VISITAS HOY

7866

X

Elecciones 2019: Entrevista a Crhistian Pasquini

foto
video

El candidato a intendente de Esquel, Crhistian Pasquini, visitó los estudios de Red43 para presentar sus propuestas y sus opiniones sobre diversos temas, como la visión actual del municipio, la megaminería, la concesión de La Hoya y varios más.

Te invitamos a ver la entrevista completa en video.

¿Cuál es la visión que tenés del actual municipio?

R: Entendemos que esta gestión ha incrementado en demasía la planta política: no las secretarías, pero sí quizás muchas subsecretarías y direcciones. Quizá se ha puesto mucho el eje y el acento en la realización de obras y creemos que se han dejado de lado algunos otros aspectos, como lo social, el fuerte apoyo al deporte, a las distintas disciplinas, a lo cultural, a trabajar con las entidades intermedias, con las sedes vecinales, con los referentes deportivos y  culturales. Ese es un poco el diagnóstico y la vuelta de tuerca que le queremos dar al municipio. Las obras son muy importantes, son muy necesarias, pero también es muy necesario lo social. En el deporte, por ejemplo, que es una de las áreas muy cuestionadas, muy criticadas, me parece que hay que trabajar en conjunto con los deportistas, con los clubes, con los referentes o embajadores deportivos de nuestra ciudad y, entre todos, mejorar de a poquito esta hermosa ciudad en la que todos vivimos.

¿Cuáles son las propuestas para el deporte?

R: Hemos enfocado la campaña en proponer cosas, ser proactivos. Si tenemos el acompañamiento de la ciudadanía de Esquel y somos electos el próximo domingo, tenemos no solo un candidato, sino un excelente cuerpo de candidatos a concejales que lo encabezan dos ministros de la provincia y que van a venir a ejercer, uno como presidente del Concejo Deliberante, el otro como presidente del bloque de nuestro partido. También tenemos muchos equipos técnicos, en cada disciplina, en hacienda, en deporte, en cultura, en ambiente. Además, mucha gente independiente que se ha sumado, que no le gusta la política pero quiere aportar. Hemos abierto las puertas y entre todos hemos hecho propuestas en cada área. La idea básica es que la Secretaría de Deportes no esté solo en el gimnasio: sacarla a los barrios. Entendemos el deporte, no como un gasto, sino como una inversión. En tiempos tan difíciles como los que se viven, es un contenedor social. Trabajar mucho con las juntas vecinales, ver en cada barrio qué deporte se quiere practicar y ser una secretaría abierta. La Secretaría de Deportes no solo va a ser de deportes, sino que es de deportes y recreación: cuando uno habla de recreación hemos planteado que en Esquel faltan espacios verdes. Tenemos algunos terrenos municipales, provinciales o de otras entidades que pueden ser utilizados para hacer estos espacios y que cada barrio tenga su sector de recreación, que es muy importante para la contención y la salud de los vecinos.

¿Cómo se puede potenciar el turismo en Esquel, con la concesión de La Hoya de por medio?

R: Yo siempre digo que, si hacemos siempre lo mismo, siempre vamos a tener el mismo resultado. A veces hay que cambiar el enfoque de cómo se venían haciendo las cosas. Creo que para esta decisión del gobernador Arcioni de concesionar La Hoya a una empresa a largo plazo, que finalmente se dio, fuimos los únicos que nos mantuvimos firmes y dijimos esto es lo mejor para Esquel. Ojalá que esta empresa haga bien las cosas, que lleguen muchos turistas, porque si llegan muchos turistas vamos a tener una buena temporada: van a tener una buena temporada los comerciantes, los hoteleros, los que tienen restaurantes, los que tienen algún otro tipo de servicio. Pero también genera trabajo indirecto a mucha gente, a los taxis, a quienes proveen materia prima a un restaurante, a las estaciones de servicio, las casas que venden artesanías, chocolates. Va a dinamizar la economía, va a ingresar dinero. Si no, Esquel vive de la administración pública, cobramos los sueldos y nos prestamos la plata entre nosotros, siempre es el mismo dinero. Va a ingresar dinero que no es el de la ciudad y que seguramente nos hará crecer. Los resultados siempre fueron malos, veníamos con una estadística en que teníamos hace 4 o 5 años 12,000 turistas (estas son estadísticas oficiales de la Secretaría de Turismo) en el año, casi 3200 camas, y hoy estamos en menos de 2600 y el año pasado tuvimos 80000 visitantes. Seguramente si la concesión es buena vendrán nuevos hoteles, nuevos complejos de cabañas, nuevos restaurantes y eso significa nuevos empleos.

¿Cómo se generan puestos de trabajo?

