Dólar Compra $69,00 Venta $74,00
Euro Compra $75,00 Venta $80,00
Real Compra $12,00 Venta $13,00
01 de Agosto de 2020
videos |

Cushamen: la nieve, en primera persona

Desde el lugar, los pobladores enviaron un video contando cómo se vive el temporal y pidieron asistencia, no para ellos, sino para los animales.

En las zonas altas de Cushamen, la nieve ha encerrado por completo a los pobladores. Ni siquiera con los caballos se puede avanzar por la altura de la nieve: a pie, se hace completamente imposible.

 

En Ranquil Huao, la situación es casi insostenible. Los habitantes dependen del ganado para subsistir y, este año, la nevada los dejó sin alimento.

 

Para llegar a un lugar con señal de telefonía, a fin de pedir asistencia, deben recorrer grandes distancias. Se encuentran prácticamente varados, con rutas absolutamente intransitables: hace días que intentan hacer una huella, con los animales, para poder avanzar y llegar a destino, pero siempre llegan a un punto en que ya es imposible romper la nieve.

 

Los árboles suman peligro, porque se están cayendo las ramas por el peso. El deseo, según explican, no es que les envíen ayuda directamente a las personas, sino solamente a los animales de las haciendas.

 

“Necesitamos urgentemente que nos vengan a auxiliar con forraje, con comida, máquinas para poder abrir los caminos”.

 

Para cada intento de comunicarse, tardan varios días y, ante esto, desean mostrar cómo es la vida en el lugar.

 

En la escuela que funciona como refugio, Argentina Nehuén, que vive en el lugar, también envió su testimonio: el pedido de ayuda es, siempre, para el ganado, que se está muriendo. No tienen leche, pasto ni maíz y están perdiendo demasiados animales.

 

Hay cerca de un metro de nieve en la mayor parte de la zona.

 

“Mis vecinos están pasando las mismas situaciones”.

 

Pese a que hubo nevadas en años anteriores y el clima suele ser hostil, esta situación fue completamente inesperada.

 

"Realmente necesitamos ayuda"

 

El panorama es desolador y, pese a la asistencia brindada, aún hay lugares a los que no se llega: las pérdidas, este año, serán grandes para las personas que viven en la zona.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error