03 de Enero de 2020
regionales |

El Museo Regional de Trevelin amplía el horario de atención

Lo confirmó su coordinador, Alín Jones.

“Desde enero el Museo Regional permanecerá abierto todos los días de 10 a 20 horas", informó Alín Jones, que se desempeña como coordinador del establecimiento. "Los vecinos de Trevelin y sus parajes contarán con acceso gratuito. Tendrán la oportunidad de conocer la cultura del lugar a través de los objetos históricos que se exhiben en cada una de sus salas”, añadió.

 

Un recorrido por el Museo Regional implica ver las colecciones de objetos históricos de las primeras familias que poblaron el Valle 16 de Octubre, la réplica del Mimosa, la espectacular colección de imágenes de los primeros pobladores  galeses y de los pueblos originarios Mapuches y Tehuelches.

 

El edificio está  ubicado en la calle Molino Viejo 488. El tarifario vigente para esta temporada es de $50 para jubilados, estudiantes y docentes; $100 para turistas nacionales; $200 para extranjeros: cabe destacar que los residentes locales no abonan la entrada.

 

EL RECORRIDO
El Museo Regional Trevelin fue creado en el año 1971 por vecinos de la comunidad que reunieron objetos, utensilios de campo y documentos que testimoniaban el pasado de la colonia. Funcionó en una sala del exmunicipio hasta que en 1985 pasó a ocupar el edificio del histórico Molino Andes donde actualmente se encuentra.

 

Hoy cuenta con siete salas. La primera denominada “Encuentro de dos culturas” y refleja la vida de los pueblos originarios con los inmigrantes galeses, adornada de mapas, fotografías y objetos; la segunda, “Corazón del Molino”, ocupa el espacio en el que en el pasado ingresaba el agua que hacia funcionar toda la maquinaria del Molino Andes. El lugar está adornado por planos de maquinaria, objetos de administración, fotografías y textos de información histórica; el tercer apartado se llama “Actividades rurales” y exhibe conjuntos de objetos del quehacer diario de la vida rural de la colonia; en la cuarta habitación se presentan complejas e imponentes maquinarias agrícolas, que predominaron de las faenas campestres de siembra, cosecha y trilla en las chacras de la zona; las salas cinco y seis contienen una destacada colección de vajilla, vestimenta y armas de la época, entre otros objetos que se destacan en cada una de las vitrinas; por último, en el tercer piso, se adaptó el sector para muestras itinerantes. El lugar ofrece una vista del pueblo que nació a los pies del viejo edificio y una variadísima colección de tazas, latas y teteras que sirvieron durante la ceremonia del té, costumbre arraigada en la cultura galesa desde tiempos ancestrales.

 

A través de sus salas, cuenta la historia de la colonización y la vida de la primera época del pueblo. Se exhiben gran cantidad de elementos que constituyeron la vida cotidiana de aquellos años.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error