RED43 destacados Especiales RED43
06 de Junio de 2021
destacados |

La Pantera y Step , los boliches más emblemáticos de los 80

El inicio de una época distinta, de la mano de Roberto Bagnato. "La Pantera" funcionó en Trevelin a partir del año 1978 y "Step" en Esquel, por el año 1980. Eran lugares de encuentro, de baile y de la mejor música del momento.

Por Donato del Blanco

 

 

Cuando hablamos de innovar y traer algo nuevo en Esquel y Trevelin para los años 70 y 80, Roberto Bagnato es el ejemplo más claro. Creó el boliche "La Pantera", en el año 1978 y "Step" en el año 1980. 

 

 

Charlando un poco y entre medio de un café, Roberto me transmitió que en sus comienzos en el rubro, lo primero que realizó fue una casa de café, en Trevelin. Tuvo tanto éxito, que al poco tiempo la convirtió en Casa de Té. Trabajaban desde las cuatro de la tarde hasta las diez de la noche.

 

 

 

Es así que le cambió el estilo y puso una cafetería y sandwichería, de lunes a lunes. La mayoría de la gente que iba, era de Esquel, además de una parte de la juventud de Trevelin. Roberto me dijo que para ese entonces, los chicos y chicas bailaban en la parte de la cafetería.

 

 

Gracias a ese apoyo constante de los clientes, tuvo la posibilidad de hacer un boliche bailable, y así es como marcó una época de boliches en la ciudad de Esquel y Trevelin:

 

 

 

"Era la época militar y habían más controles, pero los chicos y chicas se ponían a bailar a las tres de la mañana. Eso motivó que siguiera con la cafetería, y mientras tanto edifiqué La Pantera. Exactamente fue en el año 1975 en el que abrí la casa de té y en 1978 ya tenía La Pantera.

 

 

El boliche de Trevelin fue diseñado por Walter Marrón:

 

 

Walter Marrón, en la derecha de la foto

 

 

Una de las novedades era el sonido. La música fue clave para esa época.

 

 

Gerardo Prestién, quien realizó toda la iluminación y electricidad de La Pantera. Fue dj y compartió los primeros momentos de la música de los 70 junto a Casimiro Soto y Beto Font.

 

 

Desde Esquel me empezaron a pedir que realice un boliche. Venían de la época de Kapañuma pero ya estaba en sus últimos años de funcionamiento.

 

Por el año 1978, autos y autos pasaban por la ruta de Esquel y Trevelin, llegaban parejas, amigos, conocidos, todos preparados para bailar, tomar algo y disfrutar.

 

 

 

La pantera, fue un antes y un después en las noches de Esquel y Trevelin. Cambió las costumbres. Se convirtió en un lugar de comunicación, de encuentro. En tiempos en que no había internet, Facebook  y tampoco Whatsapp, el boliche fue el lugar de comunicación de los jóvenes. Era encontrarse el sábado en el boliche o en el colegio durante la semana. ‘Nos encontramos en el colegio o en el boliche’, era la frase de la época.

 

 

 

​Conocido popularmente con su logo de la pantera o "The Pink Panther", la famosa película, atrajo jóvenes de Esquel, Trevelin y otras localidades. Su ubicación era efectiva porque estaba al frente de la plaza, y a pocas cuadras de la entrada de Trevelin. 

 

Ahí es donde se inauguró un lugar particular, original y de unión entre personas. El baile y la buena música, no faltaba nunca.

 

 

 

Para que te des una idea, el lugar se llenaba completamente. Todos se juntaban entre sí y la única preocupación era poder pasarla bien.

 

 

 

Fue tal el boom, que surgió hacer Step en Esquel.

 

 

En los años 80, circulando con los Ford y los Fiat 600 de la época en la calle 9 de julio en pleno centro de Esquel, se podía observar un cartel con letras imponentes llamado STEP.

 

 

 

A medida que te acercabas, se hacía más visible...

 

 

 

No era simplemente un boliche, era un lugar de encuentro donde todos los que entraban se conocían. Conocidos, amigos y parejas se formaron allí. Era el Esquel de otra época, para ese entonces se escuchaba otro tipo de música, se bailaba de otra manera y se tomaban otras cosas.

 

 

 

Significado del nombre

 

 

El nombre surge como consecuencia de haber destruido una escalera de madera muy vieja, que estaba desde hace años en el lugar. Cuando lo alquilé, habían ratas y estaba muy dejado.

 

 

"Es así que de a poco comencé a armarlo..."

 

 

 

Estilo del boliche

 

 

Era un lugar muy amplio, ya desde afuera era imponente.

 

 

 

Puse una escalera de cemento, alfombrado, muy original. Cuando entrabas, te encontrabas con un mural gigantesco que reflejaba un paisaje de montaña.

