26 de Enero de 2017
regionales |

Chubut: tobilleras electrónicas para casos de violencia de género y prisión domiciliaria

Escuchar esta nota

El Gobierno del Chubut, que conduce Mario Das Neves, adquirió un conjunto de tobilleras electrónicas que puso a disposición de la Justicia para que se pueda llevar adelante una prueba piloto en la zona del Valle en los casos de prohibición de acercamiento o de prisión domiciliaria.
En función de esto, el procurador general Jorge Miquelarena y el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Pfleger, acompañados por el subsecretario de Protección Ciudadana del Gobierno, Pablo García, se interiorizaron de los pormenores del funcionamiento del dispositivo electrónico.
Al respecto, García explicó que “esta recorrida fue diagramada y pactada desde el área de Políticas Penitenciarias perteneciente al Ministerio de Gobierno, fundamentalmente para que puedan visualizar y evacuar cualquier tipo de dudas sobre el funcionamiento de este dispositivo que ya estamos prontos a implementar a la espera solamente que nos indiquen quiénes van a ser los destinatarios de las pulseras electrónicas para arresto domiciliario”.
Dijo el funcionario que “queríamos mostrarle cómo es el funcionamiento y luego evacuar evacuar las inquietudes que tenían los doctores, por lo tanto, de esto que es un programa más de seguridad que se ha implementado en esta gestión y que forma parte de una serie de planes para combatir la delincuencia o lo que tiene que ver con la emergencia en seguridad”.
Sin embargo, García destacó, además, que “continuamos trabajando en la inauguración de los diferentes lugares de detención, la declaración de la emergencia en seguridad, la adquisición de vehículos patrulleros y la incorporación de personal para la Policía”.
Por otra parte, el funcionario provincial remarcó que la incorporación de este tipo de dispositivos “liberaría personal policial y recurso material para que puedan estar trabajando justamente en lo que es la prevención del delito y que el trabajo del control del arresto domiciliario se haga a través de estos dispositivos electrónicos”.
Aclaró que “quien va a disponer en qué casos específicamente se van a utilizar lo va a ser la Justicia y de eso también se trata esta reunión que hemos tenido aquí, teniendo en cuenta que nosotros seremos desde el Gobierno provincial quienes vamos a proveer los dispositivos”.
Añadió que “esto es el resultado de “un trabajo arduo realizado por varios organismos de forma articulada que nos ha permitido llegar al fin del protocolo no solamente para implementar las pulseras, sino también el control y la forma de trabajo para que en el momento que se detecte alguna falla o alguna irregularidad se pueda actuar rápidamente y de manera correcta” subrayó García.
Por último, dejó en claro que “nosotros desde el primer día de la gestión hemos trabajado de manera conjunta con la Justicia porque entendemos que es así como se debe trabajar, entendemos que de esa forma logramos mejores resultados y de manera más rápida”.
Por su parte el procurador general de la provincia, Jorge Miquelarena, indicó que “pudimos ver cómo funciona tanto el Centro de Monitoreo como el tema de las pulseras en los casos de personas privadas de la libertad con arresto domiciliario o con prohibición de acercamiento, a ver cómo funciona precisamente el monitoreo de las pulseras, eso es lo que vinimos a ver con el doctor Pfleger”.
Hizo hincapié el procurador en que “la impresión es buena, esperemos que prontamente se puedan implementar porque me parece un sistema probado y efectivo” y agregó que “según nos explicaba la gente de Gobierno, hay un doble monitoreo: por un lado, con Policía y por otro lado con la empresa proveedora que está en Capital Federal que a su vez también se comunica con el Centro de Monitoreo local cada vez que se produce alguna alteración o algún llamado de alerta”.
A su vez, Miquelarena precisó que se utilizará en “individuos que están judicializados, que ha recaído sobre ellos una medida de coerción y que, para morigerar esta medida de coerción, en lugar de estar preso en una alcaidía, para que se entienda, tiene un arresto domiciliario, pero con una pulsera colocada que impide que efectivamente salga de su domicilio”.
En la actualidad dijo que “los arrestos domiciliarios para poder verificarlos, tienen que tener una custodia policial, hacer rondines y la verdad es que nunca va a poder ser tan efectivo como lo sería el tema de la pulsera” remarcó Miquelarena.
Por último, detalló que a partir de su implementación se podrá vigilar “en los casos de prisión domiciliaria que el individuo no salga del domicilio y en el de los casos de violencia de género, se pretende evitar que se acerque a un radio determinado de la víctima” concluyó el procurador general.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error