24 de Noviembre de 2020
sociedad |

Llegó en el vuelo a Esquel, dice que fue "una desorganización total" y nadie controla su aislamiento

Juana Paramidiani arribó el viernes y criticó la organización en nuestra ciudad. Contó que además habían entregado su valija a otra persona cuando llegó al lugar donde hace cuarentena y nadie la llamó para seguir su aislamiento

Juana Paramidani llegó a Esquel en el vuelo del viernes que partió desde Ezeiza y fue el primer avión de línea que conectó nuestra ciudad con Buenos Aires desde el inicio de la pandemia. En su caso, viajó con su novio y dos gatos desde La Plata al Aeropuerto.

 

"Ya había viajado con los gatos y no había tenido problemas. Fuimos temprano porque sabíamos que podía pasar algo", contó Juana en diálogo con Red43. Sin embargo, cuando llegaron a Ezeiza "nos dicen que no podíamos viajar con los gatos, a partir de ahí fue muy estresante. No sabíamos si íbamos a poder viajar, no podíamos volver a La Plata. Estuvimos desde las 8 hasta las 12 sin una respuesta de nadie y sin comunicación con nadie de la empresa". "No había ni siquiera atención al cliente. Una de las chicas que hacía el check in fue de las únicas con las que pudimos hablar, tuvo que preguntarle al personal del avión y llamamos al Aeropuerto de acá pero tampoco nos daban muchas respuestas, decían que teníamos que esperar", relató la joven.

 

Finalmente, pudieron viajar con las mascotas pero desde que llegaron a Esquel fue una odisea. "Cuando el avión aterrizó toda la gente quería salir, la verdad no había un distanciamiento y habíamos viajado todos juntos. Teníamos que hacer una fila a la entrada del Aeropuerto que era de una cuadra más o menos. Hacía frío y llovía, no eran las mejores condiciones para nadie, había gente adulta también", narró.

 

 

"Nos hicieron hacer una fila, después nos corrieron y tardamos media hora en entrar al Aeropuerto. Cuando entramos nos tomaron la temperatura y nos pidieron el documento para ver si teníamos la declaración jurada".

 

 

Las imágenes que se vieron del interior del Aeropuerto mostraron una gran aglomeración de personas. En este sentido, Juana sostuvo: "No había lugar para estar, fue totalmente desorganizado, no sabíamos dónde ir, dónde iban a tirar las valijas, no había información de nada, de dónde tomar los taxis, la traffic, nada". "No se podía tener distancia adentro, habían 102 personas mas los que se iban a Buenos Aires", consideró.

 

"Al principio habían dicho que hagan fila y retiremos uno por uno la valija. La verdad estaba lloviendo y la gente se empezó a descontrolar, fuimos todos a sacar la valija. Yo estaba con los gatos y no quería que se mojen. Después de eso entramos al Aeropuerto porque había que sacar el ticket para el remis, eso también fue un descontrol porque mucha gente no sabía esto y empezó a quejarse", continuó. En el edificio "nos dieron la idea de hacer la fila en la escalera yendo a la confitería y había gente grande que estaba con las valijas que pesaban 15 kilos y no podía. Era una falta de respeto".

 

"Estuvimos dos horas tratando de que nos den el ticket. No sabíamos los precios, el remis salía $1.000 y me pareció una locura. Dos horas estuvimos esperando ahí después del vuelo, era estresante. Yo tuve que pedirle a un desconocido que me saque el ticket porque no podía esperar más. Cuando me fui y todavía quedaba gente", comentó la joven. También se mostró preocupada porque "en la portada no nos controlaron. Si vamos a abrir el turismo tendría que haber control. No nos pararon cuando pasamos en la trafic".

 

Al terminar el recorrido todavía le quedaba un problema más: "Cuando llegamos acá donde hago cuarentena me perdieron la valija. Se la habían dado a una persona que bajó antes que yo, la tuvieron que traer, la gente de la trafic estaba enojada porque se quería ir a su casa".

 

Finalmente, Juana aseguró que nadie la contactó para verificar si está cumpliendo el aislamiento: "No tengo ninguna comunicación, nadie me llamó para ver si estaba haciendo cuarentena. La estoy haciendo más que nada para cuidar a mi familia pero puede haber gente que no la haga".

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error