salimos a comer y las cocinas recién están abiertas un poco más tarde: hay una tendencia de modificar ese hábito, y también sirve para los turistas. Hay muchos turistas que vienen y se sorprenden, a veces, por el horario de apertura de las cocinas".

 

"Es un hábito saludable comer temprano".

 

El menú no será fijo ni con carta, sino que dependerá de la disponibilidad de insumos frescos y de la mejor calidad posible.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error