 

 

 

"La entrada era impactante y más para esa época"

 

 

 

Cuando subías al primer piso, había un túnel de diez metros de largo, lo atravesabas y te encontrabas con el salón. 

 

 

 

El acceso era casi directo en la barra del boliche.

 

 

 

Por la izquierda había un salón grande con sillones de goma espuma, y la pista se encontraba al fondo, además de una pantalla gigante para proyectar lo que traía desde Nueva York.

 

 

 

Sus viajes para traer iluminación y discos de vinilo

 

 

“Realizaba viajes cortos y rápidos. Traía lo mejor”

 

 

En Nueva York había góndolas y góndolas de discos de vinilo, y más adelante, salieron los CD.

 

 

Había un muchacho que me juntaba un montón de discos y me traía 100, 200 vinilos a Esquel. Eran posibles éxitos, buscaba los discos que se venían:

 

 

“Esto es el éxito que llegará", me decía.

 

 

Compré una revista llamada Billboard, y me asesoraba por ahí, estuve adscripto y fui al lugar. Hice una serie de compras y me mandaban una vez por semana la revista. Con eso estábamos al tanto de la música...

 

 

Tanto es así, que se acercaba gente de Buenos Aires, especialmente en la época de invierno. 

 

 

¡Era terrible la cantidad de gente que venía. Se asombraban de dónde sacaba la música!

 

 

 

La música del momento

 

 

Era muy variado: Phil Collins, Prince, Michael Jackson,Pet Shop Boys, Bowie, A-ha , Bruce Springsteen, Bee Gees y muchos más.

 

 

"Toda la música del 80, y con una anticipación de cuatro o cinco meses con respecto a Buenos Aires"

 

 

 

También traía cortinados que se usaban, por ejemplo estaba de moda la película y las canciones de "Fiebre de sábado por la noche". En la séptima avenida de Broadway, fue donde compré iluminación para Step.

 

 

 

La salida en los 80

 

 

La costumbre era llegar a las doce de la noche. A las y media ya estaba prácticamente lleno. Coincidía con la salida de los chicos de la escuela nocturna, que se ubicaba en la politécnica.

 

 

"Cerrábamos a las seis de la mañana..."

 

 

Poníamos música de ambientación mientras la gente entraba, hasta la una. A partir de esa hora, empezaba ruido total y música movida hasta las tres.

 

 

 

Luego había un bajón, de manera muy progresiva, íbamos bajando la música y poníamos lentos, y otra vez volvíamos a aumentar hasta las cinco de la mañana. A partir de ahí, todo lento.

 

 

“Teníamos la mano de Beto Font, Nelson Leguizamón, y Willie Wester,  los DJS” 

 

 

 

Puedo decirte que no vi jamás un DJ como Beto Font, manejando el equipo y la música. Tenía un don natural, mandaba a sentar a la gente cuando quería, y los volvía a poner en movimiento.

 

 

 

“Él ponía música lenta, y en tres o cuatro temas, te llevaba a la música movida”

 

 

¡Se levantaban todos de sus asientos y se iban para la pista, no quedaba nadie sentado!

 

 

Funcionaron los dos boliches durante dos años: tanto la Pantera como Step.

 

 

“Me hacía dos o tres viajes durante la noche”

 

 

Clientes y colaboradores

 

 

El socio inicial que tuve fue Alfredo Martínez Aguirre, en Step, pero al mes se retiró y quedé solo.

 

 

 

Colaboradores tuve muchos, los de la noche. Luis Fernández era clave, ya que era el Barman. También siempre estaba presente Jaqueline Abril, que era clienta y promotora del lugar. También tenía mozos. Nunca cambié de personal, estuvieron desde el año 80 hasta el 89, cuando cerré.

 

 

Luis Fernández y Bruno Salazar

 

Jaqueline Abril

 

 

Martín y El Rata Moreno, mozos

 

 

"Los habitués me paran en la calle para recordar Step. Tenemos recuerdos muy lindos"

 

 

Roberto junto a una amiga y clienta de Mendoza

 

 

 

Los clientes nunca faltaban, siempre le ponían la mejor onda.

 

 

 

Según los diarios de la costa, decían que la pantera era el boliche más hermoso de Chubut. Step también era reconocido por los medios. En canal 4, Carlos Susanich se encargaba de promocionarlo.

 

 

 

Alcohol y detalles...

 

 

“El fernet en esa época era muy barato, no era tan caro como ahora. Se tomaba Whisky , tenía un barman que hacía tragos.

 

 

¿Promociones? miles. Había de Frigor, los cuales nos llenaban de helado el lugar, Marlboro también. Cabe destacar que en esa época fumar era común y en las propagandas lo calificaban como algo positivo, al igual que hacerlo en el interior del lugar. También tuvimos promos de whisky "caballito blanco" y recuerdo que la marca Adler una vez trajo cientos y cientos de quesos desparramados en las mesas.