R: Lo primero que hay que hacer es trabajar en conjunto. Nosotros elaboramos la plataforma que tiene que ver con la hacienda, con el sector comercial, la producción. Nos reunimos con 11 contadores que están trabajando en nuestro espacio político. Creo que es un hecho que hay que realzarlo, porque no es un solo candidato el que llega y sabe todo, sino que nosotros tenemos atrás un gran equipo técnico, muchos profesionales que están trabajando. Creo que lo primero, para generar empleo, es entender que es el mayor problema que tenemos en la ciudad de Esquel. Y no es un problema solo de los que están desempleados: es un problema de todos, porque en realidad, esos desempleados los tiene que atender el municipio y cada vez tengo que asistir a más vecinos, tengo que resignar dinero quizás para generar obra pública, para eventos deportivos, culturales, porque tiene que ir todo a la asistencia social o al desarrollo social. Termina siendo un problema de todos. Tiene que ver también con una situación macroeconómica y una política neoliberal del gobierno nacional, que en realidad ha destruido las economías regionales, sobre todo en la Patagonia. Creo que lo que no está existiendo en este momento es entender que el mayor problema es la desocupación y que hay que ocuparse. Vamos a empezar a bajar de a poco. Para eso hay que hacer políticas activas y públicas que vayan orientadas al desempleo. El CAM La Hoya es claramente una política pública que va a generar trabajo en un sector, que es el turismo. La obra pública hay que generarla rápidamente y para eso hay que tener una buena relación y una buena sintonía con el gobernador actual, que seguramente será reelecto por la cantidad de votos que sacó en las PASO. También hay que ir a gestionar, hay que ir constantemente a Rawson. Otra que tiene que ver con los comerciantes: cada vez tenemos menos comercios. Pasamos de tener más de 2000 habilitaciones comerciales a tener 1800: hoy estamos casi en 1600. Significa que el municipio, gastando siempre lo mismo, le tiene que cobrar cada vez más plata a los pocos que están quedando. Yo creo que es al revés, que tengo que generar más comercios y, una vez generados, si yo en vez de cobrarle a 1600 contribuyentes le cobro a 2000 o a 2500 claramente podría hacer un programa para empezar a bajar los impuestos a esos comerciantes. Entendemos que el municipio tiene que ser un amigo del contribuyente, no ponerle tantas trabas para sacar la habilitación: sacar una habilitación comercial digital, tener cierta flexibilidad con aquellos comercios que quizá no trabajen con comida o con salubridad. En estos nuevos proyectos, hay un proyecto de ordenanza en que planteábamos que los primeros seis meses los nuevos comercios, que sean contribuyentes directos de ingresos brutos, es decir, comerciantes locales, y no, por ejemplo, una sucursal de un supermercado, no paguen ningún impuesto. Lo primero es entender que la desocupación es un problema.

¿Cuáles son los proyectos de obras públicas?

R: Otro de los grandes problemas es la falta de servicios básicos en algunos sectores. Vivimos en una ciudad que tiene un alto porcentaje de luz, agua, cloacas y redes de gas. Llevar servicios a los sectores más humildes tendrá que ser prioridad, porque en realidad una persona que tenga agua potable, cloacas, luz o gas, con las bajas temperaturas de nuestra ciudad, significa salud: menos vecinos enfermos, menos niños enfermos. Menos problemas de salud termina siendo menos problemas que tiene la municipalidad. Tenemos un proyecto muy ambicioso de cuadras de pavimento y adoquinado. Hemos tenido charlas con el gobernador y el presidente de vialidad provincial, que tienen la idea y el proyecto de comprar una planta de hormigón para hacer rutas, y me explicaron que se pueden comprar plantas más chicas para hacer pavimento a través de la municipalidad. Somos optimistas de que se podrá hacer o se podrá hacer mucho mejor que ahora.

¿Qué propuestas tiene en cuanto a la planta de residuos?

R: Mañana justamente le pedimos al gerente de la planta poder asistir para charlar con los empleados. La planta de residuos fue muy innovadora en su momento pero hoy está totalmente desvirtuada, culpa absoluta de los funcionarios políticos. Lo primero que se perdió es inculcar a cada vecino que separe la basura en orgánicos e inorgánicos y los días en que hay que sacar cada bolsa. Los empleados sabemos que hoy, en vez de trabajar a turno completo, como lo hacían antes, con horas extra o turnos rotativos, están trabajando en el mismo horario que los empleados municipales, con lo cual no se clasifica muchas veces la basura y, como no se clasifica, va al pozo. Se ha perdido el objetivo de lo que esa gran planta había tenido, que era separar el residuo en origen, llevarlo a la planta, clasificarlo y recuperar la mayor cantidad de residuos para la venta. Ahora, han surgido tres emprendimientos fabulosos dentro de la planta, que reciclan: uno de hongos, uno que hace placas tipo Durlock y otro que hace barras de PVC a partir de los residuos. Se podría seguramente avanzar con muchos otros. La idea es volver al esquema anterior en el cual la planta funcionaba como una planta de reciclado y avanzar en medidas positivas para que hayan más emprendimientos dentro de la propia planta. Y hay que fortalecer y apoyar a los empleados, que tienen garra y espíritu, y hoy están sumamente desanimados con su lugar de trabajo.

