RED43 opinion El Horcón
18 de Septiembre de 2022
opinion |
El Horcón

El 2023 que desvela: ¿Pueden surgir candidatos impensados?

Una nueva entrega de la columna de opinión de El Horcón.

La intervención ciudadana ante viejas demandas sin solución ha tomado trascendencia en la ciudad. Los ejemplos son varios y atraviesan la sociedad que quiere Ser y se ha visto postergada ante demandas no resueltas o rumbo sin definir que aúne posibilidades de trabajo, servicios necesarios y crecimiento.

 


De forma contundente, mostrando transparencia y resultados, la cooperadora del Hospital Zonal de Esquel pudo reunir a gran parte de los políticos de la zona, y definitivamente poner en agenda, lo que políticamente se merodeaba y no se concretaba: Esquel necesita un hospital nuevo, la zona también, hace falta definir donde se construye antes de seguir prometiendo en vano; nuestra ciudad y todas las que se verán beneficiadas deben que estar juntas en esta gestión, también su dirigencia.  “Esquel necesita un hospital nuevo” ya es una campaña a la que no pueden estar ajenos los principales jefes comunales, tampoco los legisladores, ni nadie que diga que está preocupado por el bien común. 

 


Este tema es de aquellos que el Estado debe garantizar y hasta la fecha solo se ha hecho cargo de promesas, buenas intenciones y nada más.  Es la sociedad organizada tras un objetivo y con referentes sin ambiciones -más que la del bien común- que esta necesidad está en agenda esperando respuestas concretas y con los ojos de vecinos y vecinas en ello.

 


Otro ejemplo da cuenta del turismo y lo que se pretende hace años y no llega a convertirse en un eje de trabajo: “hay que romper la estacionalidad” se escucha decir -de gestión en gestión- a los funcionarios de turno. Todos lo saben y ahí queda. Para ello se necesitan propuestas que van desde visibilizar los recursos naturales que tenemos hasta generar eventos que también traigan difusión del destino, por la actividad en sí misma y a posteriori. 

 


Decir octubre ya es pensar en tulipanes; el logro viene de la mano de los emprendedores que apostaron a ello, para el próximo mes ya hay reservas y se espera recibir gran cantidad de visitantes. Esto también da cuenta del trabajo en conjunto que debemos llevar a cabo con las ciudades vecinas; las propuestas engloban a una región, la similitud de intereses y geografía nos unen y, a su vez, nos fortalecen; con esto ganamos todos.

 


El medio ambiente es otro de los ítems que nos involucra y nos preocupa; aquellos que se unieron y son parte de “Amigos de la Cascada”, hacen que, con su trabajo e iniciativas, se ponga en valor y se tome conciencia del cuidado, mantenimiento y posibilidades de recreación que nos convoca un lugar como este, muy accesible para todos, de disfrute familiar con importantes posibilidades recreativas y  no menor belleza.  Son también los habitantes de Esquel quienes no esperaron más y, sin más interés que poner en valor la naturaleza que nos es dada aporta tiempo, trabajo y recursos para tener en este sitio un lugar de disfrute, sin descartar el desarrollo de otros eventos que se condigan con pasarla bien y valorar la naturaleza.

 


Otros ejemplos hay, estos son solo algunos de tres ítems que han sido hasta ejes de campaña. Sin embargo, deben alertar a quienes hacen política ¿en qué sentido? Hasta la fecha tanto los que están, como los que pretenden seguir en el 2023, han ocupado uno o más cargos en la gestión pública. El relato no va más con las críticas hacia el otro y la buena voluntad. Las redes sociales tienen una dinámica que hacen de la comunicación una asignatura que para muchos es tan nueva que no llega a comprenderse y se esperan resultados.

 


¿Qué puede suceder? Pues que el próximo periodo quienes hay tienen aspiraciones políticas se queden a la zaga de un candidato o una propuesta que -más que discurso- muestre trabajo desde un anonimato que no lo es tanto porque la gente se comunica, se va conociendo desde la comodidad y el uso de su celular y está respondiendo a convocatorias auténticas, creíbles y transparentes que puede traer sorpresas políticas y parabienes sociales.

 

De Yapa con Borges 

 

En una entrevista, en Roma, un periodista trataba de poner en aprietos a Jorge Luis Borges. Como no lo lograba, probó con algo que le pareció más provocativo: - ¿En su país todavía hay caníbales? - Ya no, - contestó Borges - nos los comimos a todos.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error