RED43 opinion
25 de Septiembre de 2022
opinion |
Rocío Paleari

Me gustas vos, pero más me gusto yo

Una nueva entrega sobre las distintas formas que puede tener el amor (o el des-amor)

Me gustas vos, pero más me gusto yo. Me gustas vos, pero más me gusto yo. Me gustas vos, pero más me gusto yo. Me lo repito como un mantra. Recién me despierto y mientras me preparo para ir a trabajar lo digo una y otra vez en mi cabeza. Entre mate y mete, entre que elijo la pilcha que me voy a poner y me pongo rimmel.

 

 

Pienso que a lo mejor lo que viene no va a estar tan mal. Que te voy a dejar de extrañar antes de lo que me imagino. Que las ganas que tenía ayer de escribirte para que me colgaras los cuadros nuevos que compré se fueron más rápido de lo que pensé. Y por supuesto, el reflejo que tuve dos días atrás de agarrar el celu para contarte lo mucho que me estaba riendo por olvidarme las llaves en un lugar insólito fue solo eso: un reflejo. Y tal vez… simplemente llegó el momento de empezar a ver una nueva serie yo solita.

 

 

Es que si, me encantas. Me encanta tu sonrisa, me encanta como caminas, me encanta esa forma que tenés vos de encontrar siempre las palabras exactas, me encanta lo rápido que sos para pensar. Pero… entre vuelta y vuelta… siempre algo se me queda en el camino. Entre vuelta y vuelta, hago cosas que sé que no son por mí. Entre vuelta y vuelta dejo de hacer lo que yo quería para seguirte a vos.

 

 

Entonces… para no olvidarme… me lo repito.

 

 

<<Me gustas vos, pero más me gusto yo>>

 

 

Y llega tu mensaje. No lo quiero abrir. No lo quiero leer. No lo quiero hacer porque con vos siempre es todo un rollo. Si me cancelas a último momento, el rollo es que en realidad la culpa es mía porque no te ayudé a organizarte. Si te digo que hoy no quiero verte, el rollo es que después de enroscarme con palabras termino yendo a tu casa. Si te engancho mintiendo, el rollo es que eso nunca fue así, la loca soy yo.

 

 

Obvio, nunca falta la amiga que recuerda que en un vínculo siempre a algo terminamos renunciando. Entonces lo pienso y me acuerdo de lo mucho que me gustas… por las dudas me repito otra vez el mantra: me gustas vos, pero más me gusto yo. Y ahí es cuando caen todas las fichas: lo que no me gusta es la persona que soy cuando estoy con vos.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error