opinion |

Este es mi amigo el Puma

Lo que acostumbramos a llamar instituciones necesarias, muchas veces son instituciones a las que nos hemos acostumbrado.

Alexandre de Tocqueville

Según algunos Medios de Comunicación: El Domingo 13 de Abril a media tarde y pasada la medianoche del Lunes 14, en la localidad de La Lonja en Pilar, provincia de Buenos Aires, una zona de población constituida mayormente por casas quintas; se vio un puma que salía de una casa, rondaba las casas vecinas, atacó a dos perros, se escondió en unos pastizales y volvió solo a medianoche, a la casa de donde había salido.

Pero la escala de negligencias no descansa si buceamos un poco más en crónicas anteriores y leemos que las denuncias por este puma datan desde Enero del 2016 en donde los vecinos reclaman tenerlo visto, enumerando además la muerte de gatos, palomas y otros animales como consecuencia de similares fugas de este animal de la casa que lo mantiene cautivo.

Así es básicamente el resumen que ofrecen los Medios en su cobertura del episodio y la vida sigue con todos los problemas cotidianos basada en uno de los religiosos mandamientos mediáticos que dice “no hay tiempo ni perfil mediático para la reflexión porque una noticia tapa a la otra”.

Es decir: lo que no se permite o no se conoce directamente se parodia o se calla y en casos peores se construyen editoriales con opiniones tales como “que original un puma como mascota” o “lo tendría que tener con más seguridad” – avalando el absurdo de tener un animal salvaje en una casa.

Absurdo que además es sostenido por la justicia: Basta con leer y transcribir partes de las crónicas del suceso para que entendamos lo lejos que estamos:

  • De progresar en terrenos ambientales.-
  • De ahondar en el gravísimo problema de desprotección de nuestro medio natural.-
  • De la falta de sustento lógico y jurídico que encierran estos episodios junto a sus víctimas, los animales, libradas al azar y al negocio oscuro del tráfico de animales y de la caza como recurso de diversión.

Ref: Clarin.com/Ciudades/14/03/16
“El animal se había escapado de una quinta ubicada en Benito Lynch 2.900 y fue devuelto a sus dueños que no quisieron dar más datos“, dice la Municipalidad de Pilar sin detenerse a cuestionar:

  • Quienes son estas personas y con qué permiso cuentan para trasladar un animal salvaje sin que nadie se entere y cómo es que lo crían en una casa familiar?
  • Cómo es que desde Enero se sabe que en un hogar hay un puma y no se hizo nada al respecto?
  • Ubicada la locación; como es que no se cita a la justicia a los habitantes del lugar a dar explicaciones por tener un puma en su propiedad?
  • Cómo puede ser que un fiscal resuelva que “mientras se decide qué hacer con el animal, el puma debe quedar en la casa de origen” (sic).
  • De qué origen estamos hablando? El natural o el expropiado?
  • Cómo pueden confirmarles la tenencia de un animal salvaje y riesgoso a personas que probaron no estar capacitados para tal fin y pusieron en riesgo la vida de terceros cometiendo todos los delitos ambientales posibles?

Voy a aprovechar este triste emergente para explicar la situación del Puma como especie en nuestro país así todos tenemos la oportunidad de pensar lo hecho y lo no hecho en esta situación gravísima, preocupante y que no desencadenó una tragedia de milagro pero que,  intenta hacerse pasar como un hecho casual y según parece… destinado al olvido.
El puma, león de montaña o león americano; es un mamífero carnívoro nativo de América. Una de las razones del por qué aún hay pumas en el mundo es por su extenso territorio de pertenencia: comprende desde Canadá, hasta el sur de la Cordillera de los Andes en América del Sur.

Es el segundo mayor félido en el Nuevo Mundo, después del jaguar, y el cuarto más grande del mundo, junto con el leopardo y después del tigre, el león y el jaguar. El puma es un cazador y depredador de emboscada, persigue una amplia variedad de presas, desde los ungulados como el ciervo hasta especies pequeñas como insectos y roedores. Prefiere hábitats con vegetación densa durante las horas de acecho, pero puede vivir en zonas abiertas.

El puma es territorial y tiene una baja densidad de población, se trata de un felino solitario que por lo general evita a las personas aunque es sabido que es una presa de caza por excelencia: su depredador principal es la inconsciencia, la criminalidad y la estupidez humana.

No es la primera vez que se tienen pumas en áreas domésticas: en Bahía blanca también se han denunciado avistaje de pumas en Diciembre del 2015 con gran preocupación entre la población.

El puma además es víctima de atrocidades tales como la caza con perros: La provincia de Córdoba lo ha llevado prácticamente a la extinción depredándolo con Dogos Argentinos. Personalmente he visto registros fílmicos en donde cercenan sus garras y liman sus colmillos para hacerlos pelear en jaulas con perros de presa.

