24 de Abril de 2022
red43-canal |
Lelia Castro

¡El Notro cumple 33 años!: Juan y Melania, apasionados por un oficio con mucho sentimiento

La historia de la tradicional florería ubicada en Rivadavia 1182 de Esquel, contada por quienes hoy se desempeñan en el rubro.

Florería "El Notro" es un local emblema de la ciudad de Esquel, que va camino a cumplir 33 años.

 

Melania y Juan, son quienes están a cargo del local que, según comentan, les deja enseñanzas cada día en el que tienen que desempeñarse para el cliente.

 

 

"Nosotros no somos un matrimonio; juntos llevamos adelante el emprendimiento"; aclara Juan al dialogar con Red43, agregando que lleva más de 50 años en la profesión: "esta florería tiene una historia; comenzó con René Eggman y su esposa. Ellos fueron los que abrieron la florería donde estamos hoy. Se ha modernizado. Antes se llamaba Jardín Los Arrayanes; ellos eran suizos, con el pasar de los años, se pusieron grandes, entonces vendieron el local a "Leli" Roberts de acá de Esquel".

 

 

"Yo empecé a trabajar con él y aprendí el oficio. Tenía maestros que venían de Mendoza en fechas clave, como el Día de la Madre u otros acontecimientos importantes"

 

 

Luego de unos años, Juan se desligó de la florería para continuar otro camino; pero luego de un tiempo, recibió un llamado de Roberts, quien se tenía que mudar a Madryn pero no quería cerrar la florería: "me dijo que quería que yo esté a cargo del local porque fui el único que había aprendido el oficio. Me dejó todos los materiales, acepté y le compré el fondo de comercio. A mi mujer le gustó la propuesta y trabajamos juntos aprendiendo día a día. Luego tuve la oportunidad de hacer un curso en Europa; algo de lo que estamos agradecidos a la vida y a la gente".

 

 

 

Melania, nos cuenta sobre sus inicios en la florería: "Juan me dijo de trabajar con el y tuve que poner en la balanza mi decisión; opté por la florería. Los primeros años me costó mucho, ya que no había una integración con el mercado, hasta que se abrió una escuela de arte floral. Desde allí incorporé conocimientos y se me abrieron muchas puertas, incluso haciendo cursos".

 

 

"Hace unos cinco años, la directora de la Escuela de Arte Floral me eligió para llevarme a estudiar un mes a Europa. Ahorré dinero, pedí prestado, hice un montón de trámites y me fui. Estuve 15 días en Madrid, 5 en Barcelona y 3 en Holanda. Aprendí muchísimo con un diseñador de alta categoría. Allá hay otra cultura y la gente consume mucho"

 

 

En este marco nos detalla que los trabajos que se realizan para casamientos, cumpleaños de 15 o nacimientos, son sus favoritos: "uno tiene que ser muy estricto al elegir colores de las flores. Hay que tener en cuenta contextura de la persona, la piel, la estatura, entre otras cuestiones".

 

 

"También hay momentos tristes, que son los fallecimientos. Pero es parte de lo que hacemos, es un servicio que prestas a la comunidad. No hay horarios; hemos tenido que venir en campera o en camisón a atender gente de pueblos rurales a cualquier hora para cumplir con el servicio"

 

 

Melania es una agradecida a la profesión que eligió: "El Notro significa mucho. Yo me la cargué al hombro con mucho afecto y a veces pienso que es mi casa, más que mi propia casa. Gracias a la florería, mis hijos pudieron estudiar. Es la mejor inversión que he hecho".

 

 

Juan: "Gracias a la florería hemos podido dar estudio a nuestros hijos y con eso, estamos hechos"

 

 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error