RED43 sociedad Malvinas 40 años
02 de Abril de 2022
sociedad |

Celinda Espinoza: "Saber dónde está mi hijo me dio tranquilidad"

A 40 años de la Guerra de Malvinas, la mamá de Soldado Ricardo Austin, Celinda Espinosa, reflexionó sobre lo vivido y expresó que identificar el lugar donde está su hijo, le "devolvió la tranquilidad". 

La mamá del Soldado Ricardo Austin, Celinda Espinosa, dialogó con Red43 al cumplirse 40 años de la Guerra de Malvinas, en donde su hijo de 18 años, perdió la vida.

 

Celinda vive en la localidad de Tecka, en donde todos los vecinos la conocen por su ardua tarea para sostener viva la memoria de Ricardo, por esto, accedió a relatar su testimonio en esta fecha tan especial.

 

En su casa, repleta de recuerdos y homenajes a su hijo, Celinda expresó que como mamá "siempre estuve esperando alguna noticia de que algún día se haga algo para reconocer a los soldados". 

 

Asimismo recordó que Ricardo partió hacia Malvinas desde Sarmiento, a fines de febrero. En principio, "me mandaba cartas y me decía que no sabía a dónde iban", recuerda Celinda.

 

La vecina de Tecka, conserva  las cartas intactas, y según expresa, allí su hijo le decía que "no me podía contar lo que estaba pasando. Un día me mandaron un telegrama que decía que él venía de vacaciones, pero eso no pasó nunca". 

 

Al momento de ser convocado para Malvinas, "mi hijo estaba apenas incorporado y tenía 18 años. En esa misma condición fueron muchos chicos", sostiene Celinda.

 

"No tuve la posibilidad de despedirme, porque él pensaba que se iba unos meses y volvía a la casa". 

 

Al ser consultada por el transcurrir de los días sin noticia, Celinda relató que "vivimos ese momento con mucho miedo porque no sabíamos que iba a pasar". 

 

Durante ese tiempo Celinda envió telegramas para que pregunten por su hijo, sin embargo, "un día el Jefe del Regimiento de Sarmiento me contó por carta que mi hijo había fallecido en combate el 28 de mayo".

 

 

Viaje a las Islas Malvinas

 

 

Celinda relató que hace pocos años, fue convocada junto a otros padres para viajar a Malvinas, allí se hizo la identificación de los soldados que están en el Cementerio Darwin, "se hicieron todos los análisis y me dijeron que mi hijo estaba en la tumba número 10".  

 

"Antes tenía un placa que decía Soldado solo reconocido por Dios, pero ahora tiene una placa con su nombre".

 

Por último, Celina indicó que "saber dónde está mi hijo me dio tranquilidad, porque antes recorríamos el cementerio y salíamos como si nada".

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error