RED43 opinion El Horcón
26 de Agosto de 2018
opinion |

De políticos: "Somos buenos porque no reclamamos"

En el Horcón hoy abogamos porque los políticos dejen sus “actos de buenos amigos” y reclamen cuando corresponda.

Escuchar esta nota

Entre los políticos esquelenses  y los linderos de su mismo rango, las cosas no andan bien. En este caso Ongarato y Aleuy los separa una Carta Documento.

 

La basura sigue en escena, mientras no faltan las chicanas políticas. Pero lo asombroso de esto no es ni el reclamo que hacen desde el gobierno de Esquel a Trevelin ni que el gobierno de la Ciudad del Molino no esté de acuerdo con las formas empleadas y además, plantean que van a demostrar que están cumpliendo con lo acordado. 

 

Todo esto de un lado y otro será un capítulo más de esta novela que promete –para la próxima semana- novedades, reuniones y artilugios políticos  que muchas veces, el común de los mortales, no llega a entender .

 

¿Por qué la pelea?, ¿Por qué se firman acuerdos para no cumplirse?   o ¿Se cumplió el acuerdo? ¿Por qué tantas contradicciones cuando basta con revisar el acuerdo y comprobar los números? ¿Ambos intendentes tienen los documentos que respalden sus dichos?. Entonces… ¿Quién miente? Un misterio, por ahora…

 

Lo peor no es el reclamo, ni las desmentidas de un lado ni de otro porque ni los vecinos de nuestra ciudad, ni los de Trevelin, dejamos de afianzar, fortalecer y disfrutar de los lazos que nos unen… los intendentes y sus gobiernos  pasan mientras que  -entre nuestros municipios- cada vez se desdibujan más las fronteras.

 

Lo inquietante  y como hemos dicho: asombroso, es que tanto Aleuy como Roberto Gualco, presidente del Concejo Deliberante de Trevelin , manifestaron –como prueba de su Fe- que nunca habían reclamado por el vertido de afluentes cloacales de Esquel sin tratar, que llegan a Trevelin a través del Rio Percy.

 

No sabemos si aplaudir o llorar por esta  irresponsabilidad  que hoy repiten como muestra de bondad…  

 

Reclamar, a quien corresponda, por una obra que necesitamos, es un deber. El ejemplo escogido para “mira que bueno somos”, no nos sirve a los que vivimos en Esquel ni a los que viven el Trevelin. 

 

Es una irresponsabilidad -de todos los que han sido y son gobierno en Esquel y Trevelin- que a estas alturas no estén las obras para que los efluentes cloacales no vayan al Percy. En este caso faltó compromiso y gestión. También, por supuesto, previsibilidad de que la m… nos llegaba al cuello. 

 

Mejor sería que actos de “buenos amigos” como este no se repitan. La deuda de no reclamar es grande y es con los ciudadanos que hacen y trabajan por el cuidado del ambiente.

 

CHISTE DE YAPA

 

Un jefe de la mafia descubre que su contable había desviado 10 millones de dólares de la caja a su cuenta privada.

El contable era sordo. Por eso fue admitido en la mafia, pues como no podía oír nada, en caso de una eventual detención y proceso, no podría actuar como testigo. 
Cuando el Jefe le fue a preguntar por los 10 millones, llevo consigo a su abogada, que conocía el lenguaje de señas. 
El jefe pregunto al contador: 
- ¿Dónde están los 10 millones que te llevaste? 
La abogada usando el lenguaje de señas, le hizo llegar la pregunta al contador, que a su vez respondió con señas:
- Yo no sé de qué están hablando. 
La abogada lo traduce para el jefe:
- Él dice que no sabe de qué le hablamos.
El mafioso saco un pistola calibre 45 y apunto a la cabeza del contador, gritando:
- Pregúntale de nuevo 
La abogada, por señales, le dijo:
- Él te va a matar si no le cuentas donde está el dinero. El contable responde con señas:
- Ok, ustedes ganaron, el dinero está en una maletín marrón de cuero que está enterrado en el jardín de la casa de mi primo Enzo, en el nº 400 de la calle 26, bloque 6 del barrio Pescadito de Santa Marta.
El mafioso le pregunto a la abogada:
- ¿Qué dice? 
Y responde la abogada:
- Dice que no tiene miedo de morir y que usted es un pobre hijo de p… que no es lo suficientemente hombre para apretar el gatillo…

 

Foto: Julieta Morales (Twitter)

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error