RED43 opinion
12 de Noviembre de 2022
opinion |
Rocío Paleari

Varones al sur: un espacio para la reflexión

Hablamos con Gus Pérez, el creador del espacio Varones al Sur sobre que significa ser varón en estos tiempos.

Pregunta: ¿Cómo llegaste a crear el espacio de Varones en el sur?

 

Respuesta: La cuenta de Instagram “varones al sur” o “Ser varón” nace a fines del año 2020 y la armo en respuesta a una propuesta de un grupo de compañeros con los que compartía un círculo de varones, los cuales estaban iniciando sus respectivas cuentas sobre masculinidades.                               

 

Pregunta: ¿Cuál es la búsqueda de este espacio?

 

Respuesta: Que linda pregunta me haces. Al principio quería mostrar y compartir mi “proceso de deconstrucción” y con eso alentar a otros varones a que lo hagan. Este fue el primer motivo por el que armé la cuenta. Quería exponer mis experiencias para que otros varones puedan tomarlas para sus propios procesos. La realidad es que estaba super manija con el tema y andaba en esa junto a los otros compas del círculo de varones.  Esta idea la sostuve poco tiempo. Me di cuenta al toque, que lo que quería era otra cosa, era otro el camino que debía tomar en el tema de comunicar y hablar sobre masculinidades.

 

 

Me vi en una posición “evangelizadora” de las masculinidades, interpelando a otros varones para que tomen lo que les decía y “se deconstruyan”, me sentí incómodo al darme cuenta de que podía caer en eso. Vi las redes sociales explotadas de cuenta de masculinidades que invitaban a cuestionar todo de todo, sobre todo y quizás desde una mirada superficial del tema; como si fuera lo que dicta la moda.

 

 

Así que a partir de esta reflexión me di cuenta que debía informarme, estudiar e incorporar herramientas que no solamente me aporten a mi proceso personal, si no también que aporten a que mi comunicación en las redes sociales sea completa, con información posta y no solamente “un parecer” mío. Ante esto decidí incorporar a la propuesta la ley ESI, me di cuenta que las masculinidades están dentro de lo que ofrece la ESI. Así nace también “ESI y masculinidades”, que es la propuesta que llevó a las escuelas, a la radio y mis talleres en general.

 

 

No obstante, aun la cuenta no está activa del todo, no estoy subiendo contenidos, ni generando material. A la par de esto estoy interiorizándome en lo que respecta al uso de las redes y a las maneras de comunicar vía redes sociales, por lo que también quiero dedicarle el tiempo a eso para poder ofrecer contenidos interesantes y atractivos.

 


Finalmente, la búsqueda nunca concluye, va mutando, yo voy cambiando y así mis ideas y entendimientos.  El objetivo es claro, comunicar, divulgar todo aquello que respecta a las masculinidades y cómo podemos entender esto llevado a nuestro proceso personal y la vez, como entender el tema masculinidades dentro de la ESI y sus posibilidades en las escuelas.

 

 

Pregunta: ¿Qué es ser varón? Qué pregunta... ¿No?

 

Respuesta: Uff, si, que pregunta. Creo que es la pregunta fundacional para todo aquel varón heterosexual que desee iniciar si proceso de interpelación y reflexión. 

 


Vamos a puntualizar la respuesta en los varones heterosexuales cisgénero. Es importante la aclaración porque debemos tener conciencia que expresiones sobre “lo que es ser varón” existen en muchas y variadas formas. La masculinidad no es propiedad del varón heterosexual si no que es una forma de expresión del género que la encontramos en varones homosexuales, varones trans, identidades no binarias, lesbianas masculinas. En este punto podemos percibir que hablar de masculinidad o” ser varón” refiere a apropiaciones de rasgos culturales que son entendidos para “lo masculino” o “lo femenino” y que son reelaborados a partir de la apropiación de las distintas identidades sexo-genéricas existentes.

 


Ahora bien, esto no aplica al 100% en la masculinidad heterosexual cisgénero. Hay UNA UNICA forma de ser varón heterosexual la cual cumple con características y mandatos que la convierten en una expresión de genero cerrada y limitada, entendiendo que todo aquello que se salga de ese “circulo” o “caja de la masculinidad” (Men’s box) será considerado como una identidad feminizada (Las identidades feminizadas son, además de las mujeres, todas aquellas expresiones genéricas que no son ni masculinas ni heterosexuales; es decir comprende a las mujeres y al colectivo LGBTQIA+).

 

 

Desarrollemos esta idea. En un principio planteo que hacerse esta pregunta es la base para iniciar el proceso que popularmente llamamos “deconstrucción”, lo entiendo así dado que esta preguntar significa dar el primer paso para reconocernos como sujetos generizados; es decir somos parte del género y somos formados genéricamente por la cultura en la que vivimos. Esto es importante dado que históricamente las cuestiones del género eran “cosas de mujeres” donde los varones heterocis estaban por fuera y no se reconocían dentro de esas clasificaciones. Asumir que somos parte del entramado social que construye y jerarquiza los géneros es ubicarse en el lugar que ocupamos en la sociedad; a partir de esto comenzamos a descubrir los conflictos que decantan de lo que conceptualmente llamamos “jerarquización del género”, es decir, como la sociedad patriarcal establece categorías entre los géneros y les otorga relevancia y privilegios según el grupo al que pertenecen; spoiler, los varones somos quienes ocupamos el primer puesto en esta jerarquización y quienes gozamos de vivir en un mundo que está concebido para nuestra comodidad. ¡Pero ojo! Esto no es gratis, a los varones que desean ser parte de ese grupo hegemónico de la masculinidad heterocis se les exige cumplir una serie de mandatos u obligaciones para ser reconocidos como varones y por ende aceptados dentro de ese grupo.

