X

Día de la Tradición: algunas curiosidades sobre José Hernández y el Martín Fierro

Hoy se celebra el Día de la Tradición en honor a una de las obras más influyentes de la literatura argentina, el Martín Fierro, de José Hernández.

La idea de este día nació como una manera de honrar las costumbres gauchescas. Hernández fue de los primeros en representar, en esta gran obra en forma de verso, la cultura, el lenguaje y el pensamiento de una gran parte del país.

Se dice que el Martín Fierro reflejaba el lenguaje gauchesco, pero, sin embargo, había gauchos en todas partes del país y no se podía hablar de un lenguaje idéntico para todos. Así, a su vez, José Hernández, con su obra, fue en parte artífice de este léxico y consiguió generar una visión más nacional y unificada de la persona del gaucho.

Siempre hablamos del Martín Fierro, pero, en realidad, son dos libros. El primero fue escrito en forma de folletín de muy baja calidad, pero tuvo un éxito rotundo; luego, se escribió, años después, la segunda parte, La vuelta del Martín Fierro. Ambos libros presentan visiones en realidad muy distintas: el primero trata de un gaucho muy disconforme y rebelde de la sociedad que lo rodea, mientras que el segundo es un gaucho que respeta el orden institucional.

Hernández era una persona muy particular. Se cree que tenía memoria eidética, ya que en reuniones le leían largas listas de números al azar elegidos por los invitados y el las repetía, en orden o al revés. Además, le daban la página de un libro y, luego de una primera leída, podía cerrar el libro y recitarla de principio a fin.

Fue diputado y senador, pero se peleó con Sarmiento por la defensa del gaucho y esto causó que fuera exiliado a Brasil. Regresó en forma clandestina a Buenos Aires para visitar a su familia y allí fue cuando escribió su obra magistral, encerrado y oculto en una habitación de hotel.

Los círculos literarios renegaban de su poema, pero los habitantes del país no: en un solo año, 1873, vendió 64,000 ejemplares, un número increíble teniendo en cuenta la población del país y el índice de alfabetización de la época.

Hernández era casado y tuvo seis hijas y un hijo. Cuando enviudó, pedía que le colocarán los platos y cubiertos vacíos a su derecha en la mesa, dónde solía sentarse su esposa.

¡Feliz Día de la Tradición!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Día de la Tradición: algunas curiosidades sobre José Hernández y el Martín Fierro

Logín