19 de Septiembre de 2021
red43-canal |

Historias en Sepia: De Los Balcanes hasta Esquel

Te presentamos una nueva entrega de Historias en Sepia, con el profesor Jorge Oriola, relatando la llegada de los Balcánicos a la ciudad. 

En una nueva entrega de Historias en Sepia, con el profesor Jorge Oriola, vamos a conocer los detalles de la llegada de los Balcánicos, los inmigrantes que vinieron de la Península Balcánica. 

 

En realidad, ellos no se llaman de esa manera, pero para nosotros fueron un grupo de migrantes que llegaron desde Europa huyendo de las deudas por la miseria posterior a la Primera Guerra Mundial.

 

Todo comienza cuando en una innumerable cantidad de pueblos, expulsaron a miles que personas, que huyendo del hambre llegaron a Argentina a buscar trabajo y acá, lo encontraron. Muchos de ellos se destacaban en las tareas de la construcción y el trabajo de la piedra pulida. 

 

En su mayoría eran hombres solos y jóvenes que contrajeron matrimonio con mujeres criollas de la región o de Chile.  El matrimonio mixto hizo que se perdieran pautas culturales. 

 

Sin embargo, sólo se mantenían algunas tradiciones gastronómicas, pero el idioma original, por ejemplo, se perdió. 

 

Muchos de ellos dejaron las tareas en el ramal o el ferrocarril y se dedicaron al comercio de alimento, sea de ramos generales o en casas de comidas. También hay una persona de apellido griego que tuvo un hotel y estuvo en nuestro pueblo vinculado a la dirección de un Club de Fútbol (El Club Argentino). 

 

Su hija posteriormente llevó adelante la Farmacia Atenas, además podemos mencionar otros comercios tradicionales como la Despensa Albania, Parrilla La Balcánica o El Danubio Azul que fue durante un tiempo una casa de ramos generales en la ciudad. 

 

Asimismo, hay un Bar sobreviviente en Almafuerte y Fontana, hablamos de El Mayoco, en donde hubo un trabajador del ferrocarril que originalmente ayudó a construir una escuela que cerró antes de los años 80.

 

 

 

Además, en los 90 hubo un diario sindical que se llamaba El Obrero, un amigo me brindó imágenes que encontró en la Biblioteca de Buenos Aires sobre artículos del año 1941 y me llamaron la atención las largas listas de trabajadores que cobraban un subsidio en las que aparecen apellidos húngaros, polacos, búlgaros, rumanos y albaneses.

 

De todos ellos, fueron muchos oriundos de la Península Los Balcanes, por eso me tomé el atrevimiento de llamarlos Balcánicos. 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error