23 de Junio de 2020
pais |

La desocupación trepó al 10,4% en el primer trimestre de 2020

Son datos del INDEC y se trata de la peor cifra desde comienzos de 2006. Van 28 meses consecutivos de caída del empleo registrado.

La Encuesta Permanente de Hogares del Indec registró al cierre del primer trimestre 2020 un aumento en la tasa de desempleo a 10,4% de la población económicamente activa, la más alta para ese período desde el primer trimestre de 2006, para el conjunto de 31 aglomerados urbanos relevados. Coincidió con los primeros 3 meses plenos del nuevo gobierno, el cual estuvo afectado en los últimos 10 días de marzo por el inicio de la cuarentena y consecuente parálisis de diversas actividades y del empleo.

 

La estadística ratificó los datos anticipados por la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo para el primer trimestre, al cabo del cual se acumularon 28 meses consecutivos de disminución del empleo registrados en casi todos los tamaños de empresa por cantidad de puestos de trabajo asalariado, y que no sólo se agravó en abril, sino que por efecto de la extensión de la cuarentena se mantendrá en esa tendencia, al menos, hasta el comienzo del cuarto trimestre.

 

Con estos números que publicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) al finalizar el primer trimestre 2020 y antes de la paralización casi total de la economía consecuencia de la pandemia del coronavirus, en la Argentina había en la geografía relevada 1,39 millones de desocupados, con una oferta de 13,4 millones de trabajadores, en ese ámbito. Pero la proyección al total país sube a un total de poco más de 2 millones de desocupados, unos 87.000 más que un año antes, como consecuencia de sendos incrementos en 244 mil personas en la oferta de 156 mil en la demanda laboral.

 

Dado el salto estacional de la desocupación en los primeros tres meses, por el receso de diversas actividades con puestos transitorios, en comparación con el último trimestre de 2019 se sumaron a la legión de personas sin trabajo rentado poco más de 310 mil, al pasar la tasa de desempleo de 8,9% a 10,4% de la oferta laboral total. Un año antes, también recesivo, el salto fue de unos 240 mil trabajadores y la tasa se elevó de 9,1% a 10,1% de la población económicamente activa.

 

Según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) el primer trimestre cerró con un total de trabajadores registrados por debajo de las 12 millones por primera vez desde el segundo trimestre de 2015, y en comparación con el cierre de diciembre acusó disminuciones en todas las franjas de empleadores con más de 25 personas asalariadas, en contraste con un año antes cuando la recesión afectaba de modo dispar al sector productivo y comercial.

 

Mientras que en comparación con un año atrás, la baja también fue generalizada, aunque con algunos sectores que registraron ampliación de la nómina, como la de 2.500 trabajadores, vinculados principalmente con la industria minera y de extracción de petróleo, hasta que se frenó con la cuarentena.

 

Por rama de actividad los sectores más afectados, tanto en el trimestre, como en comparación con el año anterior, fueron la construcción, la industria y el comercio; seguidos por las asociaciones y servicios personales, tareas administrativas; y transporte y logística. En tanto, escaparon de esa tendencia los ocupados en la industria extractiva, principalmente minera; los servicios públicos de electricidad, gas y agua; salud y enseñanza; y de información y comunicaciones.

 

Aunque el escenario se agravó al extremo en abril con la cuarentena plena, con la excepción, principalmente de los trabajadores en todo el sistema de salud, y en menor medida, pero con notable recorte en comparación con marzo en el total de ocupados registrados en la minería, servicios públicos esenciales e información y comunicaciones.

 

 

El informe completo del INDEC:

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error