Dólar Compra $76,75 Venta $81,75
Euro Compra $83,54 Venta $89,50
Real Compra $12,53 Venta $14,04
elecciones |

¿Por qué se redujo la diferencia entre las PASO y las generales?

El Frente de Todos se impuso en primera vuelta, sin embargo Juntos por el Cambio acortó bastante la distancia a nivel nacional. ¿A qué se debió?

Las elecciones de ayer consagraron en primera vuelta a Alberto Fernández como presidente de la Argentina a partir del 10 de diciembre. El ganador y el actual mandatario, Mauricio Macri, ya trabajan en la transición y hoy tuvieron una reunión en la Casa Rosada para intentar que el tiempo hasta la asunción del próximo gobierno sea ordenado.

 

En la mayoría de las provincias se impuso el espacio liderado por el futuro mandatario y Cristina Fernández de Kirchner y eso le permitió superar el 45% necesario para triunfar en primera vuelta sin importar la diferencia con respecto a la segunda fuerza, aunque es un aspecto a analizar el crecimiento que obtuvo Juntos por el Cambio en relación a las Primarias del 11 de agosto. Ambos contendientes tuvieron más votos en comparación con las PASO, pero Fernández no sumó tantos como su rival y, al haber más asistencia de ciudadanos a las urnas esta vez que la anterior, el porcentaje le aumentó menos de un punto. 

 

Este gráfico con la comparación entre los comicios del 11 de agosto y el 27 de octubre ayuda a entender mejor lo que ocurrió:

 

Si se observa con atención, entre el número de votantes que no habían participado en las PASO y los votos que perdieron Consenso Federal, el Frente de Izquierda, Nos y Despertar y si se añade además la menor cantidad votos en blanco y anulados que se registraron, el total es 2.341.088. Es decir, 7.830 sufragios menos que la totalidad de lo que creció la fórmula Macri-Pichetto en las urnas ayer. A todo esto además hay que sumar los números de aquellos espacios que no pasaron las Primarias y quedaron fuera de competencia para las generales: más de 300 mil votantes no contaron con la opción que habían elegido en agosto esta vez y se vieron obligados a cambiar. 

 

Por supuesto que no todos los electores se comportan de la misma forma, pero los números dejan bastante claro un patrón de comportamiento. La elección funcionó en el marco de una gran polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio y el 88,47% de los electores se volcaron por Fernández o Macri. Esto llevó a que muchos votos antikirchneristas que se repartieron entre otros movimientos en las Primarias terminaran volcándose por el actual mandatario ante el "temor" de que vuelva el kirchnerismo, con la intención de por lo menos forzar una segunda vuelta.  

 

En agosto también existió una importante diferencia entre las dos principales fuerzas y el resto, que llevó a que concentren el 79,57% del electorado pero aún así el aumento de 9 puntos en este patrón entre las dos elecciones merece atención para entender los resultados que arrojó el escrutinio provisorio. Sobre todo, porque 8,58% es lo que creció el actual oficialismo en comparación con las PASO.

 

Números de una elección trascendente para la Argentina, que ahora recorrerá hasta el 10 de diciembre una transición en la que los dos candidatos que fueron apoyados por la inmensa mayoría del electorado tendrán que seguir dialogando para aplacar la crisis, sobre todo económica, que atraviesa el país. 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error
elecciones |
elecciones |
elecciones |