VISITAS HOY

7734

X

La locura de viajar, de competir y de llegar a la meta

Le pasó a Ramiro Urdapilleta quien participó (y con éxito) en el Triatlón “Madre de Ciudades” en Santiago del Estero

Entrenó mucho para estar presente. No le importó el lugar porque en invierno no es temporada de tría en la región. Había que viajar, a pesar de los flacos bolsillos, para ser mejores.

Claro que hay una gran diferencia, en la Patagonia se entrena con lluvia, frio y viento y ese temple sale a relucir en las grandes competencias.

Esto le pasó a Ramiro Urdapilleta, quien hizo un maratónico viaje de 70 horas (ida y vuelta) para unir Esquel con Buenos Aires y Tucumán hasta llegar a las Termas de Rio Hondo, en Santiago del Estero.

Ramiro terminó 10º en su categoría de la “Copa Argentina de Triatlón Madres de Ciudades”, que tuvo lugar días atrás en Santiago del Estero, donde hizo un registro de menos de cinco horas de competencia para sentirse ganador, porque al fin y al cabo estas pruebas tienen “ese no sé qué”, que todos ganan. Porque llegar en un Tria ya es ganar.

Esta tercera edición del Half Madre de Ciudades que tuvo lugar en las Termas de Rio Hondo fue organizado por Alejandro Alegre Capitelli con la fiscalización de la Federación Argentina de Triatlón (FAT) y tuvo como epicentro el Hotel Marina del Faro Spa & Resort donde se nadaron 1.900 metros en el embalse de Termas de Río Hondo, se sumó luego unos 90 kilómetros de ciclismo por la ruta provincial 333, para terminar con 21K de running por la costanera, con vista al dique, considerara uno de los mejores circuitos del noroeste argentino.

 

MIL GRACIAS A TODOS

“Cada vez que ocurre una carrera aparece una buena oportunidad para celebrar. Ya es sabido que uno celebra con cada llegada, con cada día sin lesiones, con cada día de lluvia entrenado. Sumo al festejo este tremendo periodo, preparando la Copa Argentina de Triatlon "Madre de Ciudades" con una ficha puesta a hacer tria en invierno”, destacó Ramiro Urdapilleta, quien como decíamos alcanzó el 10º puesto en su categoría.

Además del esfuerzo de él y su familia, por este medio el triatleta de Trevelin agradece infinitamente a FerroMac, a la agencia Gales al Sur, al comercio Nain Maggie y Kromograf Trevelin, quienes le dieron una gran mano en lo económico para este viaje y, seguramente, para lo mucho que se viene.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

La locura de viajar, de competir y de llegar a la meta

Le pasó a Ramiro Urdapilleta quien participó (y con éxito) en el Triatlón “Madre de Ciudades” en Santiago del Estero

Logín