 

 

Entonces luego de haber transitado esta primera instancia donde nos reconocemos como sujetos genéricos, pasamos a la etapa donde descubrimos de qué manera es que nos educan y forman para ser varones heterosexuales. Aquí hacen su aparición los mandatos de la masculinidad hegemónica.

 

 

 

¿Y qué significan estos mandatos?

 


Son las obligaciones que debemos cumplir para que la sociedad nos reconozca como varones heterosexuales. Aquí es importante hacer otra aclaración; mientras que en otras identidades genéricas el proceso se da a partir de la decisión personal de autopercibirse varones o de cualquier otra manera, ósea siendo un proceso interno, en la masculinidad heterosexual la aprobación viene del exterior, es decir, no se da por la propia decisión de ser varón, si no que se da a partir de la imposición externa que nos validan como varones.

 

 

Entonces para que la sociedad nos reconozca como verdaderos hombres deberíamos cumplir con estos mandatos, a saber: Deberíamos ser autosuficientes, siempre debemos poder con todo sin pedir ayuda; deberíamos ser competitivos, siempre dar más, siempre al 110%; deberíamos ser procreadores:; tener hijxs, y en especial hijxs varones, es una muestra de virilidad;  El varón debería ser proveedor, “el que lleva el plato de comida a la casa”; Deberíamos ser protectores, la fuerza y valentía es propiedad del varón y se pone al servicio del sexo débil (todas las identidades feminizadas) El varón debería ser racional, el conocimiento y el uso de la razón es propiedad de los varones; Los varones NO podrían demostrar emociones, las emociones son cosas de chicas, mostrarse rudos y emocionalmente distantes es requisito de la masculinidad; y por ultimo los varones deberíamos ser heterosexuales, nos tienen que gustar las chicas, siempre y a toda hora, sin importar quien sea, si la conozco o no, el varón debe estar sexualmente activo 24/7.

 

 

Es en los mandatos que aparecen los costos y privilegios de la masculinidad heterosexual. Tantos los costos como los privilegios son violencias que ejercemos para con nosotros mismo y para con lxs otrxs, las “identidades feminizadas”.

 

 

Para cerrar, volviendo a la pregunta inicial sobre que significa “ser varón”, encontramos en este recorrido una posible respuesta; Somos sujetos generizados que vivimos en una sociedad que está construida y pensada para nuestra comodidad y que se vale de la apropiación de los tiempos, recursos y cuerpos de otras expresiones genéricas que están por debajo en la escala jerárquica del género.  La masculinidad heterosexual está configurada a partir del ejercicio de la violencia, a veces explicita, otras veces más sutiles, pero siempre presentes y su estatus se mantiene a partir de la subordinación del resto de la sociedad a esta forma de vida que conocemos como patriarcado.

 

 

Por esto es que reconocernos y asumirnos como varones heterosexuales es comprender y aceptar que somos individuos configurados a partir del ejercicio de distintas violencias que son socialmente aceptadas con el fin de asegurar y mantener el statu quo del patriarcado.

 

 

Pregunta: ¿Sentís que en el último tiempo hay más varones preguntándoselo?

 

Respuesta: Yo creo que sí. De alguna u otra manera los varones en la actualidad nos preguntamos sobre estas cosas, con mayor o menos profundidad hay una interpelación sobre lo que está pasando en la sociedad y en el lugar que ocupamos los varones en eso que está pasando.

 

 

Es importante mencionar la relevancia de los feminismos en esta realidad. A partir de movimientos como “Ni una menos”, o las luchas por el aborto seguro, legal y gratuito, o las conquistas por la equidad de género: matrimonio igualitario, ley de identidad de género, la ESI, es que se han puesto en la agenda pública temas que antes no se tocaban. Todas estas luchas llevaron a los varones a reflexionar acerca del rol que ocupamos en la sociedad. Esto lo vemos reflejado tanto en quienes ocupamos lugares de “deconstrucción” o espacios anti patriarcales, pero también en aquellos varones que hoy siguen mostrando resistencias y acrecientan las violencias machistas. En ellos también hay un cambio y se les nota el efecto de los feminismos. La resistencia es muestra de que algo ha cambiado y que no tiene vuelta atrás, lo que se resiste es la pérdida de la hegemonía y los privilegios de género.

 

 

Pregunta: ¿Hay algún espacio o grupo de debate abierto dónde quiénes estén interesados puedan acercarse?

 

Respuesta: En la actualidad en Esquel no tengo conocimiento de que exista un espacio de reflexión para varones. Si deben existir dispositivos dentro de los espacios de salud, adolescencia y protección de derechos que aborden el tema desde sus respectivos campos de acción, pero puntualmente un espacio de reflexión de masculinidades no existe por el momento.

 


Tengo la intención durante el verano de abrir un círculo de varones, pero es un proyecto que está en “veremos” aún.

 

 

Respuesta: ¿Dónde te pueden encontrar? Redes, espacios radiales, etc...

 

 

Pregunta: Me pueden encontrar en la cuenta de Instagram @varonesalsur o “Ser varón” y también cada 15 días participo con una columna de masculinidades en la Radio pública municipal Esquel, en el programa Cultura en altavoz junto al conductor radial Yago Miguens en FM 107.5

 

 

Además, ofrezco el servicio de charlas y/o talleres sobre masculinidades en distintos ámbitos de trabajo. Esto es algo que inicie este año y en lo que he tenido muy buena recepción. Mayoritariamente me han convocado de las escuelas secundarias, pero también he estado presenten en espacios como el consejo deliberante de Trevelin, en el marco de la Ley Micaela, dando la charla acerca de masculinidades, como así también he sido convocado para participar con una charla dentro de la cátedra de “Género y Cultura” del IES818 para hablar sobre masculinidades e interseccionalidad.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error