¿Cuál es su postura respecto a la minería?

R: En eso hemos sido absolutamente claros. Todos los candidatos en la ciudad de Esquel le hemos dicho no a la megaminería. Es un mandato que viene desde hace 16 años, que no se va a cambiar, pero sí planteo que hay que decirle que sí a muchas actividades. Hay sectores que dicen no a todo, desde su cómodo lugar de que a fin de mes cobran su sueldo de provincia, municipalidad o nación. Y en este combo, en que hay tantos desocupados, la megaminería no es una opción, pero para que nunca más sea una opción tenemos que encontrarle la vuelta a las posibilidades de que la gente que está desocupada o el privado que tiene un comercio, una industria, tenga la posibilidad de crecer como comerciante a partir de otras actividades. Por eso le dijimos que si a la concesión del CAM La Hoya, a la que muchos le dijeron que no. Tenemos que encontrar la forma de que ni siquiera esté latente la posibilidad de la minería en la ciudad de Esquel. Si todos tuvieran trabajo, si los comercios anduvieran bien, no sería una opción. Vivimos en un lugar maravilloso, dentro de todo seguro, sano, con espacios verdes por todos lados: tenemos el Parque, La Hoya, la laguna La Zeta. Vivimos con un entorno precioso que nadie lo quiere perder, y por eso claramente los 5 candidatos que estamos hoy de cara a las elecciones nos hemos manifestado de la misma forma. Pero decirle sí a ciertas actividades.

¿Cuál es el rol que va a tener la juventud?

R: Van a tener un lugar preponderante: ya lo tienen. Yo siempre digo que soy el candidato más joven, tengo 43 años, el resto de los candidatos tienen casi 60 años. Hay una brecha generacional entre mi espacio político y los otros. En mi lista de concejales, sacando a Valeria Saunders, que va a encabezar la lista y que es ministra de Familia, el resto de los candidatos nunca ha sido candidato a ningún cargo electivo. No obstante, tienen amplia experiencia para llevar a cabo el rol que les va a competer en la administración pública. Tenemos un Concejo Deliberante que, en promedio, es el más joven de nuestros adversarios políticos. Eso quiere decir que les dimos un lugar preponderante en nuestras listas de concejales y en nuestros equipos técnicos a los jóvenes. No quiere decir que reneguemos de los que tienen experiencia o mucha formación política: al menos en nuestro espacio contamos, por ejemplo, con Horacio Crea, que es un gran vecino, un gran militante que ha dado mucho por la política local, y lo tenemos como asesor, nos corrige. Es el tiempo de la renovación, de una nueva generación y a eso apostamos también, tanto a nivel provincial como a nivel local.

¿Cuáles son las propuestas para educación? ¿Cómo se debe gestionar para mejorar las escuelas?

R: La educación depende del Ministerio de Educación de la provincia o del Ministerio de Educación de la nación, en algunas cuestiones como las universidades. La municipalidad no es la encargada propia del mantenimiento de los edificios ni de generar carreras o escuelas. Ahí hay que hacer un fuerte vínculo entre el intendente y el gobernador para ajustar algunas cuestiones, por ejemplo, el SUM tan reclamado de la escuela 735. Si el intendente no va a gestionar a Rawson, cuando hay fondos y va otro intendente y dice “Hagamos una escuela en Trelew”, los fondos van para Trelew. Creo que la Universidad del Chubut tiene que tener un edificio propio para arraigarse definitivamente en la ciudad. También hay que hablar con las autoridades de esas dos universidades más la universidad online que tiene Esquel, la Siglo XXI, para ver carreras. Ahí si tiene que estar vinculado el estado municipal, para no traer carreras que no tengan salida laboral y traer en las que sí necesitamos técnicos o profesionales. Tenemos un recurso humano enorme y hay que aprovecharlo.

¿Cuáles son las ideas respecto a la perrera municipal?

R: Ahí trabajamos mucho el año pasado y el anterior a partir de la banca del vecino en un proyecto muy interesante que tiene que ver con la castración masiva de perros y gatos. La perrera tiene que desaparecer, pero para desaparecer tenemos que lograr que no haya tantos perros sueltos, y, para eso, lo que hay que hacer es un programa masivo de castración.

¿Por qué querés ser intendente?

R: No vengo de la política, empecé hace muy poco tiempo. Ojalá hubiera mucha más gente que participe en política, haga política y se vincule con la política, porque es la única manera de cambiar las cosas. Uno, desde afuera, criticando, charlando y haciendo comentarios con los amigos un viernes o con los compañeros de trabajo, no soluciona los problemas de la ciudad. Hay que involucrarse, hacer política. Es la única forma de cambiar las cosas en nuestra ciudad, con errores y aciertos. Quiero hacerlo porque me parece que es la única forma de transformar la realidad de los problemas que uno ve en la ciudad de Esquel.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS

Elecciones 2019: Entrevista a Crhistian Pasquini

Logín