Dólar Compra $69,00 Venta $74,00
Euro Compra $75,00 Venta $80,00
Real Compra $12,00 Venta $13,00
sociedad |

Presentaron a Ongarato un protocolo para la vuelta de las actividades religiosas

Se trata de un proyecto de ordenanza que no pudo ser tratado antes del receso legislativo y fue elevado directamente al intendente. "Es una de las pocas actividades que aún no se están desarrollando, no entendemos por qué no se avanza en esta apertura", remarcó el concejal Hernán Alonso.

En la última sesión ordinaria que tuvo el Concejo Deliberante antes del receso legislativo del mes de julio, el concejal Hernán Alonso, presidente del bloque Chubut al Frente, dio a conocer un proyecto para aprobar un protocolo que permita la reapertura de las actividades religiosas en Esquel. Llegó el parate en la actividad y la iniciativa no pudo ser tratada, por eso solicitaron una sesión especial a estos efectos.

 

Sin embargo, Alonso aseguró en diálogo con Red43 que no tuvieron respuesta de parte del presidente del Concejo Deliberante, Alejandro Wengier. Esto llevó a que directamente eleven el pedido al intendente, Sergio Ongarato, durante la jornada de ayer. 

 

Esperan que el mandatario municipal sancione el protocolo mediante una resolución y de esta forma puedan regresar las prácticas religiosas. "Es una de las pocas que aún no se están desarrollando, vemos que gracias a Dios muchas actividades comerciales y sociales se han reactivado, que la ciudad de Esquel sigue sin casos de Covid y no entendemos por qué no se avanza en esta apertura", subrayó Alonso. El edil puso en valor que "para gran parte de la población los cultos y actividades religiosas son muy importantes, sobre todo en un contexto de pandemia, falta de trabajo y un montón de vivencias en las que muchas familias encuentran un espacio de contención en la religión".

 

 

"Esperamos que el intendente tome las riendas y apruebe el protocolo en el corto plazo, tiene potestades para avanzar en este sentido".

 

 

Con respecto a los lineamientos del protocolo, contó: "Estuvo muy trabajado con las iglesias de la ciudad y lo hemos conversado con otras ciudades que ya han habilitado la actividad. Hace mucho hincapié en el distanciamiento social. Establece dos metros cuadrados para cada persona que asista, con lo cual el distanciamiento estaría asegurado, y después se basa en normas aprobadas para otras actividades: desinfección de manos, alcohol en gel, el filtro sanitario". Reveló que también permite los casamientos y los bautismos: "Respetando la distancia social también se podría hacer. Es ilógico que esas actividades no estén permitidas en nuestra ciudad".

 

 

La palabra de Hernán Alonso: 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error