Pro si ustedes creen amigos lectores que el horror tiene un límite concreto, acomódense en sus asientos:

En Noviembre del 2015, en la reserva de Pumakawa – Villa Rumipal, Córdoba, destinada a la protección de animales salvajes víctimas de la barbarie humana; entraron personas y torturaron a un puma hasta matarlo. Los cuidadores del parque alegan que no pudieron escuchar nada extraño porque la reserva está ubicada vecina a una disco y el ruido es ensordecedor. Si como leyeron, una reserva animal conviviendo con uno de los mayores espacios perturbadores recreativos del ser humano.
Aquí la petición en change.org para darle un verdadero sentido proteccionista a Pumakawa y los pocos pumas allí existentes:

En Argentina existen cotos de caza organizados con valor dólar por “pieza”, así cosifica el ser humano y despersonaliza la agresión a otro ser vivo, cada animal muerto es “una pieza” y el puma se encuentra entre las presas mejor pagas por su condición de depredador cazado.

Nuestro país es tristemente visitado por extranjeros que contemplan a nuestra tierra como un santuario fundamental dentro de su circuito de caza anual por la falta de control de fauna y por la permeabilidad, a la hora de exhibir restricciones en la materia, de nuestros gobernantes.

Abundan en Internet con total impunidad estos dantescos menús de caza ofreciendo toda una variedad de víctimas para regocijo individual: uno de tantos ejemplos es cazatur – Nótese que se ofrecen trofeos y el valor de la expedición (u$s) incide en el tipo de animal a matar.

Cuentan en off algunos cazadores que es común en el campo la cría de pumas, jabalíes y demás animales que extraen de cachorros tras matar a sus padres  para habituarlos al olor humano y así la presa no resulte tan extrema en su búsqueda, garantizándole al cliente si o si, un perverso éxito en el final. “Sacale rápido la etiqueta“ dicen a modo de chiste los guías expedicionarios mientras celebran con su cliente el ritual macabro de acabar con la vida animal.

Otro claro ejemplo es la delicada situación en Rio Negro que destaqué en Abril del 2015 bajo el título:quieren matar al puma y al zorro – la liberación estatal de una cacería implacable a estas especies, autorizada por el mismo Gobernador de la provincia Alberto Weretilneck, ofreciendo entre 3 y 5 mil pesos por la cabeza de un puma y $700 por cada piel de zorro.

El motivo? – La depredación del ganado por animales salvajes, pero en vez de interiorizarse por el hábito de caza nocturna del felino y darle al pequeño ganadero la materia prima para construir galpones cubiertos, parece que es más fácil arengar a matar animales y fomentar el tráfico ilícito de pieles y la caza furtiva, entre otros males, sin tener en cuenta la destrucción irrecuperable de enormes ecosistemas que perjudica a todos, incluso a los que les preocupa el problema primario.

He consultado con IUCN Red List – Organización No gubernamental dedicada hace mas de 50 años a investigar el estado de las especies en la lista roja de extinción y con respecto a la situación del Puma,Alistair Burnett (A.B.) me contesta lo siguiente:

A.B.: “La especie está clasificada como de preocupación menor en ciertas regiones de América del Norte, ya que la extensión de su territorio lo protege de la extinción total por ahora. Sin embargo se considera que su población está disminuyendo con respecto a años anteriores por el incremento de la población humana que va tomando sus territorios”.

Como ve esto a futuro mediato?
A.B.: “Desde esta perspectiva social y política de su conservación y gestión presenta numerosos retos.”

Como es la situación del Puma en América del Sur?
A.B.: “En América del Sur se la considera “casi amenzada” – su grado de conservación es más preocupante y su población si bien no está fragmentada, tiende a decrecer”.

PARA PENSAR:

Hay que entender que los recursos son finitos, hace unos años atrás la ONU alertaba acerca de la pérdida de 150 especies (animal/vegetal) por día.

La agrupación PLAGDA – Plataforma Gaditana de Defensa Animal – Nos informa que el comercio ilegal de especies silvestres amenazadas es uno de los negocios más rentables y menos controlados; se venden en mercados urbanos de algunos países. Es la práctica ilícita que más dinero mueve en el mundo, detrás del tráfico de drogas y armas.

Conclusión:

Es un momento tenso y oscuro de la Argentina con respecto al cuidado de su medio ambiente, contrario al pedido popular; se les brinda recurso a las mineras para que sigan explotando el suelo y contaminando a nuestra endeble naturaleza.

En la Argentina no hay cultura de valor por la tierra, se quiere extinguir además la posibilidad de preguntarse si lo hecho está bien o está mal.

Sin embargo hay gente dispuesta, hay una sociedad que va tomando conciencia y se manifiesta aunque nos encontramos con una muralla administrativa que no escucha ni acompaña la sinergia social de querer pensar en una educación con respeto y acción para mejor la calidad de vida de sus habitantes sea de la especie que sea.
El puma es otro de los tantos ejemplos que muestra en temas ambientalistas la falta de cuidado, de control y de organización de un país abierto y permeable para la trampa y la desinformación.
Hay que volver a empezar cuantas veces sea necesario para transformar y transformarnos en una civilización seria y protectora, ese debe ser el legado de contar con “la razón” como herramienta única y distintiva entre los demás seres vivos, alguna vez tenemos que empezar a utilizarla …

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?

N3_N

300px x 300px

| N3_N

Este es mi amigo el Puma

Logín

¿Querés recibir notificaciones de alertas?