opinion |
Argonauta

Una película, una serie, un libro

Esta vez, para alivianar un poco el ánimo de las noticias de la semana y el hartazgo de la cuarentena, traemos recomendaciones del género preferido de muchos: la comedia.

Esta semana, volvieron a prohibir las reuniones sociales. Otra vez. En todo el país. La verdad es que ya nos sentimos, por acá, un poco agotados de toda esta cuarentena, de que el coronavirus sea el centro de todas las conversaciones, de los protocolos y de las malas noticias.

 

A veces, solamente queremos divertirnos, relajarnos un poco y olvidarnos de todo lo que sucede a nuestro alrededor. Para eso, existe uno de los grandes géneros: la comedia.

 

La comedia nació en Grecia, con Aristófanes, en la obra Los acarnienses (al menos, es la más antigua que se conoce). Lo más genial de esta obra es que se la puede leer hoy, 2400 años después, y todavía nos da gracia: es como si todo lo que nos da risa no hubiera cambiado en todo este tiempo, como si el humor fuera algo que une a la humanidad a través de su historia.

 

De comedia, hay muchísimo para decir y recomendar. Siempre nos llama la atención que, en general, las comedias tienen mala valoración del público, como si una película por ser graciosa, fuera mala: como nada puede hacer reír a todos, imaginamos que gente que se esperaba atorarse de la risa quizá terminó decepcionada y decidió dar una mala reseña. Para nosotros, debería ser al revés: las comedias deberían tener siempre buena puntuación, por el simple hecho de que te ponen, generalmente, de buen humor (pero como todo, en Internet y en la vida, la gente suele dejar malas reseñas, pero rara vez dejar buenas).

 

Claro que siempre hay excepciones: algunas comedias fantásticas han llegado a ganar varios Óscar y han sido aclamadas por todo el mundo. Esta es una selección muy personal, compuesta de una película, una serie y un libro que, simplemente, nos han hecho reír.

 

 

La película de la semana

 

Piso de soltero (Título original: The Apartment)

 

Hay muchas comedias para recomendar, pero, por lo general, están muy vistas. El apartamento, en cambio, es quizá algo vieja y no conocida por todo el mundo, pero además de ser una bellísima comedia romántica, ganó cinco premios Óscar, incluido el de mejor película.

 

CC Baxter es un oficinista, aburrido de su trabajo, pero con deseos de ascender. Por eso, permite que sus jefes en la empresa usen su departamento para tener sus amoríos, sin problemas con las esposas.

 

Baxter es soltero y está enfocado en el trabajo, pero un día, en el ascensor, invita a salir a la señorita Kubelik. Ella lo deja plantado a último momento, porque está en una crisis en su relación… con uno de los jefes de Baxter, que ha pedido el uso exclusivo de su departamento.

 

Lo genial de esta película, en gran parte, son los retratos de sus protagonistas. Ninguno es tonto, como sería típico en las comedias, sino que ambos están cegados por la idea de ascender socialmente: además, no centran su vida alrededor del romance ni tienen esas ideas fantásticas de felicidad eterna y flores en San Valentín. Al contrario, están hartos de pensar en el amor.

 

La película es un clásico de su género, con fantásticos actores, dirección e historia.

 

Yapa: para el que no tenga ganas de ver una película vieja, hay una comedia española en Netflix que se llama "Que baje Dios y lo vea". Es sobre curas que juegan al fútbol. No tiene desperdicio.
 

 

Recomendada para: adultos y jóvenes.

 

Quiénes deben verla: quienes quieran reírse, pero también reflexionar, ya que tiene su lado dramático.

 

Quiénes no deben verla: quienes no disfruten de las películas viejas.

 

Puntajes: IMDB - 8.3 de 10; Rotten Tomatoes - 94%; Filmaffinity - 8.4 de 10

 

 

La serie de la semana

 

No pensamos dejar de admitir que tenemos una inmensa parcialidad con The Office, pero, como ya la recomendamos, hoy le toca a esta serie.

 

La gracia está en los personajes: se trata de un grupo de detectives de Nueva York, que, entre resolver crímenes y los problemas cotidianos de oficina, tienen relaciones muy particulares entre sí.

 

La trama no es muy compleja, pero la serie es conexa, al contrario de otras comedias más episódicas. Cada policía tiene su particularidad, con algunos estereotipos típicos de este género.

 

En general, es de esas comedias para ver, reírse un rato y olvidarse, pero los personajes son entrañables y da para repetir. Además, tuvo muchos elogios por su representación de las personas LGBT y por su elenco muy diverso.

 

Sumamente recomendable.

 

Recomendada para: adultos y jóvenes.

 

Quiénes deben verla: quienes quieran ver algo liviano y un poco de acción.

 

Quiénes no deben verla: quienes no vean comedias centradas solamente en la personalidad de sus protagonistas.

 

Puntajes: IMDB - 8.4 de 10; Rotten Tomatoes - 95%; Filmaffinity - 7.1 de 10

 

 

El libro de la semana

 

El área 18 (Roberto Fontanarrosa)

 

“Billy asintió con la cabeza y echó el coco al suelo. Se dirigieron hacia uno de los arcos y durante veinte minutos permanecieron rematando hacia la valla, empleando como balón el coco”.

 

Este libro es una parodia del mundo del fútbol. Algunos países eligen como su economía central el petróleo, otros la agricultura: en el caso del pequeño país africano que inventa Fontanarrosa, Congodia, la economía central es el fútbol.

 

El país no tenía nada, y empezó a jugarse la vida al fútbol. Comenzó a apostar con otros países: salidas al mar, minas de diamantes e incluso su propia independencia. Ahora, sus ídolos, en las calles, son estatuas de jugadores: los niños aprenden desde pequeños, en la escuela, táctica y estrategia, y entrenan a diario.

 

Ahora, hay una importante apuesta: una poderosa corporación decide crear una selección de fútbol, con jugadores muy particulares, para ir a jugar al temible estadio nacional de Congodia, ubicado en la cima de un volcán activo.

 

La premisa es muy graciosa, pero más lo es el libro: bajo la capitanía de Best Hama Seller (el James Bond de Fontanarrosa), los jugadores tendrán entrenamientos muy particulares, con fosos con cocodrilos en las líneas del área y cocos en lugar de pelotas de cuero. El libro es, además, sumamente atrapante y divertido, y tiene muchas ironías dedicadas a todas las sutilezas que terminan haciendo del fútbol, a veces, un problema de estado.

 

La genialidad de la manera de escribir de Fontanarrosa también se hace notar. Es corto y se lee rápido.

 

Recomendado para: jóvenes y adultos (por lenguaje y algunas conversaciones entre jugadores).

 

Quiénes deben evitarlo: es como una novela de espías mezclada con mucho humor, situaciones rarísimas y fútbol. Si alguna de esas cosas (o la combinación) no te suena bien, quizá no sea para vos.

 

Quiénes deben leerlo: quienes disfruten de las novelas de Fontanarrosa y quieran leer algo muy particular.

 

Puntaje: Goodreads - 3.9 de 5

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error