RED43 opinion
03 de Abril de 2022
opinion |
Editorial Red43

La decisión de adelantar las elecciones en Chubut refuerza el federalismo y la independencia

La posibilidad de que las elecciones en Chubut se desdoblen respecto del calendario electoral nacional, no fue explicitada aún por el gobernador Mariano Arcioni, pero ya recogió más adhesiones que rechazos.

La posibilidad de que las elecciones en Chubut se desdoblen respecto del calendario electoral nacional, adelantando la convocatoria, no fue explicitada aún por el gobernador Mariano Arcioni, pero ya recogió más adhesiones que rechazos.

 

 

Si bien el mandatario provincial, que tiene la facultad de convocar las elecciones, aún no explicitó su decisión, todo parece indicar que finalmente es lo que sucederá en Chubut: se va a votar en una fecha anterior a las elecciones nacionales.

 

 

Cabe recordar que el propio Arcioni, en 2019, ganó las elecciones con un cronograma diferenciado del nacional.

 

 

Y tal posibilidad no hace otra cosa que reforzar el verdadero sentido del federalismo, poco practicado en Argentina, y darle a los chubutenses independencia a la hora de elegir sus gobernantes provinciales y municipales. Ya que la elección provincial no estará “contaminada” por las campañas nacionales ni habrá candidato a presidente alguno que traccione votos condicionando así el resultado en Chubut.

 

 

Los chubuteneses elegirán a sus gobernantes en base a las propuestas de estos y en función del conocimiento y confianza que les tengan.

 

 

Claro que quienes critican esta posibilidad acusando al Gobierno Provincial de hacerlo por una especulación electoral, son en realidad quienes están especulando con la posibilidad de que alguna alternativa nacional fuerte les otorgue más chances de ganar las elecciones en Chubut.

 

 

Pero en una elección adelantada, sin estar pegada a la nacional, los candidatos ganarán o perderán en nuestra provincia por sus méritos sin padrinazgos de candidaturas nacionales que atraigan votos que de lo contrario no serían para ellos.

 

 

El argumento de que Arcioni pretende adelantar las elecciones como una especulación es una falacia que no resiste el menor análisis. El actual mandatario no tiene posibilidades de ser reelecto  y por lo tanto está fuera de la competencia por la Gobernación de Chubut para el período 2023-2027.

 

 

Por el contrario el actual mandatario no oficializó aún esa decisión y primero busca lograr los acuerdos de todas las fuerzas políticas para que en Chubut se vuelva a votar gobernador, por tercera vez, en una fecha diferente a las elecciones que determinarán quien es el próximo presidente de la Nación.

 

 

Ocupado en ordenar el Estado para dejarlo en manos de quien lo suceda, Arcioni dejó entrever la posibilidad de tener un cronograma electoral independiente del nacional y rápidamente fueron más voces, desde diferentes fuerzas políticas, las que se manifestaron a favor que las que lo hicieron en contra.