 

 

 

Temáticas, algunas particulares

 

 

Festejar carnaval era muy común. Pero había una original, realizada por mi. Se llamaba la fiesta de “Papa Noa”. Surgió después de inventar un trago que tenía piña con gancia, vodka y azúcar impalpable. Ese trago fue un éxito total, todo el mundo lo pedía.

 

 

Otra bebida fue el Pisco Sour. Tenía que ir a Futaleufú a comprar cajones.

 

 

 

"Lo empecé a servir con miedo porque no sabía si iba a tener éxito. La cuestión es que después me quedaba sin stock: servíamos litros y litros"

 

 

El contexto

 

 

Dejábamos entrar a todo el mundo. El que se portaba mal, no podía entrar la próxima vez.

 

 

¡Después iban a mi casa y me pedían por favor que se iban a portar bien y que lo dejen entrar!

 

 

El comportamiento de la gente era espectacular. El problema fue en la época militar porque entraban con armas. Los menores de edad quedaban adentro de la cabina de música o abajo de la barra. La barra era un lugar privado, personal, y ninguna fuerza de seguridad entraba.

 

 

 

En donde estaba la cabina de música, antes había una caja fuerte, cuando existía una casa de ramos generales. 

 

 

 

 

"Para mi era mejor que los chicos estén adentro del boliche y no en las calles"

 

 

Me llamaba la policía y me preguntaban qué pasaba con la juventud, y yo les decía que ellos querían escuchar música, pasar el tiempo. Yo era un poco papá de todos. Atendía y también custodiaba el comportamiento de los jóvenes.

 

 

Ambiente

 

 

En Step no habían edades: habían chicos y también personas grandes, todo el mundo estaba en la suya. En la pista de baile y la barra, se juntaban unos con otros, había una relación espectacular.

 

 

 

“La música era para todos”

 

 

Hicimos también festejos de casamientos y puedo decir que infinidades de matrimonios salieron de Step.

 

 

Los Domingos se hacían los matiné. Comenzaba a las cuatro de la tarde y a las doce debía cerrar. Entre las diez y las once se llenaba de gente adulta, y se mezclaban los chicos con los adultos.

 

 

 

Conocidos del ambiente en Step

 

 

En una de las noches, llegó y conocimos al Pájaro Caniggia, cuando vino con el juvenil de fútbol. Le encantó tanto el boliche que se quedó sentado en la barra charlando durante tres horas.

 

 

También estuvo Verónica Castro y bailábamos juntos.

 

 

Personajes del ambiente artístico también, cuando se hizo la primera fiesta nacional del Sky, ¡se llenó todo!. Para prepararnos, tuvimos un evento en el año 1986 en La Española y ganamos el primer puesto para ir a realizar la atención de la fiesta.

 

 

 

Después llegaron las modelos a Step.

 

 

 

Los pimpinela también llegaron, y hay una anécdota particular…

 

 

-Primero llegó ella, con una amiga y a la hora apareció su hermano. Resulta que no lo dejaron entrar, porque él quería pasar, al ser un cantante conocido… Pese a esto, no lo reconocieron los muchachos de la entrada y le dijeron que el boliche estaba lleno.

 

 

Se quedó sin entrar. Al otro sábado fue y para resarcir el error, charlamos y pudo disfrutar de Step.

 

 

Algo común que se realizaba todos los años, era festejar los aniversarios de Step y La Pantera.

 

 

Roberto Bagnato y Luis Fernández en un aniversario de La Pantera.

 

 

 

El cierre

 

 

Una vez charlando con Jorge Tascón, coincidimos que un boliche tenía su etapa y después se terminaba. Pienso que me equivoqué… 

 

 

Cuando abren "Ver Disco Club", en la 25 de mayo, lógicamente todos se fueron para allá, como pasa en Esquel cuando abre un lugar nuevo.

 

 

Tuve que haber tenido más perseverancia, pero seguí la idea que hablé con Jorge Tascón, es mejor cerrarlo y recordarlo como si fuera una institución que quedó en la memoria. Además, económicamente no podía sostenerlo más, porque alquilaba el lugar. 

 

 

Me queda en mi mente que estuve 10 años, y puedo decir que los esquelenses, trevelinenses y gente de otras ciudades bailaron los 80 con nuestra música.

 

 

"Me quedo feliz y conforme con lo que hice, verdaderamente fue una etapa muy linda, tanto de Esquel como de mi vida"

 

 

 

Roberto Bagnato es un hombre que innovó de una manera poco vista en Esquel. Es el claro ejempló de empezar desde cero: pasar de nada a montar dos boliches, de los más reconocidos en Esquel y haber aportado y hecho conocer la música del momento, además de la iluminación y el sonido.

 

 

 

 

¡Gracias Roberto por el recibimiento!

 

 

Una historia más, de nuestro Esquel, para mantener de otra manera el recuerdo de lugares históricos que marcaron una época en la ciudad.

 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error