05 de Abril de 2021
sociedad |

El arduo trabajo día a día de la sala de terapia intensiva: "No tenemos descanso"

Los trabajadores de la UTI del Hospital Zonal Esquel están alerta minuto a minuto por la pandemia del Covid-19. La jefa de Enfermería de la Unidad de Terapia Intensiva, Silvana Ichazo, informó que "hoy por hoy trabajamos a la par con clínica médica. Es mucho el cansancio y el estrés que tenemos".

Los trabajadores de la UTI del Hospital Zonal Esquel, tienen su quehacer diario y pasan duras batallas para recuperar personas que llegan en un estado muy grave. Además deben poseer bastante experiencia, ya que deben tratar enfermedades letales. Hoy por hoy están alerta minuto a minuto por la pandemia del Covid-19.

 

La jefa de Enfermería de la Unidad de Terapia Intensiva, Silvana Ichazo, dialogó sobre la tarea diaria en el  Hospital Zonal de Esquel.

 

¿Cómo es la ocupación de las camas de terapia intensiva?

 

Hoy ya estaba por ingresar el sexto paciente. Tenemos seis camas en lo que es terapia intensiva, de las cuales venimos en un 90% de ocupación.

 

Tuvimos la oportunidad de armar otra sala, con apoyo de enfermería y de mis colegas de clínica medica, que la mantenemos. En esa sala, hay dos respiradores más.

 

"Esa sala se abre en caso que exista un paciente que requiera de ventilación"

 

 

Falta de personal

 

"Siempre somos dos enfermeros. Hoy por hoy se necesita más ayuda, pero estamos para atender a todos los pacientes. Las personas que están internadas tienen asistencia de un respirador mecánico.

 

En el servicio de enfermería somos 15 personas, de las cuales hay uno que está de carpeta médica. A esto se le ha sumado después de una directiva de la dirección de enfermería, cuatro enfermeros más.

 

"Están aprendiendo, pero lo cierto es que hay procedimientos y técnicas que no la pueden manejar porque no saben, lleva mucho tiempo. Hoy por hoy somos tres por turno, con seis pacientes"

 

 

"Es mucha la demanda que un paciente ventilado tiene. Necesitamos más mano de obra, más personal. Hoy a la mañana eran dos por ejemplo para este trabajo, cuando hay un ingreso del paciente critico, hasta que se logra estabilizarlo lleva mucho tiempo estar alrededor. Sobre todo con un paciente Covid Positivo".

 

Nos pasó que otro paciente se descompense, o dos, mientras estás haciendo un ingreso.

 

Cargas excesivas

 

En este caso, tenés que llamar a otro compañero o me llaman a mi aunque no sea mi horario y voy a trabajar. Hay muchas cuestiones que tenemos que manejarlas entre nosotros.

 

Con un médico tampoco alcanza. Se necesita de mano de obra indispensable, respecto a la criticidad del paciente, y sumado a esto, para trabajar con pacientes de Covid estamos con un equipo de protección personal, y abajo nos ponemos el overol que es algo que no respira, con lo cual ni bien te lo pones comenzás a transpirar.

 

Llevamos horas con eso puesto, si tenés que ir y venir, lo único libre son los ojos.

 

"A veces algún compañero o yo misma nos hemos sentido mal. Ya sea por deshidratación o por que sentís que se te baja la presión. Algunos lo bancamos, otros no tanto y se tienen que retirar"

 

 

Es una forma de trabajar bastante extrema. Aparte de la patología, si ingresa por ejemplo un ACV, tenés que tratarlo igual como paciente Covid . 

 

"No hay descanso. Hoy por hoy trabajamos a la par con clínica médica. Es mucho el cansancio y el estrés"

 

 

Tenés pacientes que salen, y ahí podes ver que el trabajo que uno hace da sus frutos. El cansancio de trabajar tantas horas o tantos días sin franco, es indispensable que la gente tome su licencia. Al principio con el afán de cubrir los turnos uno trabajaba igual, pero hoy por hoy es una necesidad, no podes estar tantos meses sin francos, haciendo guardias extras y  no tener licencia, es inhumano. Trato de dar las licencias como corresponden y nos arreglamos como somos. 

 

En relación a la campaña de vacunación, comentó que ya está vacunada. "Cuando llegó la primer dosis de la vacuna rusa al país, esa misma vacuna fue distribuida en todas las provincias. En primera línea fuimos los primeros en recibir las primeras dosis, en febrero, y la segunda dosis me la aplicaron a los 21 días".

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error