Dólar Compra $76,75 Venta $81,75
Euro Compra $83,54 Venta $89,50
Real Compra $12,53 Venta $14,04
red43-canal |

Primera mano, con Oscar Antonena: "Chubut comenzó antes con este deterioro"

El ministro de Economía dijo que otras provincias se encuentran en situación similar, económicamente, a la de Chubut, y agregó que la situación actual es mejor a la de hace unos meses, gracias a la ayuda recibida desde Nación.

Chubut se encuentra pasando momentos de gran intensidad, política, social y económica. La provincia enfrenta diversas dificultades, especialmente en lo financiero, que solo se han visto agravadas con la llegada de la pandemia, ya que se frenó la actividad general y se redujeron notoriamente los ingresos a las arcas del Estado.

 

Oscar Antonena es una de las personas que representan y dirigen la provincia, desde su posición como ministro de Economía, y mostró su satisfacción por haber podido anunciar, este viernes, la cancelación del cuarto rango del mes de abril. “Es una buena noticia”, expresó. Otra de las obligaciones prontas a deber cumplir es la del aguinaldo, respecto al cual hay una incertidumbre general, ya que se están planteando distintas posibilidades y la estrategia sería programarlo en función de los ingresos.

 

“Estamos terminando de cancelar la obligación del mes de abril: por lo tanto, tenemos que trabajar con el equipo de gobierno, el señor José Grazzini y el señor Andrés Meiszner, y con los sindicatos, para poder acordar esta obligación. Por otro lado, la Nación ya ha informado que se va a pagar en cuotas, así que está claro que, dadas las circunstancias que estamos atravesando, nosotros necesariamente debemos tener un programa que va a ser, obviamente, en diferentes pagos. No sabemos a ciencia cierta cuándo y cuánto va a ser el cumplimiento de esta obligación”.

 

El ministro comienza a trabajar a las 7 a. m. y termina a las 9:30 o 10:00 p. m., ya que sus obligaciones son de diversa índole y mantiene reuniones con muchos representantes de todos los sectores. Entre su despacho, Casa de Gobierno y el despacho del gobernador, se maneja la gestión del dinero de la provincia.

 

“El gobernador, Mariano Arcioni, lleva codo a codo la gestión: es un superior que, realmente, se interioriza de cada circunstancia que está ocurriendo en todas las jurisdicciones”.

 

Las cuentas de la provincia

 

Hoy, Chubut cuenta con tres fuentes de ingreso principales: las regalías, la coparticipación y los ingresos propios. Hay distintas reparticiones que manejan y proporcionan la información pertinente al ministerio de Economía y, a partir de esos datos, que reciben a diario, el gabinete realiza la proyección. Recientemente, la posibilidad de, verdaderamente, proyectar a futuro, se ha visto reducida.

 

“Hay ingresos que provienen de Nación, y Nación también tiene alguna dificultad con la información que brinda, con lo cual hacemos pronósticos de ingresos alrededor de la semana y los vamos confirmando día a día. De esa manera, podemos afrontar las erogaciones”.

 

Las dos primeras semanas de cada mes los ingresos son muy escasos: la entrada principal ocurre luego de la primera quincena. Se utilizan, por lo tanto, varias herramientas para mitigar esa falta de dinero durante la primera parte del mes, como la emisión de letras, el uso de anticipos financieros por parte de agentes, el fondo fiduciario y todas las herramientas posibles para llevar a cabo la actividad del estado.

 

La Nación tiene un régimen de asistencia que se encuentra delimitado por los índices de coparticipación, para lograr repartir equitativamente entre provincias, y por lo que los distintos ministerios nacionales consideren apto. Estas son las gestiones que lleva a cabo el gobernador.

 

Hoy por hoy, la provincia del Chubut tiene concordancia con el resto de la Nación, porque tenemos provincias como Mendoza, Córdoba o Neuquén que están atravesando una crisis financiera similar a la que pasa en Chubut. Ocurre que Chubut comenzó antes con este deterioro”, declaró el ministro.

 

La reestructuración de la deuda

 

En enero, hubo una presentación de la situación provincial, donde se detalló el plan y donde la deuda de la provincia fue uno de los temas a tratar. Se considera un ítem fundamental, porque mejorar los plazos y términos de cancelación significaría una mayor estabilidad y posibilidad de previsión.

 

La deuda fue concebida en 2016 con “un escenario optimista en cuanto a la forma de devolución”, explica el ministro.

 

“La totalidad del arco político chubutense acompañó este endeudamiento. Hoy por hoy, es necesario revisar esa estructura, porque está claro que hoy cumplimos con esos acreedores, que en su momento brindaron ingresos a la provincia, y no podemos cumplir con los gastos internos. Es muy evidente que un sistema de pago trimestral, con un ahorro previo de las cuotas mensualmente, nos lleva a un estrés financiero en que no podemos dar cumplimiento a las obligaciones internas”.

 

Antonena explica que esta es tan solo una de las varias herramientas a implementarse para mejorar el déficit provincial. El gobernador ya había solicitado a la Legislatura una revisión de este endeudamiento, y este organismo será el encargado de autorizarlo.

 

Respecto a si la decisión inicial de tomar la deuda fue acertada, el ministro aclaró que es difícil hablar hoy, sin conocer los detalles específicos de la situación que se vivía en el momento. “Cuando uno analiza un endeudamiento, debe analizar diferentes escenarios: está claro que por allí fueron muy optimistas los escenarios de repago, y a la vista está que es imposible el cumplimiento”.

 

“Son estructuras en que al poner un vencimiento en el mes de junio o el mes de diciembre, cuando hay que hacer el pago de los aguinaldos, uno debe pensar en qué cantidad de ingresos hay que tener como excedente para poder cumplir con las dos obligaciones, tanto el vencimiento de un bono como de los aguinaldos. La realidad es que sería deseable tener otro tipo de estructura”.

 

“Vamos a tratar de que la próxima estructura tenga, por lo menos, sustentabilidad”, expresó el ministro, sobre la posibilidad de un nuevo endeudamiento a futuro.

 

Cómo afectó la pandemia a los ingresos

 

La pausa en la actividad y la gran reducción en el barril del petróleo generaron pérdidas muy importantes a la provincia del Chubut, superiores al 40 o 45% (en términos generales). Esta falta de ingresos tuvo efectos adversos en todos los sectores, desde la provincia hasta los municipios.

 

El ministro explicó que todo el año será arduo y estresante, especialmente a nivel financiero, ya que, día a día, se analiza cómo destinar los recursos, que son extremadamente escasos.

 

“Nunca mejor el concepto de economía”.

 

“Hay muchísimas necesidades y, así y todo (si bien el objetivo, hoy por hoy, es pagar sueldos), tenemos que afrontar otros gastos de sostenibilidad del estado, que tienen que ver con la obra pública, tienen que ver con los servicios públicos”, expresó. La idea será llegar a fines de 2020 con mejoras.

 

“Estamos finalizando el mes de junio y, habiendo cancelado el mes de abril, estamos adeudando el mes de mayo, que no es un tema menor, con el atraso que nosotros teníamos”. Los 5000 millones de Nación aliviaron la presión y se está trabajando con distintas herramientas para poder llegar a mitigar el déficit.

 

 “Somos un grupo que camina junto y, por sobre todas las cosas, con un liderazgo del gobernador, que todo el tiempo nos hace repensar qué provincia queremos, qué provincia queremos dentro de quince años”.

 

Todo esto y mucho más, en esta entrevista exclusiva de Primera Mano, el programa conducido por Martín Berrade. ¡No te lo pierdas!

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error